sábado, 11 de marzo de 2017

Los muertos y las muertas. Ramón Gómez de la Serna (1888 - 1963)




La acción es la verdadera fiesta del hombre.
                                                                       Goethe, Pandora.    

¿Qué importa que el entendimiento se adelante, si el corazón se queda?
                                                                                                               Gracián, El Héroe. 



"Un jardinero persa, muy joven, suplicó a su príncipe:
-Encontré a la Muerte esta mañana. ¡Salvadme! Quisiera, por milagro, encontrarme en Ispahan esta tarde.
El generoso señor le proporcionó sus mejores caballos. En la tarde, el príncipe encuentra a la Muerte.
- ¿Por qué -le pregunta- hizo esta mañana ese gesto de amanaza ami jardinero?
- No le hice un gesto de amenaza -responde la Muerte-, sino de sropresa. Porque lo veía lejos de Ispahan esta mañana y debía llevármelo en Ispahan esta tarde." (Leyenda persa recitada por Cocteau)


 
Id tomando veneno hasta que os sepa bien. Amad la muerte si queréis ser vivos.
                                                                                                                    Suhwaradi

Medulas que han gloriosamente ardido,
su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, más polvo enamorado.
                                                  Quevedo

 

 La muerte servirá ahora para meditar en la vida, para preparar sus saltos como consejera de futuridad. Se subtituye inmediatamente alos que mueren, se recibe toda su carga eléctrica. las calaveras son como huchas agujereadas de las que se repartió el dinero entre los que siguen viviendo. La muerte se queda en la vida.

"Ni muertos ni vivos debe concernirnos la muerte: vivos, porque existimos; muertos, porque ya no existimos." Lucrecio


 

"Mi venida no fue ningún beneficio para la esfera celeste; mi partida no disminuirá su belleza ni su esplendor. Y, sin embargo, nunca he sabido el porqué de esta venida ni el porqué de esta partida."  Omar-Al-Khayyan

Cuando a Moliére, moribundo, le anuncian que ha llegado el médico, exclama: "Diganle que estoy muy enfermo y que por eso no le puedo recibir."


  
¡Ay, qué larga es esta vida,
que duros estos destierros,
esta cárcel y estos hierros
en que el alma está metida!
                                                     Santa Teresa


El médico espiritista

En Londres hay un doctor que cura consultando con el otro mundo. 
Parte de la base de que siempre entre los ya muertos ha habido uno que ha tenido la misma enfermedad que el enfermo que se presenta en la consulta...(Pág.157)


   

        
Autor: Ramón Gómez de la Serna.
Título: Los muertos y las muertas.

Colección Austral nº 308
Espasa - Calpe, S.A.
Nº de páginas 205




  


  



 



         

No hay comentarios:

Publicar un comentario