jueves, 8 de diciembre de 2016

Comedias. Aristófanes (445 a. C - 385 a.C)



Las Tesmóforas

Las ranas

La asamblea de las mujeres

Las aves




Las Tesmóforas

 Esta comedia, casi toda ella dirigida contra Eurípides. Sólo una enemistad irreconciliable entre dos poetas puede explicar la virulencia y el apasionamiento con que Aristófanes ataca al famoso autor trágico. En Las tesmóforas su burla es aún mas cruel que en Los acarnienses.
 Las Tesmóforas son las mujeres de Atenas que se reunen para celebrar las fiestas de Ceres y Proserpina y odian a Eurípides por lo que ha escrito contra las de su sexo.
  Esta comedia debió representarse en 412 (antes de J.C.) y parece que no obtuvo gran éxito.

Las aves

 Esta comedia es a modo de una burla de la república imaginaria ideada por Platón. En ella ataca Aristófanes los vicios de las clases sociales más elevadas, y se vale para ello de hacer transcurrir la acción en una república de pájaros.
Las aves se representó en el año 415 (antes de J.C.) año 18 de la guerra del Peloponeso, consiguiendo el segundo premio en el certamen. El primero lo obtuvo la comedia Los bebedores de Amípsias.

La asamblea de las mujeres

La asamblea de las mujeres es una burla de las teorías peligrosas difundidas por Protágoras y luego por Platón en sus libros de República. Aristófanes, que había combatido a los filósofos en Las nubes, volvió contra ellos en esta comedia para ridiculizar el comunismo de bienes y otras doctrinas.
  Debió representarse el 393 (antes de J.C.) en esta comedia falta la Parábasis, sin duda porque el gobierno de los Treinta Tiranos, que dominaba entonces Atenas, prohibió a los poetas cómicos hacer alusiones personales y atacar la política.

Las ranas

 Esta comedia la escribió Aristófanes únicamente para atacar a Eurípides con más rudeza aún que en Los Acarnienses y Las Tesmóforas, por ver en él a un coruptor de la tragedia. En realidad, la mayor parte de las críticas que formula son justificadas.
 Otra de las singularidades de Las ranas es la burla descarada que hace en ella de varios dioses, especialmente de Baco, dios titular del  arte teatral y cuya fiesta se solemniza con la representación de esta comedia.
 Las ranas se puso en escena el 406 (antes de J.C.), año 26 de la guerra del Peloponeso, y agradó tanto, que los espectadores pidieron una segunda representación, honor raro en aquella época.
 

  
Autor: Aristófanes
Título: Comedias
Traducción: R. Martinez Lafuente

Sociedad Editorial Prometeo
Tomo III
Nº de páginas: 244



"La desconfianza es la madre de la inseguridad."
                                                               Aristófanes
 

"Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos." 
                                                            Aristófanes


"Una golondrina no hace verano" 
                                                           Aristófanes


"En las adversidades sale a la luz la virtud."
                                                          Aristófanes 


"Hay que ser remero antes de llevar el timón, haber estado
en la proa y observado los vientos antes de gobernar la nave."
                                                                     Aristófanes






Lamento

Flores de primavera, lunas de otoño,
Lilas acuáticas aún arrastran
Mi corazón como un bote
Perdido. Mientras sea carne
Y hueso nunca hallaré
Descanso. nunca llegará el 
Tiempo en el que pueda
Resistir  mis emociones. 
                                                                    Chu Shu Chen 
  





Instante

Un instante es la eternidad.
La eternidad es ahora.   
Cuando ves a través de este instante,
Ves a través del que ve.
                                                                Wu Men (monje zen)












 Bonsái, significa árbol o arbusto que crece en un recipiente. Bon , tanto en chino como en japonés, quiere decir recipiente, y sai, árbol. No obstante, cualquier árbol que se desarrolle en estas condiciones no puede ser considerado un bonsái. El arte del bonsái va mucho más allá de lo que se puede percibir a simple vista.
 Los bonsáis se forman a partir de árboles o arbustos convencionales. No provienen de semillas genéticamente modificadas ni forman parte de una especie diferente. Para que sea un bonsái la planta deberá ser una miniatura perfecta del mismo árbol que hubiera crecido completamente en su hábitat natural. Este efecto de miniaturización se consigue gracias a la combinación de la poda y el uso de una maceta par limitar el crecimiento de las raíces. Un árbol o arbusto plantado en la tierra no puede ser un bonsái. Pero, por encima de todo, un bonsái debe ser una obra de arte y, un mérito artístico, de no ser así, sólo es una planta en una maceta. 



 El bonsái se puede interpretar como un vínculo entre el ser humano y la naturaleza, no sólo en el sentido físico de la verticalidad del árbol y del ser humano entendida como nexo entre el cielo y la tierra, sino también como una manera de entender la esencia y la necesidad de constante cambio. De la misma que la naturaleza nunca se para, el bonsái no deja de crecer, lo que lo convierte en una obra de arte viva que nunca se puede dar por acabada.

Los origenes. Es casi imposible determinar con precisión la fecha en que comenzó el arte del bonsái. Lo que si se sabe con certeza es que este arte tiene su origen en China y no en Japón como se acostumbra a creer. Algunos eruditos consideran que la tradición del cultivo de plantas y flores en China es tan antigua como la propia civilización, unos cuatro mil años. En la época de la dinastía Tang, a principios del siglo VII, el bonsái ya estaba presente en algunos hogares de la nobleza china, tal y como demuesran pinturas de este periodo.









































No hay comentarios:

Publicar un comentario