miércoles, 27 de febrero de 2013

El jardín de Venus. Félix María de Samaniego (1745 - 1801)




Con el asentamiento de los Borbones a comienzos del siglo XVIII, la sociedad española inició un proceso de renovación que afectó a todas us estructuras. La economía, la hacienda pública, la política, la organización social, el arte, la cultura buscaban nuevos caminos que pretendían dar un impulso a una nación caduca, guiados por los principios de la Ilustración, cuyo ideario irá creciendo paulatinamente.

 Los cambios afectaron también a las costumbres sociales, que pretendían liberarse del oscurantismo del pasado, a la sombra de los modelos franceses y aun italianos que imperaban en la corte.

Se produjeron graves rupturas en la moralidad tradicional al amparo de las nuevas tendencias inspiradas por el vitalismo y el naturalismo. La mujer española libera su cuerpo de la penitencia del castizo corpiño y de los paños oscuros que le daban antaño sus señas de identidad. Gusta de vestidos que descubren sus senos en generosos escotes, ama la lencería fina y los afeites, evita la reclusión en el domicilio familiar.

En la relación entre los sexos se instauraron también algunas costumbres novedosas, que Carmen Martín Gaite describió minuciosamente en su libro "Usos amorosos del dieciocho en España". El chichisveo, el cortejo, con la presencia de un novio galante establecido en el hogar con la autorización del esposo, confirman estos nuevos hábitos. Petimetres y petimetras no sólo visten a la moda, sino que tienen un sentido gozoso de la vida: se divierten en los saraos y los bailes, se lucen en los paseos y las tertulias de los cafés, asisten a los espectáculos teatrales,, según observamos en la descripción crítica de Manuel Antonio Ramírez y Góngora, "Óptica del cortejo" (Madrid, 1774). Con todo, estas costumbres son practicadas de manera desigual por las distintas clases sociales, afectando más a la aristocracia y la burguesía, variando su intensidad con el paso del tiempo. En general se produjo una transformación sustantiva de la sociedad, que recorrió caminos rara vez frecuentados en la tradición española.




Estas nuevas costumbres arruinaban la institución matrimonial. Las mujeres despreciaban el rol tradicional: ni encerradas en casa, ni madres de hijos que impidieran la libertad de movimientos. muchas parejas entraron en crisis, crecieron las separaciones hasta el punto de que el conde de Cabarrús pensó en establecer una ley de divorcio.

En este ambiente creció inexorable la demanda de sexo. Se rompieron los viejos tabúes y nacieron unas relaciones sexuales más libres, tanto prematrimoniales como extramaritales: todos los atrevimientos eran posibles en una sociedad en la que se pretendía vivir bien y gozosamente, algo que fue propiciado por una mayor libertad que nacía de la política ilustrada. Así, las morigeradas costumbres sexuales de antaño dan paso ahora a un amor más libre, al aumento de la prostitución, y a un incremento de las enfermedades venéreas que trajo en jaque a los inexpertos galenos y que produjo una literatura científico-médica muy considerable sobre este tema.




Los alegres libertinos literarios florecieron por toda la geografía española. En los círculos culturales madrileños, especialmente en la famosa Fonda de San Sebastián, durante las décadas de los setenta y ochenta, quedó más patente esta afición. Entre los autores más castizos debemos recordar los nombres de Cadalso y Nicolás Fernández de Moratín, amigos en los versos y en las correrías amorosas.




Título: El jardín de Venus
Autor: Félix María Samaniego
Prólogo: Emilio Palacios Fernández
Diseño: Winfried Bährl
Editorial: Círculo de Lectores
Nº Páginas: 282





La historia de la literatura española nos había transmitido la imagen de un Samaniego fabulista, que dictaba su prédica moral o ilustrada a los niños. Y como prueba de su doble moral, bien vale recordar su imagen: igual que su modelo La Fontaine, el moralista convive gozosamente con el libertino, por más que su libro El jardín de Venus fuera literatura clandestina.

Nació Félix María de Samaniego en 1745 en la villa riojano-alavesa de Laguardia. Cursó estudios en un colegio jesuita de Bayona (Francia), donde se acercó a la cultura francesa y se educó en las habilidades propias del joven moderno (música, danza, idiomas, relaciones sociales...). Colaboró en algunas de las empresas que la Ilustración puso en práctica en el País Vasco. En 1765 fue socio fundador, junto a su tío Javier María de Munibe, conde de Peñaflorida, de la Real Sociedad Vascongada de los Amigos del País y fue partícipe diligente en las actividades sociales y culturales de la misma.

Joven culto y de fácil ingenio, animó las reuniones con sus aficiones dramáticas (se le supone autor de varias obras teatrales perdidas), con sus recitales de música y canto, con su discurso chispeante y ameno que le granjearon la admiración de amigos y extraños.

Aunque estaba unido en matrimonio a la bilbaína Manuela Salcedo (1767), no tuvo hijos, lo cual facilitó su mayor dedicación al servicio público, con auténtico espíritu ilustrado. En este contexto cobran sentido sus ensayos sobre agricultura, sus estudios sobre temas literarios y, en particular, su gestión en el nacimiento y funcionamiento del Real Seminario, que la sociedad fundó en Vergara. Samaniego fue en dos ocasiones director del centro, y bajo su mandato el colegio adquirió una reconocida fama que sobrepaso nuestras fronteras, hasta alcanzar la protección real. Fue en este ambiente escolar donde la habilidad literaria de Samaniego encontró camino con la escritura de fábulas destinadas a los alumnos del centro...



No oso tocarla siempre, no sea que el beso
me abrase los labios. Si, Señor, una breve dicha,
breve y amarga, halla uno en un gran pecado;
no obstante, Tú sabes qué cosa más dulce es.
                                                          A. Charles Swinburne, Laus Veneris


 




lunes, 25 de febrero de 2013

Tirano Banderas. Ramón del Valle-Inclán (1866 - 1936)


Biblioteca Nacional


Obra maestra de Ramón del Valle-Inclán, Tirano Banderas (1926) es una novela excepcional, inusitada en el paisaje. El relato se desarrolla en una imaginaría república americana, Santa Fe de Tierra Firme, sometida a la dictadura de un general, Santos Banderas, en cuyos rasgos se reconoce el rostro esencial de las tiranías que en su momento sirvieron a Valle de inspiración al escribir la obra y que desde entonces no han dejado de proliferar a una y otra rivera del Atlántico.

Punto de partida de las llamadas "novelas de dictadores", de tan importante y copiosa tradición en las literaturas hispánicas. Tirano Banderas destaca tanto por la profunda penetración crítica de la realidad que retrata como por el magnifíco despliegue de recursos narrativos con que acierta a reflejarla, dotándola de una increíble veracidad a la vez que de un impresionante valor simbólico.

Un revolucionario tratamiento del tiempo y de la estructura del relato potencia el prodigio de una lengua que rompe todas las fronteras del español para forjar una identidad nueva y sin embargo reconocible, con la que el idioma alcanza una cima insuperada.

"Méjico me abrió los ojos y me hizo poeta", dejó dicho Valle. 




El patrón, con sólo cincuenta hombres, caminó por marismas y manglares hasta dar vista a un pailebote abordado para la descarga en el muelle de un aserradero. Filomeno ordenó al piloto que pusiese velas al viento para recalar en Punta Serpientes. El sarillo luminoso de un faro giraba en el horizonte. Embarcada la gente, zarpó el pailebote con silenciosa maniobra. Navegó la luna sobre la obra muerta de babor, bella la mar, el barco marinero.
 
Levantaba la proa surtidores de plata y en la sombra del foque un negro juntaba rueda de oyentes: Declamaba versos con lírico entusiasmo, fluente de ceceles. Repartidos en ranchos, los hombres de la partida tiraban del naipe. Aceitosos farolillos discernían los rumbos de juguetas por escotillones y sollados. Y en la sombra del foque abría su lírico floripondio de ceceles el negro catedrático:

Navega, velero mío,
 sin temor,
que ni enemigo navío,
ni tormenta, ni bonanza,
a torcer tu lumbo alcanza,
ni a sujetar tu valor...

 
Café Gijón. Madrid




Ramón del Valle-Inclán (1866-1936) llenó toda su época con su extravagante personalidad y su extraordinaria literatura.

Desde el ciclo narrativo de las Sonatas (1902-1906) hasta la trilogía incompleta de El ruedo ibérico, pasando por las novelas de La guerra carlista (1908-1909), las Comedias barbaras (1907-1922) y su impresionante teatro de vanguardia (dentro del cual ocupan un lugar de honor Divinas palabras y Luces de bohemia, 1920), su espectacular evolución a partir del modernismo de sus primeros años hasta el esperpento conserva en todo momento una profunda coherencia, determinada por su radical compromiso con el lenguaje y su vena de genial estilista.



Tirano Banderas nace como consecuencia de la visita que Valle hizo a México en 1921, pero ya de su primer viaje a este país, en 1892, surge el proyecto de escribir una "Novela de Tierra Caliente", que encuentra soberbia culminación en esta obra máxima.





Título: Tirano Banderas
Autor: Ramón del Valle-Inclán
 
Ilustraciones: Alberto Gironella
Editorial: Galaxia Gutenberg
Nº Páginas: 257




jueves, 21 de febrero de 2013

Relatos de terror. Edgar A. Poe (1809 - 1848)


Edgar Allan Poe


La trayectoria vital del escritor norteamericano Edgar Allan Poe (1809- 1849) fue tan breve como atormentada. Su temprana orfandad, los enfrentamientos con el padre adoptivo, los apuros económicos, la adicción al alcohol y la droga, y sus peculiares relaciones con las mujeres dejaron una huella inconfundible en su obra literaria.




En los cuentos Poe el espanto y el horror que atenazan al lector son con frecuencia el resultado de una exploración psicológica del subconsciente, de la indagación en los rincones más oscuros de la mente humana: de ella proceden las imágenes delirantes que inducen al asesinato a los protagonistas de algunos relatos. ("El corazón delator") y en ella se incuban los insanos deseos de venganza que culminan en crímenes atroces ("El barril amontillado y "Hop-Frog").

Pero si locura y cordura se dan la mano en esos cuentos, en otros el horror es provocado por la razón o la pseudociencia ("El caso de Mr. Valdemar") o por la lógica aniquiladora de la intolerancia y la tiranía ("El pozo y el péndulo").




Títulos originales: "The Masque of the Read Death" (1842), "The Pitand thePendulum" (1842", "The Tell-Tale Heart" (1843), "The Black Cat" (1843), "The Facts in the Case of M. Valdemar" (1845), "The Cask of Amontillado" (1846), "Hop-Frog" (1849).

Autor: Edgard A. Poe
Traducción: J.C. Santoyo y M. Broncano
Ilustraciones: Jesús Gabán
Editorial: Ediciones Vicens Vives, S.A.
Nº Páginas: 89




El estadounidense Edgar Allan Poe nació en Boston el 19 de enero de 1809, hijo de un matrimonio de actores. Huérfano a los dos años, fue adoptado por un comerciante de Richmond, John Allan, de quién tomó el apellido. Entre 1815 y 1820 vivió en Escocia y Londres, donde conocería las brumas del norte mientras aprendía "francés, historia, latín y mucha literatura", sufriendo interno en un pensionado la experiencia de la soledad.De vuelta a América continuó sus estudios y se inscribió en la Universidad de Virginia, pero la abandonó al contraer deudas de juego, que motivaron la ruptura con su padre adoptivo.

En 1827 marchó a Boston y publicó su primer libro, Tamerlán y otros poemas, sirviendo en el ejército hasta su ingreso en la academia militar de West Point de la que acabaría expulsado por mala conducta. Vivió tres años en Baltimore con su tía María Clemm y su prima Virginia en situación de extrema pobreza.





En 1835 obtuvo el puesto de redactor en una revista literaria de Richmond, y al año siguiente se casó con su prima Virginia, de trece años, falsificando su fecha de nacimiento. En 1837 se instalaron en Nueva York, donde apareció "La narración de Arthur Gordon Pym" mientras se trasladaban a Filadelfia.

Edgar trabajaría allí con éxito editorial, aumentando la tirada de varias revistas, aunque sin beneficios económicos para el escritor, que acabó siendo despedido por sus problemas con el alcohol. A fines del 1839 saldría el primer volumen de los "Cuentos de lo grotesco y lo Arabesco", y en 1841, "Los crímenes de la rue Morgue", texto fundacional de la novela policíaca, que presenta el prototipo de detective y las convenciones clásicas del género.


 


En 1849, cuando parecía recuperado y se disponía a casarse con un amor de juventud, fue hallado victima del delírium trémens en una calle de Baltimore, y el 7 de octubre murió en el hospital.


Alegre río, tu cristalino fulgor
 

Tu curso límpido, tu agua errante,
Son un emblema invocador
De la belleza: el corazón abierto,
El risueño serpenteo del arte
En la hija del viejo Alberto.
Más cuando ella en ti se mira y, de repente,
Tus aguas se iluminan y estremecen,
Entonces, el más bello torrente
Y su humilde devoto se parecen,
Pues ambos llevan tu imagen anclada,
Uno en el cauce, otro en el corazón
En ese corazón que su mirada
Intensa, honda, enciende de emoción. 
                                                          Edgard A. Poe             








Título: The Golg Bug (1843), The Murders in the Rue Morgue (1841), The Mystery of Marie Rogêt (1843), The Purloined Letter (1845)

Traducción: Julio Gómez de la Serna
Presentación y Apéndice: Celso Serrano
Ilustración: Enrique Flores
Editorial: Grupo Anaya S.A.
Nº Páginas: 215 

martes, 19 de febrero de 2013

Cyrano. Taï-Marc Le Thanh / Rébeca Dautremer



Basado en  Cyrano de Bergerac
de Edmond Rostand



Cyrano tenía una nariz enorme.
 Cuando fumaba los pelos de la nariz se le chamuscaban siempre...



Cyrano vivía en una época en que las personas viajaban a caballo y...



Cuando se tiene una nariz enorme es como cuando se tienen unas orejas enormes...



 Aunque se tenga la nariz enorme, se puede llevar un vida normal...



Además de ser su prima, Roxana era muy bella.
Tenía un vestido rojo...



había un chinche que detestaba a Cyrano. Se llamaba...



...en los brazos de su amada.









domingo, 17 de febrero de 2013

La Estrella de los Cheroquíes. Forrest Carter (1925 - 1979)


Estado de Tennessee




Cada brillante aguja de pino, 
cada grano de arena de las playas,
cada gota de rocío de los sombríos bosques,
el zumbido de cada insecto,
son sagrados para mi pueblo.

Jefe Seattle. Lago Washington, junio 1854.




Al cumplir los cinco años, el pequeño protagonista de esta historia, que no es sino la autobiografía del autor, queda huérfano y se va a vivir a una cabaña en las montañas de Tennessee con sus abuelos indios; ahí empieza para él una etapa de la vida en la que todo constituirá un aprendizaje.

Pequeño Árbol, pues ése será a partir de ahora su nombre, asimilará las enseñanzas de su abuelo que, poco a poco, irá transmitiéndole los valores cheroquíes. El niño crecerá en el respeto a la tierra, de la cual sabrá tomar sólo lo que necesite, y la tierra le mostrará su fuerza y su magnanimidad; aprenderá a trabajar con sus manos y a respetar ese trabajo; asimismo, conocerá de labios de sus abuelos la verdadera historia de sus antepasados y la guardará dentro de sí como una herencia y una lección de dignidad y valor. 

A través de la elaboración literaria de sus recuerdos de infancia, Forrest Carter vierte en este relato una visión del mundo basada en el respeto a la naturaleza y a los hombres, el amor desinteresado y la sabiduría que emana de una tradición y un pasado sin los cuales no es posible edificar el futuro en paz. Al mismo tiempo, Pequeño Árbol se verá confrontado con el mundo de los blancos, del que también forma parte y que le mostrará su hipocresía y su brutalidad. Ante los ojos de un niño, que crece como un indio en un mundo de blancos y por cuyas venas corre sangre de dos razas, desfilan las contradicciones de dos formas opuestas de entender la vida.
 

 
                                                                        
Forrest Carter nació en 1925 en Oxford (Alabama) y, tras servir en la Marina, cursó estudios en la Universidad de Colorado. Su ascendencia cheroquí ha sido determinante en su literatura, que constituye un testimonio novelado de la vida de los indios americanos, especialmente a partir del momento en que la irrupción del hombre blanco en sus tierras provoca el choque de dos culturas y la adaptación progresiva del pueblo dominado a las reglas  del pueblo dominador.




Todo ello ello desde la perspectiva de un autor en el que ambas razas se cruzan. Sus novelas surgen de un fondo autobiográfico y se completan con testimonios e informaciones tanto de su familia y amigos indios como de una amplia documentación a cerca de las diferentes tribus que habitaban el sudoeste de Estados Unidos.




Título original: The Education of Little Tree
Traducción del inglés: Horacio González Trezo
Foto cubierta: the Image Bank
Editorial: Eleanor Friede Books (para Círculo de Lectores)
Nº Páginas: 269












Rebelión en la granja. George Orwell (1903 - 1950)




Las ilustraciones son del dibujante y caricaturista inglés Ralph Steadman. El autor George Orwell nació en Motihari, Bihar, India británica en 1903 y murió en Londres en 1950.

Períodista, crítico literario y novelista británico George Orwell (seudónimo de Eric Arthur Blair) fue una de las voces literarias más influyentes del siglo XX. miembro de una familia a quién el mismo describió como de "clase baja-alta-media", estudió gracias a una beca en el Eton College de Inglaterra.

En 1922 partió hacia Birmania, donde durante cinco años formó parte de la Policía Imperial; fruto de esta experiencia es Burmese Days (1934), donde revela su rechazo al imperialismo británico. Tras su regreso a Inglaterra en 1927, decidido ya a ser escritor, se traslado a Londres donde, con el espíritu aventurero de su admirado Jack London, conoció el rigor de la pobreza y convivió con vagabundos y marginados; en 1928 completó esa experiencia en París, y de ella nació Down and Out in París and London (1933).




Sensible a la injusticia social, a principios de 1936 realizó una investigación periodística en el norte de Inglaterra, muy castigado por el desempleo, y el resultado fue The Road to Wigan Pier (1937), crónica de las pésimas condiciones de trabajo y vivienda de los mineros.

Al comienzo de la Guerra Civil española (1936-1939) Orwell luchó con el ejército republicano en el frente de Aragón, donde fue herido en la garganta. En 1938 escribió Homage Guard to Catalonia, un conmovedor testimonio histórico. Ese año enfermo de tuberculosis, pasó seis meses en Marruecos.

Durante la Segunda Guerra Mundial formó parte de la Home Guard y trabajó en la BBC. En 1943 entró como director literario en la redacción del diario Tribune. Testigo de su época y fiel a sus ideas socialistas, legó con Animal Farm (1945) la más lúcida fábula jamás escrita contra los estados totalitarios.
 
A fines de 1945 se trasladó a la isla de Jura, en la costa occidental escocesa, donde escribió su última obra, la magistral antiutopía Nineteen Eighty-Four, visión desoladora del poder y la crueldad de una sociedad vigilada. El inhóspito clima de la isla agravó su frágil salud y el 21 de enero de 1950 murió en Londres.













Los Amantes Mariposa. Benjamin Lacombe



Una leyenda oriental
sobre la lucha contra el destino
de unos jóvenes enamorados.





Naoko ha vivido siempre en su diminuto pueblo alejado del
mundo, como si fuera un minúsculo grano de arroz... 





Al cabo de un tiempo Kamo y Naoko llegan a conocerse bien...



La víspera de la boda, Naoko se entera de la muerte de ...



Benjamin Lacombe es un ilustrador, un artista al que admiro. Nació en París en 1982. Y sus dibujos son una obra de arte.