lunes, 27 de octubre de 2014

Ático de las Letras.



Ático de las Letras
Gran Vía, 11. Madrid

 
El magnifico e impresionante edificio de Iradier.


El actual hotel de las Letras, conocido en el momento de su construcción como Viviendas para el Conde de Artaza, es un inmueble situado en el número 11 de la Gran Vía de Madrid. Fue proyectado por el arquitecto Cesáreo Iradier. Su construcción finalizó en 1917, el edificio forma parte del Catálogo de Edificios del Ayuntamiento de Madrid.

   

El inmueble está construido sobre un solar que anteriormente ocupó el Hotel de Roma. El conde de Artaza adquirió el terreno del antiguo hotel, derruido durante las reformas urbanísticas que condujeron a la creación del primer tramo de la gran Vía de Madrid a inicios del siglo XX.



El popular aristócrata madrileño encargó al arquitecto Cesáreo Iradier la construcción de un edificio residencial en el terreno que había adquirido. Las obras se iniciaron en 1915 y finalizaron de forma oficial en 1917. Obtubieron Mención Especial en los Premios del Ayuntamiento de Madrid a los "Edificios Mejor Construidos del año 1917".


Interior del edificio


Estar.                 
           No hacer
En el espacio entero del estar
estar, estarse, irse
sin ir                      
a nada.                  
            A nadie.
                                        A nada.
                                     
                                               José Ángel Valente (1929-2000)                         



Desde ese mismo año, múltiples firmas comerciales ocuparon los ocho espacios reservados a tal fin que había en la planta baja y el entresuelo. El resto de plantas del edificio estaban proyectados originalmente para ser viviendas. No obstante, en estos pisos acabó por afincarse un hotel, el Hotel Barazal. Se anticipó así el uso que se dio a partir de 2005 al inmueble: tras una remodelación responsabilidad de los arquitectos Virginia Figueras y Franco Corada en el edificio se estableció otro hotel, el Hotel de las Letras.
 














Estilo arquitectónico, se emplea el estilo neoplateresco para revestir un volumen con fachada a tres calles y esquinas redondeadas, coronadas por torreones. El diseño aplica la habitual solución tripartita, que en este caso se acentúa por prescindir de los muros en el basamento de doble altura ritmado casi por completo mediante parejas de esbeltos pilares de granito que señalan el hueco central del portal y los cuerpos angulares, que alternan con delgadas columnas de fundición -ejecutadas por la empresa madrileña de Francisco Iglesias para ofrecer la máxima superficie de escaparates.



En la 7ª planta del Hotel de las Letras las deslumbrantes vistas de la Gran Vía, un oasis en las alturas. Este exclusivo espacio se puede degustar una selección de tapas y cócteles.


Pilar y Carmen haciendo fotografías del maravilloso entorno del hotel



 

 

 




La calidad de los oficios artísticos aplicados: las rejerías ejecutadas por la firma García Nieto y Asins, las vidrieras de Maumejean, y las cerámicas, dinteles  ventanas y tímpanos de arquerías ejecutadas sobre diseños atribuidos a Francisco Arroyo por la fábrica talaverana de Ruiz de Luna. 
   







 




 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario