lunes, 7 de marzo de 2016

H.P.Lovecraft. Contra el mundo, contra la vida. Michael Houellebecq



Quizás haya que haber sufrido mucho para apreciar a Lovecraft...Jacques Bergier
 


 
"Estoy tan harto de la humanidad y del mundo que nada logra interesarme a no ser que incluya, por lo menos, dos crímenes por página, o que trate de horrores innominados procedentes de espacios exteriores". Lovecraft




(...) En mayo de 1918, escribe a Alfred Galpin. "Sólo estoy vivo a medias; derrocho gran parte de mis fuerzas en sentarme y andar; mi sistema nervioso es una ruina, estoy completamente embrutecido y apático salvo cuando tropiezo con algo que me inetresa especialmente".
Al fin y al cabo, es inútil dedicarse a reconstrucciones psicodramáticas. Porque Lovecraft es un hombre lúcido, inteligente y sincero. Al cumplir los dieciocho años se abate sobre él una especie de terror letárgico, cuyo origen conoce a la perfección. En una carta de 1920, habla mucho de su infancia. Su pequeña línea férrea, con los vagones hechos de cajas de embalaje...(pág. 18-19)


 

 (...) Y, gracias a Derleth y a algunos otros (pero sobre todo a Derleth), la obra de Lovecraft vio la luz. Hoy se nos presenta como una imponente arquitectura barroca, escalonada en niveles amplios y suntuosos, como una sucesión de círculos concéntricos en torno a un vórtice de horror y maravilla absolutos.

-Primer círculo, el más exterior: la correspondencia y los poemas. Sólo parcialmente publicados, y aún menos traducidos. Cierto que la correspondencia es impresionante: unas cien mil cartas, algunas de treinta o cuarenta páginas. En cuanto a los poemas, todavía no existe un inventario completo.

-Un segundo círculo abarcaría los relatos en los que Lovecraft participó, ya porque la escritura se concibiera desde el principio como una colaboración (como con Kenneth Sterling o Robert Barlow), ya porque el autor se beneficiase del trabajo de revisión de Lovecraft (los ejemplos son muy numerosos; la importancia de la colaboración de Lovecraft varía, aunque a veces llega hasta la reescritura completa del texto).
Podemos añadir los relatos escritos por Derleth a partir de las notas y fragmentos que dejó Lovecraft.

-Con el tercer círculo abordamos los relatos realmente escritos por Howard Phillips Lovecraft (1890-1937). Es obvio que, aquí cada palabra cuenta; el conjunto ya se ha publicado, y no podemos esperar que aumente.

-Para terminar, y sin pecar de arbitrarios, podemos delimitar un cuarto círculo, el corazón absoluto del mito HPL, constituido por lo que los lovecraftianos más provados siguen llamando, como a su pesar, los "grandes textos". Los cito por puro placer, con su fecha de composición:

La llamada de Cthulhu, 1926.
El color surgido del espacio, 1927.
El horror de Dunwich, 1928.
El susurrador en la oscuridad, 1930.
En las montañas de la locura, 1931.
Los sueños de la casa de la bruja, 1932.
La sombra sobre Innsmouth, 1932.
En la noche de los tiempos, 1934. 
                                                                                 (Pág. 28-29)  




 Autor: Michel Houellebecq
Título original: H.P.Lovecraft. Contre le monde, contre la vie

Traducción: Encarna Castejón
Libros del Tiempo Ediciones Siruela, S.A., 2006

Nº de Páginas: 126











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario