jueves, 17 de marzo de 2016

Superhéroes con Ñ



La sede del Museo ABC de Dibujo e Ilustración, un moderno edifico de 3.850 metros cuadrados para acoger la colección de ABC. cerca de 200.000 obras de 1.500 autores. Se encuentra situado en la calle Amaniel, a un paso del cuartel del Conde Duque, en un edificio que en su día, 1900, sirvió para albergar la primera fábrica de Cerveza Mahou en la capital de España. Su creador fue José López Salaberry, un arquitecto intensamente ligado al desarrollo del nuevo urbanismo madrileño en los primeros años del siglo XX.
Salaberry fue el responsable del traslado de La Cibeles al lugar en el que hoy se encuentra y también uno de los artífices de la Gran Vía, así como el creador del edificio del Casino de Madrid, entre otros.


La exposición recoge el trabajo silencioso, discreto y desconocido de una serie de ilustradores que, desde nuestro país, ha conseguido emocionar a todo el planeta con sus viñetas y convertir la creación local en una referencia mundial. 47 autores.



"Renuncié a mi trabajo para poder dedicarme a lo que de verdad me gustaba, que es dibujar cómics en Estados Unidos."Salvador Larroca


0.1 Los pioneros
 Los primeros superhéroes llegaron a España de manera sistematizada a través de la mexicana Novaro. Sin embargo, la barcelonesa Ediciones Vértice, con su publicación de Marvel, fue la que los popularizó desde finales de los años sesenta. Sus elementos más caracteristicos eran las portadas. Por cuestiones técnicas, debían realizarse en España por diversos autores entre los que destacó el prolífico Rafael López Espí, el primer dibujante español en plasmar a los grandes iconos de La Casa de las Ideas.

 En paralelo, unos pocos autores emigrantes nacidos en España accedieron a la industria estadounidense. El caso más significativo fue el de José Luis García López, nacido en Pontevedra en 1948 y que a mediados de los setenta comenzó a dibujar a los personajes más representativos de la DC Comics, con Superman y Batman a la cabeza. García López fue además el responsable de trazar a comienzos de los años ochenta los modelos de todos los grandes personajes de la editorial.

 A su vez, mediante el sistema de agencias, algunos artistas de nuestro país comenzaron a dibujar para las grandes editoriales estadounidenses, principalmente en los magacines en blanco y negro.

 

"Aspiro a tener sesenta años y seguir dibujando tebeos, ¿te parece poca cosa?" Carlos Pacheco

0.2 El desembarco
 A mediados de los años ochenta. Cómics Forum, la editorial que entonces publicaba Marvel en España, se convirtió en el vehículo de exposición de diversos autores que realizaban pósteres, ilustraciones promocionales y portadas puntuales con los personajes de la factoría de Stan Lee. El primero de ellos fue Carlos Pacheco, al que seguirían Salvador Larroca y Juanjo Guarnido.

 A comienzos de los noventa, estos autores -junto a Pasqual Ferry, que había desarrollado una interesante tarea en diversas revistas- entraron en contacto con la filial británica de Marvel, para la que acabarían trabajando Pacheco, Larroca y Ferry. El cierre inesperado de la editorial puso freno a muchos de esos proyectos, pero sirvió para que estos tres artistas pudieran dar el salto al otro lado del Atlántico, donde pronto colaborarían con Marvel y DC.

 Antes de eso en Marvel UK probaron también suerte Rafa Fonteriz, Óscar Jiménez y Paco Díaz, quienes de una u otra manera también lograrían labrarse una carrera en el mercado de los superhéroes. Por insólito que pudiera parecer, el camino estaba despejado y solo era necesario tener el talento suficiente para recorrerlo.


   
"El tebeo americano tiene un puntito de cadena de montaje y no tienes que hacer tu propia obra completa. No te hace falta ser autor." Pepe Larraz

 
 La proliferación de los superhéroes desde mediados de los años ochenta coincidió en España con el comienzo del declive de las hasta entonces poderosas revistas donde publicaba buena parte de nuestros autores. Muchos historietistas se refugiaron entonces en los sellos independientes, y una parte de ellos también lo hizo en una iniciativa lanzada desde Cómics Forum en 1996. Se trataba de la Línea Laberinto, un sello destinado a la publicación de miniseries en formato calcado del americano, pero en blanco y negro, que trataba de acercar a esos autores al consumidor tradicional de superhéroes.

 Junto a veteranos expulsados del mercado por el cierre de las revistas, en Laberinto irumpieron nuevos autores como Javier Pulido, Ramón F. Bachs o Jesús Merino. La experiencia, que se articulaba mediante miniseries, cerró ante la falta de ventas para respaldarla, pero muchos de los artistas que se dieron a conocer gracias a ella encontraron acomodo en la industria estadounidense. algunos obtuvieron el pasaporte al mundo de los superhéroes en las míticas Jornadas de Comic de Avilés, donde pudieron entrar en contacto con autores ya consolidados o editores.


Salvador Larroca
 
Salvador Larroca

"Este momento es maravilloso, nunca se ha visto una explosión como esta en españa." David Aja

0.4 Representados, iconoclastas y outsiders
 Mientras muchos de los autores que querían publicar en Estados Unidos trataban de entrar en la industria por si mismos, otros recurrieron a la vía del representante. Todo empezó cuando David Macho en una visita a la San Diego Comic Con, se llevó los portafolios de Ramón F. Bachs, Jesús Saiz y Fernando Blanco. Regresó a España con encargos para Bachs, y más adelante también ayudaría al resto de sus compañeros. Nuevos autores se sumaron a su agenda, entintadores y coloristas, bajo el nombre de Spanish Inq. Entre sus autores figuran Javier Acuña, Miguel Ángel Sepúlveda o Manuel García.
 

Carlos Pacheco
 
Carlos Pacheco

"Lo que realmente costaba era entrar, si entrabas, ellos sí confiaban en ti." Pasqual Ferry

0.5 Al margen
 Pere Olivé, una leyenda absoluta para los aficionados de la Generación Forum. Fue el director de arte de esta I cenciataria de Marvel, realizando diseños y logotipos que forman parte de la memoria colectiva de los lectores. Sus dibujos -en los que representaba a los responsables de los correos de los lectores como el Doctor Átomos o el Profesor Loki- son reconocidos por todos de un golpe de vista.

 Gracias a Forum se dio a conocer la obra de Sergio Aragonés, historiestista nacido en España pero emigrado a México. Su personaje más destacado es Groo el Errante, una parodia de Conan el Bárbaro, pero también ha homenajeado a los superhéroes en algunas interesantes ocasiones. Dentro de la parodia más cercana, se muestran algunas obras de Enrique Vegas, quien lleva desde finales de los noventa ofreciendo sátiras de casi todos los personajes de Marvel y DC, así como de diversos fenómenos cinematográficos.

 Y, además, la muestra cuenta con una exclusiva: antes de consolidarse como uno de los puntales del cómic español Paco Roca trabajó para Marvel como colorista de Salvador Larroca y propuso un cómic de Los Cuatro Fantásticos que nunca llegó a aprobarse, pero del que existen las muestras que completan esta exposición.
 

David Aja
 
David Aja

   "Es una profesión agradecida, donde nos respetamos porque sabemos que es muy duro, dibujes donde dibujes." Natacha Bustos

 Los superhéroes son hombres y mujeres con capacidades extraordinarias, habilidades superiores a las de los meros humanos. El género, uno de los fundamentales del cómic y que permite contar cualquier tipo de historia, es tan genuinamente estadounidense como el western. Y, sin embargo, como ocurre con este, algunos de sus autores más sugestivos no proceden de Estados Unidos. 


Natacha Bustos
 
Natacha Bustos









No hay comentarios:

Publicar un comentario