jueves, 4 de junio de 2015

Un valle lleno de cerezas


Valle del Jerte - Valle Cereza

Puerto de Tornavacas


El Jerte es el valle del agua, la unión entre valle y río les lleva a compartir hasta el nombre. Valle y río no se pueden entender sin la tupida red de arroyos y gargantas que los alimentan. Esa lucha de milenios ha formado un puñado de espacios geográficos singulares y de enorme belleza: Las Gargantas del Jerte, auténticos tesoros geológicos y medioambientales.


Risco de La Campana y carretera N - 110


Merced a su valioso patrimonio natural, en el valle confluyen de manera solapada dos redes de espacios protegidos, por un lado la Red Natura 2000 (red europea), con dos espacios de mayor representación: el LIC Ríos Jerte y Alagón y el LIC Sierra de Gredos y Valle del Jerte.

El Valle del Jerte tiene forma de V


Por otro lado, la Red de Espacios Naturales de Extremadura, con la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, situada en gran parte en el término de Tornavacas, y diferentes Árboles Singulares repartidos por el valle. 


El color amarillo de la carquesa.



El valle del Jerte, está compuesto por once municipios unidos en mancomunidad, que se reparten, de forma desigual, los menos de quincemil habitantes que pueblan la comarca.

Valdastillas, Tornavacas, Rebollar, Piornal, Navaconcejo, Jerte, El Torno, casas del Castañar, Cabrero, Cabezuela del Valle y Barrado.





Situación geográfica, entre las estribaciones de la Sierra de Gredos y la ciudad de Plasencia se encuentra la comarca septentrional del "Valle del Jerte", por la cual fluye el río Jerte, afluente del río Tajo. Enclavado entre dos montes de Tras la Sierra y la Sierra de Tormantos. Estas dos sierras superan los 1.000 metros de altitud, en la parte más al norte del valle se encuentra el pico más alto de Extremadura, el Calvitero, con 2.425 metros de altitud.





 
El valle del Jerte ha sido históricamente el paso natural de Extremadura a Castilla. Tierras de trashumancia, todavía se emplea el Camino Real para conducir al ganado a los pastos de verano.

El nombre viene del árabe Xerit, que puede significar angosto o cristalino. El Jerte es ambas cosas a la vez. Nacido a 900 metros, en los altos de Tornavacas, desde donde se divisa el valle en panorámica, cuando pasa por Plasencia, 50 kilómetros después, ya se encuentra a unos 345 metros. En su breve trayecto, recoge las aguas de los arroyos y fuentes que convierten este pequeño valle cacereño en un jardín botánico.






El valle está especialmente indicado para quien goza descubriendo por sí mismo las sorpresas del paisaje: el salto de la trucha que remonta la corriente, la seta jugosa que esconde el robledal, el postrer destello púrpura que arranca el sol a los neveros, vagar por umbrosos senderos que serpentean la montaña, dejarse caer junto al amial acunado por los cálidos mugidos de las vacas, mojar el cuerpo en las chorreras espumosas de cualquier garganta.







El río ofrece numerosos y acogedores charcos donde practicar la natación. Al igual que las placidas gargantas: 
Becedas: Los Papúos, Los Buitres
Las Nogaleas: De San Pedro, La Puria
De Marta: Las rayuelas, Los Sotillos
Tornadero: La Serrá, San Martín
Del Bonal: Los Infiernos

Bajo sus aguas pueden verse buenos ejemplares de truchas del país, las de pintas rojas, y hasta sorprender a la nutria buceando en los asotados recodos.










La reserva natural Garganta de los Infiernos, incluida en la comarca natural altoextremeña del Valle del Jerte, está comprendida entre la vertiente noroeste de la sierra de Tormantos, la vertiente suroeste de la Sierra de Gredos y el río Jerte.

Toda la zona tiene como roca madre el gran bolo granítico originado hace 350 - 200 millones de años (orogenia Herciana) que sufrió modificaciones estructurales hace 40 millones de años (orogenia alpina). Las rocas principales que encontramos son granítos y gneis.

En el cuaternario se produjo un rejuvenecimiento del relieve, conformándose la actual red hidrográfica. En este periodo tuvieron lugar las glaciaciones, durante las cuales los hielos cubrieron gran parte de los sistemas montañosos. Actualmente se pueden observar signos de glaciarismo procedentes de los antigüos glaciares de la ladera (Glaciar de San Martín) y glaciares del valle ( Glaciar de La Serrá).

La máximas altitudes se alcanzan en Castifrío (2.308 m) y en la Cuerda de los Infiernos (2.244 m), que rodean el circo glaciar de la Angostura en la cabecera de la Garganta de la Serrá


Libélula azul del Jerte


"Mi amor flota con nenúfares en un estanque de libélulas azules.
El tuyo es un trío de golondrinas en un bosque de papel."
                                                                                          Manolo García 







No hay comentarios:

Publicar un comentario