sábado, 15 de octubre de 2016

Un monstruo viene a verme. Patrick Ness




 El monstruo apareció pasadas las doce de la noche. Como hacen todos los monstruos.

 Conor estaba despierto cuendo el monstruo llegó.  (Pág. 11)
 





Nada.
Y luego algo. Aquello que lo había despertado.
Aguien decía su nombre.
Conor. (Pág. 12)

 

 Allí estaba otra vez. Conor tragó saliva. Era un octubre inusitadamente cálido y la ventana estaba abierta. Tal vez el roce de las cortinas movidas por la brisa sonara igual que...
Conor. 
 







A la palida luz de la luna vio claramente la torre de la iglesia en la pequeña colina que había detrás de la casa, allí donde las vías del tren trazaban una curva, dos líneas metálicas que lanzaban un pálido resplandor en mitad de la noche. la luna también brillaba sobre el cementerio adosado a la iglesia, lleno de lápidas que apenas se podían leer.
 Conor vio también el enorme tejo que crecia en el centro del cementerio...(Pág. 13)
 

 





Título original A Monster Calls
Una novela de Patrick Ness
A partir de una idea original de Siobhan Dowd
Ilustraciones de Jim Kay 

Traducción de Carlos Jiménez Arribas
Edición de 2012
Editorial DEBOLS!LLO
Nº de Páginas 223
 







 Miró la colina detrás de la casa, el campanario de la iglesia se recortaba contra el cielo nublado. Y el tejo se cernía sobre el cementerio como un gigante dormido. Conor se obligó a seguir mirándolo, convenciéndose de que solo era un árbol, un árbol como otro cualquiera de los que jalonaban las vías del tren...(Pág. 37)
 





 -¿Que quién soy?-rugió de nuevo-. ¡Soy la espina dorsal que sostiene las montañas! ¡Soy las lágrimas que lloran los ríos! ¡Soy los pulmones que respiran el viento! ¡Soy el lobo que mata al gran ciervo, el gavilán que mata al ratón, la araña que mata a la mosca! ¡Soy el gran ciervo, el ratón, la mosca que son comidos! ¡Soy la serpiente del mundo que se devora la cola! ¡Soy todo lo que no está domesticado y no se puede domesticar! -Acercó a Conor uno de sus ojos-. Soy esta tierra salvaje, y he venido a por ti, Conor O'Malley...(Pág. 44-45)
 







 -Las historias son criaturas salvajes-dijo el monstruo-. Cuando las sueltas, ¿quién sabe los desastres que pueden causar?
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario