sábado, 10 de noviembre de 2012

La prima Bette. Honoré de Balzac (1799 - 1850)



Honoré de Balzac (1799 - 1850)


Honoré de Balzac nació en 1799 en Tours. A los quince años se mudó con su familia a París, donde cursó estudios de Derecho, empezó a escribir y publicó bajo seudónimo sus primeras obras, de escasa repercusión.  Trasintentar introducirse sin éxito en el negocio editorial. Balzac consiguió el reconocimiento como escritor en 1829 gracias a Les Chouans.

En la década de los treinta perfila su estilo costumbrista con obras como Escenas de la vida privada o César Birotteau y, en 1841, firma un contrato para editar bajo el titulo de La comedia humana toda su obra en 85 volúmenes. El ambicioso proyecto, sin embargo, quedo interrumpido por la muerte del autor en París en 1850. La producción de Honoré de Balzac, tan prolífica como influyente, sigue considerándose hoy día una de las más destacadas de la historia de la novela.


Balzac y el dandysmo

El dandysmo fue antes inglés que francés, pero ha sido en Francia donde más se ha intentado el estudio y la comprensión del dandy. Los clásicos a los que me refiero son -sobre todo- ; Balzac, Barbey d'Aurevilly y Baudelaire.(...) Porque Balzac se nos aparece a todos (a través de los retratos y de su linfa en el texto) como un hombre gordo, opulento, desaseado, con abrigos de inmensos y deformados bolsillos en los que se diría llevase restos del esplendor de las cortesanas, de la señorita Grandet, de Goriot y de los cafés, árboles y callejas de París que anduvo, infatigable, día tras día.

Al igual que Galdós se anduvo Madrid y Dickens la servidumbre de Londres de Victoria, donde las ruedas de un tilbury arrastraban barro en costanillas y rincones con costra de humanidad y mugre. Balzac se nos aparece como uno de esos grandes viejos de la novela realista, competidores de la vida en un texto (inmenso; no sinécdoque, sino imagen) que se eleva y arde y dice como un mar, en el que se vive la vida u otra vida, o esa posibilidad de sendas vitales que es todo texto.

Honoré de Balzac había vuelto a instalarse en París, tras un primer intento de asalto al mundo de las Letras que le había devuelto -cansado y sin un céntimo- a la casa paterna. Monta una pequeña imprenta donde pretende hacer una edición cuidada de las obras de Moliére, que cree -junto al regusto literario- una labor rentable. Y, mientras, comienza a trabajar en su Comedia Humana.

Había empezado a escribir años antes, en 1821, bajo el signo agotador, pero prestigioso, de la entonces tan en boga "novela histórica". Su soñado negocio de imprenta fracasará (...). El pequeño taller de imprenta estaba situado en Marais de Saint-Germain, uno de los lugares aristocráticos y fashionables de París que instauraría a Luis Felipe.

En aquel ámbito, pasea el antielegante y grueso Balzac. En 1829 conoce a Girardin, que le hace colaborador de sus revistas, y lo que Balzac publica son artículos y obritas sobre el dandysmo. (...) Tratado de la vida elegante, publicado ya en volumen en 1830 y sin duda su obra más importante sobre el tema.

El antielegante Balzac transforma su ansia de triunfo social, su deseo de participar en el mundo brillante del Faubourg(que tan cerca a visto) en tratados y artículos sobre la elegancia, Balzac se erige (trasladando sus ansias irrealizadas al texto) en elegantólogo del París de los dandys.Luis Antonio de Villena, "Corsarios de guante amarillo".

                                                                          



La Prima Bette


En 1838, un cuarto de siglo después de la caída de Napoleón, París ha dejado de ser el centro de un imperio, pero exhibe aún todo su esplendor. La capital francesa consagra la edad de oro de la alta burguesía y celebra el triunfo de las finanzas y del lujo, de los comerciantes ávidos de dinero y de los nuevos ricos deseosos de presumir.
Un París babilónico, que acoge a su vez otro mundo de obreros míseros y sirvientes resentidos, de usureros al acecho y queridas manirrotas, y donde el acaudalado varón Hulot se pierde en las ciénagas del placer. Para vergüenza de su familia y ruina de su fortuna el prohombre parisiense quedará atrapado en las redes de su amante Valérie Marneffe.
Adeline, esposa virtuosa entre tanta depravación, hará cuanto esté en su mano para que el díscolo marido vuelva al redil.
Cuenta para ello con la ayuda de sus ingenuos hijos. No así con la de la prima Bette, pariente pobre a la espera de la desgracia familiar que vengue todos sus años de humillación.

Publicada por fascículos en 1846 en el periódico Le Constitutionnel, La prima Bette formó parte, junto a El primo Pons, del volumen XVII de La comedia humana, el grandioso y perspicaz retrato de la sociedad francesa surgida tras la revolución de 1789, obra magna de uno de los autores más relevantes de la literatura universal.




La prima Bette se publicó por primera vez, en 1846, en el periódico Le Constitutionnel; coincidía esta fecha con aquella en que concluía la historia, cuyo inicio situaba el autor " a mediados del mes de julio de 1838 ".

Los protagonistas y los acontecimientos eran, pues, contemporáneos de los lectores que la iban siguiendo día a día y hallaban en sus páginas continuas alusiones a hechos y personalidades de la vida pública del momento, tanto nacional como parisina.

De hecho, es a la acomodada clientela burguesa de Le Constitutionnel a quien el novelista halaga deliberadamente - y también critica, llegado el caso -. Al adoptar la técnica de la novela por entregas, que le proporcionaba, además, un mercado mas amplio e inmediato, quiso Balzac emular los triunfos que en este género había alcanzado Eugéne Sue y Alexandre Dumas, entre otros.
 
Aportó, en consecuencia algunas modificaciones a su forma de narrar: redujo las minuciosas descripciones; dio mayor importancia a los diálogos; introdujo gran cantidad de personajes, recuperando, en " papeles secundarios"- o no tan secundarios -, a gran número de protagonistas de anteriores volúmenes de La comedia humana; recurrió a algunos elementos de la novela de intriga; imprimió a la historia un ritmo más rápido al dividirla en capítulos que encabezan prometedores títulos.
 
El formato con que se publicaban las entregas de Le Constitutionnel permitía que los lectores recortasen y doblasen las hojas para conservar la novela completa. Constó está de 38 capítulos, y las aludidas entregas fueron apareciendo entre el 8 de octubre y el  3 de diciembre de 1846.
 
En 1847, Balzac revisó y corrigió su novela para que el editor Louise Chlendowski la publicase en varios volúmenes.
 
La dividió a la sazón en 132 capítulos. Ese mismo año, realizó una nueva revisión para la edición que apareció en Le Musée Littéraire de Le Siécle. En ella, desaparecen los capítulos y el autor prefiere una presentación en párrafos largos con escasos puntos y aparte.
 
Fue esta versión la que, junto con El primo Pons, constituyó, en 1848, bajo el título común Los parientes pobres, el tomo XVII de La comedia humana.
Fue también la última edición realizada en vida de Balzac.



I

De cómo no hay pecho en que la pasión no anide

A mediados del mes de julio del año 1838, iba por la calle de L'université uno de esos carruajes que circulan no ha mucho por las plazas de París y a los que se conoce con el nombre de Milords. Viajaba en él un hombre grueso y no muy alto, que vestía el uniforme de capitán de la Guardia Nacional (...)






Autor: Honoré de Balzac
Título de la edición original. La cousine Bette

Traducción de Mª Teresa Gallego Urrutia
Circulo de Lectores S.A.

Nº de Páginas: 539



Todos vivimos bajo el mismo cielo, pero ninguno tiene el mismo horizonte.
                                                                                              Konrad Adenaver




No hay comentarios:

Publicar un comentario