domingo, 10 de julio de 2016

Miguel Blay en el Museo del Prado




Solidez y Belleza

El ideario artistico de Miguel Blay y Fábrega (Olot, 1866 - Madrid, 1936), uno de los escultores más importantes del panorama artístico español de finales del siglo XIX y primer tercio del XX, se resume en la cita que da título a la exposición, extraida de su discurso de ingreso en la Real Academia de bellas Artes de san Fernando.




"Solidez y belleza. He aquí en dos Vocablos, expresado todo el ideal que encierra el programa que ha de cumplir un escultor [...] Solamente cuando la solidez y la belleza se hallan extremadamente unidas, es cuando se logra el resultado que se busca: crear una verdadera obra de arte responsable y estable."




Esta exposición de pequeño formato presenta al público las obras que el Museo del Prado conserva del escultor, con motivo de la conmemoración del 150 aniversario de su nacimiento.
Nacido en Olot y formado esencialmente en París, donde vivió muchos años, se instaló en Madrid en 1906 y dedicó toda su vida con pasión a la escultura. Destacan en sus obras la elegancia, la sobriedad, el equilibrio y la naturalidad, tanto en asuntos más privados -retratos de miembros de la nobleza, de la burguesía y de su propio entorno-, como en proyectos públicos de monumentos en España, en Francia y en diversos países de Iberoamérica, principalmente en Argentina, nación a la que tuvo un especial cariño y donde dejó su impronta en los años culminantes de su carrera. También llevó a cabo proyectos monumentales en Santiago de Chile, Montevideo, Panamá y San Juan de Puerto Rico.


 








No hay comentarios:

Publicar un comentario