domingo, 12 de junio de 2016

El Pintor de los Sueños. El Bosco




Mercado de telas en 's-Hertogenbosch. Anónimo flamenco.

La plaza del mercado de la localidad natal del Bosco, una de las más importantes del ducado de Brabante, acoge la celebración de un mercado de pañosy sirve al mismo tiempo de escenario para una escena religiosa. san Francisco, patrono de los vendedores de paños, reparte telas entre los pobres. El pintor, que ya residía en esta plaza desde 1462, cuando su padre adquirió unacasa allí, se estableció en el lado norte tras contraer matrimonio con Aleid van de Meervenne. Su casa es la séptima de la derecha, situada justo después de la azul. Era de ladrillo, con una fachada estrecha, pero muy profunda, ya que llegaba hasta el canal Binnendieze, que pasaba por detrás.


Tríptico de san Antonio Abad, 1500-05. Lisboa, Museu Nacional de Arte Antigua.

Tabla central: Las tentaciones de san Antonio
Tabla izquierda: San Antonio atormentado por los demonios
Tabla derecha: San Antonio tentado por la reina demonio
Tríptico cerrado: El prendimiento de Cristo y Cristo camino del calvario

Considerado una de las obras maestras del Bosco, este gran tríptico recoge diversos episodios de la vida de san Antonio.  En la tabla izquierda, los compañeros del santo cruzan un puente llevando su cuerpo inconsciente tras haber sido golpeado por unos demonios que, tras su recuperación, volvieron a atacarle lanzándolo por los aires, como se aprecia en la parte superior.
El panel central muestra a san Antonio en adoración en una especie de capilla, rodeado por todo tipo de seres monstruosos que encarnan a las fuerzas del Mal. En el interior del edificio, al fondo, se ve a Jesucristo de pie junto al crucifijo que preside un altar.
La tabla derecha, muestra la aparición de Satán bajo la apariencia de una reina joven y bella a la que el santo encontró bañándose desnuda en un río. Le llevó a sus dominios, le enseñó sus falsas obras de caridad e intentó seducirlo, pero san Antonio se dio cuenta del engaño.
Más allá de la mera representación de las tentaciones, el Bosco incide en la fuerza de la presencia de Cristo como apoyo del santo en sus tribulaciones y su victoria sobre el Mal. El mensaje se completa en el exterior de las tablas laterales, pintadas en grisalla, que muestran dos momentos de la pasión de Cristo: el Prendimiento, a la izquierda, y el camino del Calvario a la derecha.


La Adoración de los Magos. Madrid, Museo del Prado.

El Jardín de las Delicias, h. 1490-1500. Óleo sobre tabla
El Bosco. Madrid, Museo Nacional del Prado

Tabla central: El Jadín de las Delicias
Tabla izquierda: El Paraíso terrenal
Tabla derecha: El Infierno
Tríptico cerrado: La Creación del mundo

Este tríptico es la creación más compleja y enigmática del Bosco. La primera referencia documental lo sitúa en 1517 en el palacio de Hendrik III de Nassau en Bruselas, aunque debió ser su tío Engelbrecht II quien lo encargase al Bosco en la última década del siglo XV. En 1593 ya estaba en manos de Felipe II, que se lo envió al Escorial.
En el tríptico cerrado el Bosco reprodujo en grisalla el tercer día de la Creación del mundo, cuando se separaron las aguas de la tierra y se creó el Paraíso Terrenal, con la figura de Dios Padre como creador en lo alto.
En el tríptico abierto -con brillantes colores que contrastan con la grisalla- se muestran tres escenas que giran entorno al pecado, que se inicia con Adán y Eva en el Paraíso del panel izquierdo y recibesu castigo en el Infierno del panel derecho. La tabla central muestra un falso paraíso entregado al pecado de la lujuria. El mensaje que se transmite, enormemente pesimista, es el de la fragilidad y el carácter efímero de la felicidad o goce de esos placeres pecaminosos, algo ya apuntado por el padre Sigüenza en 1605, cuando describió la obra como una "tabla de la gloria vana y breve gusto de la fresa o madroño, y su olorcillo, que apenas se siente cuando yaes pasado". 


La Creación del Mundo. Puertas exteriores del tríptico El Jardín de las Delicias.

La muerte y el avaro, 1500.1510

Esta tabla formó parte de un único tríptico, y las cuatro tablas fueron hechas con madera procedente del mismo árbol. Desmembrado en fecha imprecisa, no solo se separaron la tabla central y las laterales, sino que estas se serraron verticalmente en dos, separando la cara interior de la exterior, y también se cortó en dos la tabla izquierda. Se desconoce el paradero actual de la tabla central y también cuál era el tema representado en ella.


Tríptico de santa Wilgefortis, 1495-1505. Óleo sobre tabla.
El Bosco. Venezia, Gallerie dell'Academia

Tabla central: Crucifixión de santa Wilgefortis
Tabla izquierda: san Antonio en meditación
Tabla derecha: Monje conduciendo a un soldado

Esta obra presenta en la tabla centraluno de los escasos martirios pintados por el Bosco. Se trata de una crucifixión, protagonizada por una joven ricamente vestida y coronada, que no ha podido ser identificada con certeza. Tradicionalmente considerada como santa Giulia, doncella romana que fue martirizada en Córcega, también se ha supuesto que podría ser santa Eulalia, patrona de Barcelona, crucificada en tiempos del emperador Diocleciano, o también santa Librada, condenada al martirio por su padre, rey de Portugal, por negarse al matrimonio.
Actualmente se cree  que podría tratarse de santa Wilgefortis, santa especialmente venerada en los Países Bajos, que también fue martirizada por orden de su propio padre. Se dice que le pidió a Dios que le creciera la barba para evitar asíel obligado enlace impuesto por su progenitor; actualmente esa barba no es visible en el cuadro, pero antiguos testimonios documentales sugieren que efectivamente el Bosco pintó a la joven mártir con ese atributo masculino.
En la tabla izquierda se representa a san Antonio en oración y en la derecha a un monje y a un soldado. Los análisis técnicos han demostrado que debajo de estas escenas se habían representado dos donantes masculinos que fueron deliberadamente ocultados por el Bosco.




Jheronimus van Aken (h. 1450 - 1516), conocido en España como "el Bosco", nació y vivió en 's-Hertogenbosch (Bois-le-Duc), una ciudad al norte del ducado de Brabante, en la actual Holanda, a la que el artista vinculó su fama al firmar sus obras como Jheronimus Bosch.


La adoración de los Magos, h.1494. Óleo sobre tabla. (Detalle)



El Bosco alcanzó fama ya en vida gracias a la gran originalidad de su estilo. Tras su muerte, y durante todo el siglo XVI, numerosos coleccionistas trataron de hacerse con sus obras, al tiempo que discípulos y seguidores las copiaron, imitaron y aun falsificaron, al incluir en ellas la firma del artista.

Desde finales del siglo XIX, y sobre todo a partir del siglo XX, el Bosco y su obra han experimentado una revalorización creciente -incrementada aún más si cabe por la reivindicación de su figura que hizo el surrealismo -, y sus pinturas, y en particular el Jardín de las Delicias que custodia el Museo del Prado, se han convertido en verdaderos iconos del arte occidental.









No hay comentarios:

Publicar un comentario