jueves, 30 de marzo de 2017

Una cocina toda de chocolate.



"El odio es como un borracho que, en el fondo de la taberna, renueva sin cesar su sed con la bebida." Beaudelaire




En las tierras cálidas y húmedas de América crece un árbol: el cacao.

El hombre supo pronto cómo extraer de sus semillas un sabor divino, cuyos aromas se encuentran allí donde confluyen los cuatro vientos.
El chocolate tienela fuerza acre del huracán y, con los ojos cerrados, también es la caricia de una brisa matinal. Helado, fustiga, sacude como un viento del Norte pero, en un instante, puede convertirse, para reconfortarnos, en la más leve corriente de aire cálido del Sur.

En el origen de las palabras
Para los mayas, el chaca haa era cacao en polvo sin azúcar, preparado con agua. Para los aztecas, el xocoalt se convirtió en una bebida rojiza y especiada, reservada a los más ricos. Se servía con un puré de maiz.

La selva de Chiapas
Los cacaos más antiguos se han encontrado en la Selva Lacandona, en Chiapas, al sureste de México. Monos y loros, y más tarde el hombre, los extendieron por toda América Central hace más de 2.600 años.
 


La isla de Guanaja
El primer encuentro occidental con el cacao lo tuvo Cristobal Colón en el transcurso de su cuarto viaje, el 30 de julio de 1502 en la isla de Guanaja, cerca de Honduras, conocida como la tierra "de oro, plumas y cacao".

Moneda de cambio
Las semillas de cacao eran muy valiosas para los indios de América. Les servían de moneda: 3 semillas por un tomate; 30 semillas por una liebre; 200 semillas por un pavo. También se regalaban para festejar bodas y nacimientos, o se presentaban como ofrenda a los difuntos.

Azúcar de caña
Fueron los carmelitas de Oaxaca, en México, los que tuvieron la idea, en el siglo XVI, de azucarar el chocolate y condimentarlo con almizcle y azahar. Se prohibió beberlo en las iglesias debido al gran número de fieles que acudían sólo por tomarlo durante las misas...

    


Récord de glotonería
Los suizos ostentan el récord mundial de consumo de chocolate, con una media de 12,5 kg por habitante y año. Los franceses comen 6,8 kg. Y los españoles comemos sólo 2 kg por habitante y año.

Divino chocolate
El primer cacao llegó a Europa en 1524. Hernán Cortés fue quien se lo descubrió al rey de España y a su Corte. Su aspecto y amargor resultaban extraños. Al principio se consumía como medicamento, pero después de tres o cuatro años ya se consideró un manjar divino.
 

  


     
 Título original: Une cuisine tout en chocolat
Textos: Alain Serres
Ilustraciones: Nathalie Novi

Traducción: Chusa Hernández Pezzi
Editorial  Kókinos
Nº de páginas: 59





No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
 Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
 Y se calle el viento
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo,
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
 Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
porque no estás solo, porque yo te quiero.

                                                                      Mario Benedetti






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario