miércoles, 21 de septiembre de 2016

Miren Aguirre. Frente a frente






"Es curioso advertir que, en toda crisis, siempre aparece una frase incongruente que insiste en acudir en nuestro auxilio. Es el castigo de vivir en una vieja civilización, con una libretita de frases." Virginia Woolf "Las olas"
 









Un hombre camina por la playa, atento, se encorva con todas sus emociones y conocimientos puestos en su mirada, obsesionado, recoge piedras de su alrededor, las mira, las toma entre sus dedos y las remira, después las tira donde estaban, rara vez guarda una en su mochila, él es un buscador de piedras.
 

Jangzhou - Montaña 17, 2003. Acrílico sobre lona
 






Traslada las piedras a su casa o al estudio donde trabaja, las limpia y abrillanta, dejándolas en reposo en cualquier rincón, dispuestas para una nueva selección. Después de un tiempo de meditación elige una, la nombra y presenta, fabricando para ella una base de madera tallada (daiza); acabada su tarea la ubica y acompaña junto a un bonsái y una caligrafía.

Este elogio a la naturaleza es, sin duda, una obra de arte (Suiseki), y el buscador que la significa, un artista por el simple hecho de escoger, nombrar y entronizar una piedra. J. Noain


 




Pensamiento, pensamiento.
 Tú me traes a mal traer.
Tú me traes a mi cabeza
cosas que no pueden ser.
 



Piensa que cada día es, por sí solo, una vida.
                                                      Séneca
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario