martes, 30 de agosto de 2016

La meta secreta de los Rosacruces. Jean-Pierre Bayard




Y ya la famosa fraternidad de los Rosa-Cruces declara que por todo el universo circulan vaticinios delirantes. En efecto, tan pronto como ha aparecido ese fantasma (aun cuando Fama y Confessio prueben que se trata de una mera broma urdida por mentes ociosas), inmediatamente ha producido una esperanza de reforma universal, y ha provocado cosas en parte rídiculas y absurdas, en parte increíbles. De esa manera, hombres probos y honestos de diversos países se han expuesto al escarnio y la burla por haber comunicado su amplio patrocinio, o por estimar que hubieran podido presentarse ante estos hermanos...a través del Espejo de Salomón o por algún otro medio secreto. (Christoph von Besold)
 




 Es probable que la mayoría de los supuestos rosacruces, comúnmente denominados así, sólo hayan sido en realidad Rosacrucianos...Puede decirse, incluso, que no lo eran en absoluto, por el mero hecho de formar parte de esas sociedades, lo cual puede parecer paradójico y a primera vista contradictorio, pero sin embargo es perfectamente comprensible...(René Guénon)




 Un día, mientras contaba que había conocido ha Poncio Pilatos en Jerusalén, describía minuciosamente la casa del gobernador, así como los platos que había en su mesa una noche en que había cenado allí. El cardenal Rohan, convencido de que eran puras invenciones, se dirigió al camarero del conde de Saint-Germain, que era un anciano de cabellos blancos y aspecto honesto, y le dijo: "Amigo mío, me cuesta creer lo que dice vuestro amo. Admito que sea ventrílocuo, tampoco pondré en duda que es capad de fabricar oro, pero que tenga dos mil años y haya visto a Poncio Pilatos ya me parece demasiado. ¿Usted estaba presente? "Oh no, monseñor", respondió ingenuamente el camarero, "no soy tan viejo. Sólo llevo cuatrocientos años al servicio del señor conde." (Collin de Plancy, Dictionnaire infernal,París,Mellier,1844)



 

 Se formó, en medio de las más densas tinieblas, una sociedad de seres nuevos que se reconocen sin haberse visto antes, se entienden sin haberse expresado, se ayudan sin ser amigos...Esa sociedad toma del régimen jesuita la obediencia ciega, de la francmasonería las pruevas y las ceremonias exteriores, de los templarios, las evocaciones subterráneas y la audacia inaudita. ¿A caso el Conde de Saint-Germain hizo otra cosa que imitar a Guillaume Postel, que tenía la manía de fingirse más viejo de lo que era? (Marquis de Luchet, París, 1789)
 

 

 Para nuestras Ceremonias y Ritos tenemos dos largas y bellas galerías, en el templo de los Rosa-Cruces. En una de ellas colocamos modelos y muestras de todo tipo de inventos extraordinarios y geniales, en la otra colocamos las Efigies de los principales Inventores. (John Heydon,London,1662)
 



  
  Entre 1614 y 1620 Europa se apasionó por un personaje mítico, fundador de la enigmática Fraternidad de la Rosacruz, el cual maravilló, inquietó y suscitó los comentarios más contradictorios. Durante este período de seis años, aparecieron más de cuatrocientos panfletos y hojas aclaratorias. Los Manifiestos de esta sociedad, que no citan a sus responsables, son recopilados y traducidos, y circulan por los Estados Europeos. Se habla de Cristián Rosa-Cruz, o Christian Rosencreutz, nacido en 1378 y muerto en 1484, cuya sepultura no fue descubierta hasta ciento veinte años después de su muerte, tal como él mismo había anunciado.




 ¿Cuál es la doctrina Rosacruz? ¿Qué tradición iniciática recoge? ¿Quiénes fueron los Rosacruces? ¿Qué ha quedado de la Orden en nuestros días?. Historia, doctrina, tradición y valor iniciático...

miércoles, 24 de agosto de 2016

Terror en el laboratorio



Los tres pecados

Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos. Fernando Pessoa
 


La novia de Frankenstein, 1935

De Frankenstein al doctor Moreau

Han pasado doscientos años desde el lúgubre verano que Lord Byron, John Polidori, Percy y Mary Shelley compartieron en Villa Diodati, decidieron compartir historias terroríficas al calor del fuego. Ninguna ha dejado la huella de Frankenstein o el moderno Prometeo, un mito a orillas del lago Lemán.


 
¿Te pedí, por ventura, creador,
que transformaras en hombre
este barro del que vengo?

¿Te imploré alguna vez que
me sacaras de la oscuridad?

John Milton. El Paraiso Perdido 


La traslación al cine de los monstruos míticos del siglo XIX tuvo un impacto sin precedentes en el imaginario colectivo. Probablemente, debemos buscar su cénit en la criatura icónica de Frankenstein de las películas de la Universal. Una de las manifestaciones más creativas de este amor por los monstruos ha sido el coleccionismo de figuras, que conoció una explosión en los años sesenta con la aparición de las fabricadas por la marca Aurora.



No es extraño que la obra de E.T.A. Hoffmann terminara convirtiéndose en una ópera, pues estaba muy influida por el mundo musical que tan bien conocía. LosCuentos de Hoffmann (1881) fue la obra póstuma de Jacques Offenbach, y enlazaba varios relatos del autor alemán protagonizados por él mismo. Así, en el primer acto Olympia es el propio Hoffmann quien se enamora de la autómata.










 













martes, 16 de agosto de 2016

Poesía clásica china


Puente de Segovia y río Manzanares. Madrid


"El tiempo es como el dinero; no lo perdamos, y tendremos suficiente"





Brilla el rocío

Cristalizadas hierbas del rocío.
Al fin se ha puesto el sol.
Llenad, llenad las ánforas de jade:
La noche acaba de llegar.

El rocío brilla toda la noche
sobre las hierbas y el trébol.
Mas, ¡qué pronto se secará el rocío!
¡Que pronto morirá la noche!

                                                                       Período de Shi Jing
                                                                                           (siglo XI - siglo VI a.C)   

 


La goma y la laca

Un viajero viene de lejos
y me trae un rollo de gasa,
enviada por mi amado.
Pese a mil leguas de distancia,
mantiene invariable su corazón.
La gasa tiene una pareja de tórtolos.
Con ella hago un "Edredon de Felicidad Compartida",
que me cubrirá y me lo recordará a cada instante.
Los ribetes, muy bien bordados, nunca se deshilan.

Cuando la goma se une con la laca,
¿quién podrá separar una de la otra?


 



Luna esplendorosa

Luna esplendorosa.
Ilumina las cortinas ante mi lecho.
Triste, no puedo conciliar el sueño.
Me levanto y me paseo por la alcoba.
Aunque dicen que es feliz la senda del viajero,
prefiero verlo de regreso pronto.
Salgo a la puerta, sola, melancólica.
¿A quien voy a confiar mis tristezas?
Dirijo a la lejanía una última mirada
y vuelvo a mi aposento.
Las lágrimas mojan mi blusa y mi falda.








Título: Poesía clásica china
Edición: Guojian Chen

Traducción: Guojian Chen
Ediciones Cátedra (Grupo Anaya, S.A) 2001

Colección: Letras Universales nº 316
Nº de páginas: 375 







Papayos
Me das unos papayos,
y yo te obsequio un jade.
No es un trueque de regalos,
sino expresión de amistad.
Me das unos melocotones,
y yo te obsequio un jade.
No es un trueque de regalos,
sino expresión de cariño.
Me das unas ciruelas,
y yo te obsequio un jade.
No es un trueque de regalos,
sino expresión de amor eterno.
 


 

La poesía China es una de las más antiguas del mundo. Hay constancia de coplas y poemas escritos, atribuidos a autores del siglo XVIII a.C. La producción poética es además muy copiosa y sus poetas numerosísimos.
















 

domingo, 14 de agosto de 2016

Fiestas de La Paloma


Hotel Mora. Pº del Prado, 32









Mercado de San Antón


Mercado de San Antón

El Mercado de San Antón, la zona tenía un mercado al aire libre en el siglo XIX: un mercado de cajones de madera denominado de "San Antón". Su nombre se debe por encontrarse junto a la parroquia de San Antón (anexa a las Escuelas Pías). El primer edificio se construye bajo el mandato del consistorio madrileño y se inaugura en el año 1945 bajo el proyecto del arquitecto Carlos de la Torre y Costa.


Este puesto del Mercado de San Antón, vende a granel arroces, cereales y especias. La quinoa roja ya cultivada por los Incas, tiene un alto contenido en proteinas, rica en minerales y vitaminas esenciales y no tiene gluten. hay tres variedades, la blanca, la negra y la roja.
 


Bulgur, grano de trigo preparado de una manera específica: el grano se cuece a medias (hirviéndolo parcialmente) se seca y se agrieta o se pisa. Rico en minerales y fibra, así como en antioxidantes: caroteno, luteina, vitamina E, vitamina K. Ya conocido por los emperadores chinos y romanos.

Chía, la Chía es nutritiva y tiene propiedades funcionales, es fuente de fibra, antioxidantes, calcio, proteinas, acidos grasos y omega 3 de origen vegetal.
 


Arroz rosa Glam Wedding (el arroz de los amantes),  colorido como una boda de Bollywood, es sinónimo de felicidad, fertilidad y vitalidad, famoso por su fino aroma afrutado proveniente de esencias de naranja y estracto de espino amarillo chino. Se utiliza como acompañamiento de carnes, pescados y verduras.
 


En pleno barrio de Chueca, este mercado que merece la pena visitar, consta de tres plantas. todas ellas abiertas a un atrio qu inunda de luz permanentemente tu experiencia. 
 


La primera planta orientada al mercado tradicional, productos perecederos, con charcutería, carnicería, pescadería, frutería, pollería, dulces, salazones, delicias del mar...
 


La segunda planta puedes encontrar múltiples opciones gastronómicas, islas para comer in situ o para llevar. Tapas españolas variadas, comida griega llena de ese frescor mediterráneo, una cuidada selección de comida canaria, comida japonesa, un asador tradicional con especialidades derivadas del cerdo, pero traido al siglo XXI, con originalidad, el foie llevado a su máxima expresión, una taberna gastro con más de cien vinos, los mejores ahumados del mercado acompañados de sidra, batidos, zumos y dulces artesanos.
 




La segunda planta cuenta también con la Sala Trapezio, que acoge diferentes iniciativas culturales.
 
 





La tercera planta está dedicada al restaurante y terraza "La cocina de San Antón", donde se pueden comer los productos adquiridos previamente en los puestos de laprimera planta, pero cocinados llevan un suplemento de cuatro euros. El restaurante ofrece un menú diario a mediodía y una amplia carta basada en productos frescos y naturales de temporada, con platos inspirados en la cocina tradicional española con toques internacionales.
 





El Mercado de San Antón representa un nuevo modelo de mercado sostenible, en el que el lucernario central funciona como un enorme colector de energía fotovoltaica y el suelo es de basalto fundido, un material originalmente reutilizado. dispone también de un sistema de recogida que reduce en un 80% el volumen de basura orgánica. El mercado tiene conexión wi-fi gratuita en todas sus plantas.
 





Verbenas de Madrid

La flor de la verbena hay que recogerla de noche y con luna nueva, cuenta la tradición, es la misma planta que los druidas celtas usaban para adivinar el futuro y los romanos para purificar los altares antes de una celebración; la misma que las novias ocultaban bajo su vestido para tener un matrimonio feliz.
 Pero la planta de la verbena fue también la que adornaba las solapas y escotes durante las fiestas del siglo XIX, la relación más directa con las que ahora conocemos. Desde entonces, las verbenas deben su existencia a la adoración de un santo, tema central de este recorrido que nos lleva por los barrios más castizos de la capital.

Verbena
 



Las fiestas de agosto en Madrid culminan, tras la conmemoración de San Cayetano y San Lorenzo, con la que seguramente sea la más popular de todas: la que se hace en honor de la Virgen de la Paloma, que del 14 al 17 de agosto se lleva la verbena de Lavapiés a La Latina.
 




Las verbenas del verano comienzan en la Plaza de Cascorro con San Cayetano. Cada 7 de agosto, sus fieles se acercan a la imagen para besarle el pie derecho, mientras que durante su procesión el objetivo es coger una flor del trono del santo, pues eso asegura trabajo durante un año, siendo como es el patrón de los gestores administrativos y los desempleados.
 La historia de san cayetano siempre estuvo al lado de los pobres y los enfermos. Tanto es así, que se deshizo de todas sus riquezas y vivió de la caridad; ni si quiera podía pedir. Solo cuando la necesidad era extreama, hacia sonar una campañilla. 
 Desde que en el siglo XIX se quemó la iglesia de San Millán en la Plaza de la Cebada, San Cayetano comparte templo con él.
 




Junto a la iglesia de San Cayetano y San Millán, los vecinos de la calle más engalanada de todas, la del Oso, reparten la "limoná", en castizo, como hicieran sus antepasados. La preparan ellos mismos, a base de vino blanco, limón, azúcar y canela, y sirve para animar a locales y visitantes.