lunes, 14 de marzo de 2016

Feliz no cumpleaños


Museo ABC






Los raros efectos de las caídas en la obra de Carroll se consideran antecedentes de la Teoría de la Relatividad de Einstein. de hecho, existe una relación muy concreta con el Principio de Equivalencia formulado en 1907.

Por otra parte, "¿qué pasaría si uno cayera del polo norte al polo sur?" fue una pregunta de época. Si bien Galileo ya había respondido de foma científica en 1842, Dante Alighieri describió con acierto, en La Divina Comedia, cómo al llegar al centro de la tierra la gravedad se invertiría.


 

"¿Y el Conejo Blanco, qué? ¿Se encuadra en las líneas de "Alicia", o está pensando como contraste? Como contraste evidentemente. Lo que en ella es "juventud", "audacia", "vigor", y "rapidez de resolución", léase: "madurez", "timidez", "debilidad", "titubeo nervioso", y nos habremos acercado a algo a lo que yo quería que fuese. Creo que el Conejo Blanco debía llevar lentes. estoy seguro de que tenía la voz destemplada, que le temblaban las rodillas, y que su aspecto general denotaba una total incapacidad para plantarle cara a una gallina". Lewis Carroll

El gato Cheshire no figuraba en el original que Lewis Carroll regaló a Alicia Linddell, sino que fue añadido posteriormente, antes de su publicación. Sin embargo, se convirtió en un personaje fundamental. Sus intervenciones son claves para añadir lógica al disparatado mundo de Alicia, aunque sus veraces sentencias contrasten con el sinsentido del contenido.




Lewis Carroll escribió el libro para Alicia Linddell, pero al parecer, no se inspiró en ella para ilustrar a la protagonista. Una vez que Tenniel aceptó el encargo, Carroll le envió una foto de otra niña, Mary Hilton Badcock, para que fuera utilizada como modelo. Tenniel se negó en rotundo.

"El señor Tenniel es el único artista, que ha dibujado para mí, que se ha negado categóricamente a utilizar una modelo, y ha declarado que lo necesita tanto como yo una tabla de multiplicar para resolver un problema matemático. Me atrevo a creer que se equivocaba, y que por falta de modelo, dibujó varios retratos de "Alicia" completamente desproporcionados, con la cabeza demasiado grande y los pies demasiado pequeños". Lewis Carroll


 







"Pregunta: cuando soñamos y, como sucede a menudo, tenemos una vaga conciencia de la realidad y tratamos de despertar, ¿no decimos y hacemos cosas que en la vida vigil resultarían insensatas? ¿No podemos definir la demencia como una incapacidad para distinguir la vigilia del sueño? A menudo, soñamos sin la menor sospecha de irrealidad: "El sueño tiene su propio mundo", y a menudo es tan natural como el otro". Diario de Lewis Carroll, 9 de febrero de1856


Para crear su pseudónimo, el autor transformó "Charles Lutwidg" al latín. El resultado fue "Ludovicus Carolus", nombre que regresó al inglés como "Lewis Carroll"
 


Museo ABC
Amaniel 29-31 Madrid




No hay comentarios:

Publicar un comentario