miércoles, 31 de julio de 2013

Arroz con rape


Estoril (Portugal)
 

Arroz con rape, según la receta del chef José Cordeiro que ha sido distinguido por la Academia Portuguesa de Gastronomía y por la revista Inter Magazine,  que ejerce su profesión en Lisboa. 
   
Fotografía: Bruce Robinson y Corbes. Señuelo de rape
   

 El rape es un pez de aspecto iracundo que vive en aguas profundas, tiene motivos para ser un gruñón.Vive en el hábitat más inhóspito con diferencia de la Tierra: el solitario y oscuro fondo del mar.

 Hay más de 200 especies de rape. La mayoría vive en las profundidades de los océanos Atlántico y Antártico, hasta 1500 metros por debajo de la superficie, aunque algunas especies habitan lugares tropicales  poco profundos.

 Su color suele ser gris oscuro o marrón oscuro, tiene una cabeza enorme y gigantesca boca en forma de media luna, llena de dientes afilados y traslúcidos. National Geographic
 


                                                                             

Ingredientes
 
1300 kg. de lomo de rape limpio
250 gr. tomate limpio de piel y semillas
250 gr. de cebolla
200 gr. de pimiento verde
200 gr. de pimiento rojo
30 gr. de ajo fresco
Aceite de oliva virgen (0,7 de acidez)
2 dl. de vino blanco
30 gr. de cilantro fresco
400 gr. de arroz
450 gr. de gambas 20/30
15 gr. de pimienta cayena (2 unidades)
30 gr. de limón en (zumo)
sal
2 l. de caldo de pescado y gambas
 

Preparación

Cortar el rape en trozos de 2 cm., añadir sal y zumo de limón y reservar. Pelar las gambas y reservar. Hacer un caldo de pescado con los huesos del rape y las cáscaras de las gambas, dejándolo sólo hervir.

Llevar el aceite de oliva a la lumbre, añadir los pimientos en trozos muy pequeños, tomate y cebolla. Refrescar con vino blanco. Rehogar. Añadir el ajo picado muy fino. Dorar, añadir el caldo de pescado y gambas colado.

Cocer durante 15 minutos. Añadir el arroz y dejar cocer durante unos 18 minutos a fuego lento. Cuando el arroz esté casi hecho, añadir el pescado, las gambas peladas.

Dejar hervir 6 u 8 minutos más. Añadir sal y la cayena, y poner el cilantro, en trozos grandes, sólo al final.
Servir inmediatamente, caldoso.











El vino y el plato

Tintos jóvenes y Tintos de crianza hasta 4 años

Recomendado con:
Carnes blancas y rojas, asados de cordero, cerdo o buey, caza, aves, carne estofada, arroces, legumbres estofadas, setas, quesos curados y azules.

Tolerados con: 
Pescados y mariscos en salsa, verduras gratinadas o cocidas, pimientos, pasta, sopa, cremas, ahumados, charcutería, tortillas, ensaladas (sustituyendo el vinagre por limón), carnes escabechadas, foie-gras, quesos frescos y comidas picantes.

Prohibidos con:
Pescados y mariscos cocidos, escabeche de pescado, conservas en vinagre, mousses de pescado y marisco, espárragos, puerros y alcachofas.


Tintos de reserva y Grandes reservas hasta 10 años 

Recomendado con:
Carnes blancas y rojas, asados de cordero, cerdo o buey, caza, aves, carnes estofadas, arroces, legumbres estofadas, setas, quesos curados y azules.

Tolerados con:
Pescados y mariscos en salsas, verduras gratinadas o cocidas, pimientos, pastas, sopas, cremas, ahumados, charcutería, tortillas, ensaladas (sustituyendo el vinagre por limón), escabeches de carnes, foie-gras.

Prohibidos con:
Pescados y mariscos cocidos y crudos, pescados en escabeche, conservas en vinagre, mousses de pescado y marisco, alcachofas, espárragos, puerros, quesos frescos y comidas picantes.



Tintos de reserva o Grandes reservas desde 10 años

Tolerados con:
Carne estofada, arroces, legumbres estofadas, quesos azules, pescados y mariscos en salsas, verduras gratinadas o cocidas, pimientos, pasta italiana, ahumados, sopas, cremas, charcutería, chorizo, tortillas, ensaladas (sustituyendo el vinagre por el limón), escabeche de carne, foie-gras.

Prohibidos con:
Pescados y mariscos cocidos y crudos, escabeche de pescado, conservas en vinagre, mousses de pescado y marisco, alcachofas, espárragos, puerros, quesos frescos, comidas picantes.

Blancos criados en madera, Finos y Espumosos

Recomendado con:
Pescados y mariscos en salsa, mousses de pescado y mariscos, foie-gras, sopas, cremas, ahumados, charcutería, tortillas, quesos frescos y curados, verduras gratinadas y cocidas.

Tolerados con:
Pescados y mariscos crudos y cocidos, escabeche de pescado y de carne, conservas en vinagre, espárragos, puerros, arroces, legumbres estofadas, quesos azules, pastas, ensaladas sustituyendo el vinagre por limón, setas, caza, carne estofada, carnes blancas y rojas, aves, asados de cordero, cerdo y buey, pimientos, chorizo.

Prohibidos con:
Alcachofas y comidas picantes y muy especiadas.

Blancos jóvenes y afrutados

Recomendado con:
Mariscos y pescados crudos, cocidos y en salsa, mousses de pescado y marisco, ahumados, sopas, cremas, quesos franceses.

Tolerados con:
Foie-gras, carnes blancas, aves, verduras cocidas o gratinadas, puerros, espárragos, arroces, pasta, escabeches de pescado, ensaladas con limón, setas, tortillas.

Prohibidos con:
Alcachofas, pimientos, chorizo, charcutería, quesos curados, comidas picantes y especiadas, caza, quesos azules, carnes rojas, asados de cordero, cerdo o buey, conservas en vinagre, escabeche de carne, carnes estofadas, legumbres estofadas.

Rosados y claretes

Recomendado con:
Carnes blancas, verduras gratinadas, pastas, arroces, setas, ahumados, sopas, cremas, charcutería, aves, tortillas, pimientos.

Tolerados con:
Mariscos y pescados cocidos y en salsas, mousses de pescado o marisco, carnes rojas, caza, asados de cordero, cerdo o buey, estofados de carnes, conservas en vinagre, escabeche de pescado y de carne, chorizo, quesos azules, verduras cocidas, legumbres estofadas, ensaladas condimentadas con limón, foie-gras, quesos frescos y curados, comidas picantes y especiadas, puerros, espárragos.

Prohibidos con:
Alcachofas






Mirador del Palacio de Cibeles.


Palacio de cibeles


Lope viviente
                  Ramón Gómez de la Serna                     
  

  
He vivido como madrileño actualmente a la sombra de Lope y, al cabo de medio siglo de experiencias y biografías, mi concepto Lope es que fué el hombre perfecto -en el sentido más profundamente humano e inteligente- que ha vivido la lucidez de una larga vida.
 Todo en él es bondadoso y espiritual y conllevó los conflictos de la vida con parsimonia y con poético comentario, apasionado hasta donde la pasión no es dolorosa y sensible, hasta donde la sensibilidad no es sensiblería, siempre respetuoso y amante de Dios. Fué como un punto de partida excepcional, entre los arquetipos humanos, porque no necesitó de lo heroico ni de ninguna aberración para conseguir su mayor grandeza.
 Lope es el más preclaro de los genios literarios de España.

  


  
Frente al mayor siglo,  frente al oro que lo llenaba, cuatro pobres y grandes hombres- -Lope, Cervantes, Quedo y Gongora- enviserados para no deslumbrarse con la aurífera luz unos a otros, sensatos, , humanos, caminantes, sin grandes nombramientos, ganaron la partida a la riqueza que repartieron que repartieron otros seres anónimos de la época, todo gracias al esclarecimiento de sus almas que nada tenían que ver  con la fortuna ni con el poder.
 


 Poesías, prosas gallardas, comedias y dramas son escritos a lo largo de esa vida a la luz del velón.
 Cervantes escribía ventiún años antes de la muerte de Lope: "Llenó el mundo de comedias propias, felices y razonadas y tantas que pasan de diez mil pliegos los que tiene escritos y todas, que es una de las mayores cosas que pueden decirse, las ha visto representar u oído decir, por lo menos, que se han representado".
 La mujer es la que clava las horas en el cuadrante de la vida, momentánea clavazón, con plástica de algo más que de nube.
 ¡Es demasiado verlo todo como nube que corre y que ya no está en nuestro cielo cuando volvemos a mirar!  





 La mujer, es nube que se queda, personifica la vida, la lagotería que le sale al hombre como su afirmación vital. No cambia a la mujer por nada porque no hay cambio que la sustituya...

 El alma española, consoladora, sobria, sin ambiciones estaba resplandeciente en Lope.

 Lope es una luz de amor, la luz de su creación, que está mirando a la realidad -eso sólo le daría sombra inteligente-  y al mismo tiempo está pensando lo poético, el mundo de ficción y encanto que había de describir su pluma.
 




 El día 25 de noviembre de 1562 nació en Madrid el prototipo del hombre de paz lleno de grandeza de alma.
 Nace en una casa que está "pared por medio" de la Torres de los Lujanes, donde estuvo encerrado el rey de Francia.
 Según él mismo cuenta, su nacimiento se debe al pacto de amor y celos, pues su padre se vino de Santander detrás de dama alegre y pagana, siguiéndole su esposa que consiguió acapararle de nuevo y en esas paces fué concebiso Lope.
 





 Falta dinero allí, la tierra es corta;
vino mi padre del solar de Vega:
así a los pobres la nobleza exhorta.
Siguióle hasta Madrid, de celos ciega
su amorosa mujer, porque él quería
una española Elena, entonces griega.
Hicieron amistades, y aquél día
fué piedra en primero fundamento
la paz de su celosa fantasía
En fin, por celos soy, ¡qué nacimiento!
Imaginadle vos, que haber nacido
de tan inquieta causa fué portento.
 




 Por la Puerta de Guadalajara entran vientos de Portugal y del más allá indiano.
 La llanura y el barranco ascienden al Madrid cortesano donde hay tabernas en que reposar.
 En el postigo próximo están los escuderos parados, los que se alquilan para llevar sillas de manos o servir a caballero de peso.
 Lope vivió así su niñez entre los graciosos de sus comedias y, quizás por eso, son tan buenos y tan reales. 

 " Todo el dintorno es alegre, con buena luz de silo castellano, con claros de costanilla y de mercado en que antes hubo ferial con carros".
  






Poeta juvenil, colabora en el Jardín Espiritual a la par que traza sus primeras comedias, pero le alborota y ciega el que un potentado, Francisco Perrenot Granvela, sobrino de un cardenal, se adueñe de la comedianta con la que él lleva unos años de amores.
 Quedan unos versos en que se ve su alma dolorida por la suplantación:

Pues otro tienes tú de igual decoro;
Suelta mi manso, mayoral extraño
Deja la prenda que en el alma adoro,
Perdida por tu bien y por mi daño.
Ponle su esquila de labrado estaño
Y no le engañen tus collares de oro;
Toma en albricias este blanco toro
Que a las primeras hierbas cumple un año.
Si pides señas, tiene el vellocino
Pardo, encrespado, y los ojuelos tiene.
Como durmiendo en regalado sueño.
Si piensas que no soy su dueño, Alcino,
Suelta y verásle si a mi choza viene,
Que aún tienen sal las manos de su dueño. 
 


Parece que la enemistad con Cervantes comienza en esos amores y, aun sin ningún dato textual, los biógrafos creen que se agravó tanto que llegan a suponer que el Quijote se escribió para ridiculizar a Lope, defensor de entuertos y amador que siempre creía que la tocinera mayor del reino era Dulcinea y hasta hipnotizan que el supuesto Quijote de Avellaneda está la pluma del mismisimo Lope como venganza al libro de Cervantes.  
 





 El caso es que la obsesión de Lope por Elena Osorio, una noche que estaba oculto bajo la ventana del piso bajo que la cómica ocupaba en Lavapies, Cervantes acertó a pasar dirigiéndose a casa de los cómicos y como le viese le saludó no devolviendo el saludo Lope, considerando su situación desairada y ateniéndose al anonimato de su disimulo.
 Eso, la usencia de mediación en el escándalo y quizás el regodeo de mejorar su parte, ya que el compañero era eliminado _Don Juan y Don Luis siempre- les hizo a Lope y a Cervantes enemigos latentes toda la vida.
 




 Salió para la cárcel desde el propio Corral de la Cruz (1587), sorprendido de que la enorme máquina de la justicia, cuya proporción conocía, cayese sobre él.

  La pena que se le impone es de 8 años fuera del reino y dos lejos de la Corte, amenazándolo con la muerte o con ser remo perpetuo en las galeras si traspone las fronteras.

 El caso es que su destino se va a retrasar, pero Lope, como los hombres que secretamente saben que han de vivir mucho, no se impacienta y comienza a devanar el ovillo a medio enredar...

 



 Ubicado en la torre del palacio, accesible al público el mirador nos permite descubrir una panorámica privilegiada de la ciudad.

 Al mirador se accede desde la Planta 6 E, a través de la escalera, 88 pedaños, o bien el ascensor. la visita al mirador se realiza cada 30 minutos y el precio es de 2eur, por persona.

 



Faraón.



FARAÓN

Momia, viaje interior

El sacerdote Nesperennub, ha sido, durante más de cien años, una de las piezas expuestas más apreciadas del Museo Británico. El sarcófago, bellamente pintado, nunca ha sido abierto desde que fuera sellado por los embalsamadores de la orilla oeste de Tebas poco antes de ser enterrado; sin embargo, pasados 2800 años, la tecnología ha desvelado sus secretos.

Combinando las últimas técnicas modernas no invasivas de toma de imágenes, los científicos han creado la primera momia virtual del mundo.

Gracias a las imágenes generadas por ordenador podemos efectuar la << retirada virtual de las vendas >> de una momia y embarcarnos en un viaje por su cuerpo.

Visualizaremos en 3D cada característica y amuleto, veremos su cara, evaluaremos su salud y curiosearemos por encima del hombro de los embalsamadores mientras lo preparaban para la vida eterna.



Menphis



La Exposición


En el año 394 d.C, en el templo de Filas, los sacerdotes graban la última inscripción jeroglífica conocida. Muy pronto no quedará nadie que sepa leer esta escritura.
Siglos de oscuridad caen sobre la brillante civilización que durante tres milenios floreció en las orillas del Nilo y sobre los reyes que la forjaron.


En tiempos venideros, viajeros occidentales se maravillarán ante los vestigios de sus monumentos. Pero su curiosidad tropezará irremediablemente con la imposibilidad de comprender los jeroglíficos que cubren los muros de los templos y las paredes de las tumbas...
En 1822, gracias al descubrimiento de la piedra Roseta, Jean François Champollion, traerá la luz al descifrar esa enigmática escritura.

Y los faraones regresarán a su silencio.
El faraón, ese  "rey divino de las múltiples apariencias" cuya función y persona dominan la historia de Egipto, sirve de hilo conductor en la exposición para hacer comprender mejor esta legendaria civilización. La religión, la vida cotidiana, las costumbres funerarias, todo gira alrededor de esta figura, a la que el antiguo Egipto debe su excepcional estabilidad y su originalidad.

¿Hombre o Dios? La exposición se basa en esa figura carismática del soberano heredero de los dioses que intercede entre los mundos humano y divino. El universo reposa sobre el faraón, instalado en la Tierra por el Dios creador para ahuyentar el mal y el caos.

En este contexto la exposición profundiza sobre la vida en el Antiguo Egipto: la historia, la política, las ceremonias, los palacios, la organización social. Un interesantisimo recorrido a disposición de los hombres de hoy en día.




Los faraones y la historia 

La civilización del antiguo Egipto debe su excepcionalidad  y la originalidad de la figura del faraón, que jugaba un papel esencial en el pensamiento egipcio. Instalado en la Tierra por los dioses, su cometido era ahuyentar el mal y el caos. Esta tarea se repetía cada vez que un soberano subía al trono, iniciándose de nuevo el cómputo histórico, que se medía según los años de reinado. Cerca de 350 faraones, repartidos en 31dinastías, se suceden a lo largo de más de 3000 años.




La imagen del rey: reflejo de una civilización

Las imágenes del faraón poseían un vocabulario iconográfico propio y cada uno de sus atributos tenía un significado concreto. Los tocados que llevaba, los cetros que empuñaba e, incluso, la posición que adoptaba encerraban una segunda lectura: el faraón era laimagen de un Egipto victorioso sobre sus enemigos.



Mascara de Tutankamon


El faraón, intermediario entre los hombres y los dioses

Los dioses engendraron al faraón para que mantuviera el orden del mundo. El soberano correspondía a los dioses construyéndoles templos donde albergar su imagen divina. Es en ellos donde el faraón debía realizar cada día un ritual muy especial. hacer las ofrendas a los dioses y rendirles culto como intermediario entre lo divino y lo humano. 




El faraón, guardián del equilibrio del mundo

El universo se mantiene estable gracias al equilibrio entre el orden y el caos, presente en la vida cotidiana. Los desiertos que rodean la tierra fértil de Egipto, las zonas pantanosas con los animales que viven en ellas o los animales salvajes, como el toro, son símbolos de este desorden. Al igual que el faraón aparece representado venciendo a sus enemigos en la batalla, su victoria sobre las fuerzas reafirma su función como guardián del equilibrio cósmico.





El faraón, responsable de la prosperidad en Egipto

La gran maquinaria del estado egipcio no hubiera funcionado sin el apoyo de una administración perfectamente jerarquizada. Desde el visir, representante máximo de la burocracia, hasta los escribas, parte indispensable de la administración, todos jugaron un papel muy importante para que Egipto se convirtiera en una de las potencias principales del Mediterráneo.





La casa del faraón, el palacio

La residencia del soberano o, como la llamaban los egipcios, "la gran casa" no solo hacía referencia al edificio donde habitaba el rey. La familia del faraón, los funcionarios que en ella trabajaban y los enseres domésticos estaban a disposición del soberano para atender hasta sus más pequeños deseos.





La muerte del faraón, el eterno regreso

La vida del faraón no terminaba con su muerte física. El complicado ritual del embalsamamiento, junto con el ajuar funerario que se depositaba en su tumba, tenían como función asegurar la continuidad del faraón en los campos de laru, el paraíso. Su reposo eterno sería amenazado por los ladrones de tumbas. Sin embargo, todavía se han hallado alguna de estas tumbas reales intactas.

lunes, 29 de julio de 2013

Robinson Crusoe. Daniel Defoe (1660 -1731)



La vida y las extrañas
y sorprendentes aventuras de
Robinsón Crusoe
de York,Marino

 
 
Prefacio del autor
 
Si alguna vez el relato de las aventuras de un hombre ha sido digno de publicarse y de ser bien acogido por el público, el editor cree que éste es el caso de esta historia.
Lo portentoso de la vida de este hombre supera (eso cree) a todo lo dicho, siendo difícil hallar en otra vida mayor variedad.
La historia está contada con modestia, con seriedad, y haciendo que los hechos sirvan de ejemplarización religiosa, que es como los hombres cuerdos los utilizan siempre; es decir, que sus fines son instruir a los demás con este ejemplo, y justificar y honrar la sabiduría de la Providencia, en todo género de circunstancias, dejando que éstas se produzcan como quieran producirse.
El editor cree que ésta es una historia completamente real, y que no hay en ella ni sombra de invención; habrá, porque siempre tales cosas suscitan opiniones diversas, quien piense en lo aleccionador del relato, quién en lo ameno, quién en lo instructivo, pero todo conduce a lo mismo, y así es como, sin más cortesías para con el mundo, el editor cree, al publicar esta obra, prestar un gran servicio a quien la lea.




Primeras aventuras

Yo nací en el año 1632 en la ciudad de York, de buena familia, pero no del país, ya que mi padre era un extranjero natural de Bremen que primero se instaló en Hull; se hizo una buena posición gracias al comercio, y luego, abandonando sus negocios se trasladó a York, en donde casó con mi madre, cuya familia se apellidaba Robinsón,una familia muy bien reputada en la comarca, y por lo cual yo me llamaba Robinsón Kreutznaer; sin embargo, por una corrupción del nombre, cosa muy común en Inglaterra, ahora nos llaman, quiero decir nos llamamos y así solemos firmar, Crusoe, y así es como mis compañeros me llaman siempre...



Pero todas estas cosas, con la relación de cómo trescientos caribes arribaron a la isla y la invadieron y arrasaron las plantaciones, y de cómo los colonos lucharon con ellos, que los doblaban en número, y al principio fueron derrotados y tres de ellos murieron; pero por último una tormenta destruyó las canoas de sus enemigos, y ellos hicieron perecer de hambre o aniquilaron a casi todo el resto...
 


Daniel Defoe nacido en Londres hacia 1660, en el seno de una familia de la pequeña burguesía presbiteriana, Defoe tuvo la intención de seguir la carrera eclesiástica, pero su falta de vocación le inclino hacia el comercio, actividad que le llevaría a recorrer media Europa. Sin embargo, la profesión a la que finalmente acabó dedicando la mayor parte de su tiempo fue el periodismo.

Se casó en 1684 con Mary Tuffley, una rica heredera cuya cuantiosa dote le sirvió de gran ayuda para superar los numerosos imprevistos -bancarrotas, deudas- que surgirían en sus poco afortunados negocios.Presenció y participó activamente en los acontecimientos que marcaron el convulso período de la historia inglesa que le tocó vivir: las luchas religiosas-dinásticas entre católicos, anglicanos y presbiterianos, la restauración de los Estuardo, la revolución de 1688, o la unión con Escocia.

Su prolífica actividad periodística y partidista le supuso graves problemas -exilio y encarcelamiento, entre otros-, pero también le proporcionó el espacio ideal para ir depurando un estilo narrativo minucioso y detallista que , más tarde desarrollaría en sus obras de ficción. Porque, por sorprendente que parezca, Defoe no publicó su primera novela -precisamente Robinson Crusoe- hasta casi los sesenta años.

Basada en un hecho real del que ya se habían publicado algunas versiones previas -la increíble peripecia de un marinero escocés Alexander Selkirk, que pasó cuatro años abandonado en la isla de Juan Fernández-,la narración de Defoe obtuvo un éxito inmediato y se acabó convirtiendo en un clásico de la literatura de todos los tiempos.

En ella, por encima de su pretensión de tratado de edificación cristiana, se despliegan por primera vez muchos de los rasgos definitorios de la narrativa moderna:su estilo llano, claro y vitalista,su capacidad para producir "sensación de verdad" en el lector con la sucesión de hechos triviales narrados con minuciosidad y en el que Robinson sea, en última instancia, una justificación de la individualidad, pues ese náufrago que con su propio esfuerzo e ingenio reconstruye la civilización en una isla perdida es, en buena medida, el mismo hombre, contemporáneo luchando por salir adelante por sí mismo en un mundo hostil.



Autor: Daniel Defoe

Título: The Life and Strange Surprizing Adventures of Robinson Crusoe, of York, Mariner

Traducción del inglés y notas: Carlos Pujol

Ilustraciones: J.J.Grandville

Editorial: Editorial Planeta S.A.