martes, 19 de enero de 2016

La otra España del Temple. Rafael Alarcón




NON NOBIS DOMINE, SED NOMINI, TUO DA GLORIAM
Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino para la gloria de tu nombre (Salmo 113:9.)

San Bernardo de Cleval lo impuso a la Orden de los Caballeros del Temple como lema, San Bernardo fue el primer padre espiritual de la Orden. 


Basílica de San Pedro, Roma


 A veces pensamos que ya no hay dragones, ni valientes caballeros, ni princesas que se deslinzan entre bosques secretos encantando con su sonrisa a venados y mariposas.
 A veces pensamos que la nuestra es una era sin fronteras, sin aventuras. El destino se nos pierde más allá del horizonte; hubo sombras resplandecientes que galoparón por allí hace mucho tiempo, y se esfumaron.
 ¡Que placer equivocarse! Princesas, caballeros, encantamientos, dragones misterios, aventuras...no sólo están aquí y ahora: son lo único que vivió jamás sobre la Tierra.
 Pero, por supuesto, en nuestro siglo han cambiado de atavío.
 Y sin embargo, dueños de la realidad, siguen visitándonos en sueños para decirnos que nunca hemos perdido el escudo que necesitamos contra los dragones, ese voltaje de fuego azul que nos atraviesa y nos permite cambiar nuestro mundo según nuestros deseos. 
 La intuición susurra la verdad: ¡No somos polvo, somos magia! "Puente al infinito" Richard Bach
  
 
Basílica de San Pedro, Roma


 Una vieja que vive muy pobre en la parte más alta del pueblo, que posee una rueca inservible, una virgen y dos gatos negros, mientras hace la ruda calceta con sus secos y temblones dedos, rodeada de buenas comadres y de sucios chiquillos traviesos, en la paz de la noche tranquila, con las sierras perdidas en negro, va contando con ritmos tardíos la visión que ella tuvo en sus tiempos. "Balada ingenua" F. García Lorca


Basílica de San Pedro


 Me es imposible decir hasta cuándo durará esta situación, pero es cierto que al sur de los Pirineos vive todavía una sociedad que antepone las más profundas necesidades del alma humana a la organización técnica necesaria para alcanzar un nivel de vida más alto. Es ésta una tierra en la que crecen conjuntamente el sentido de la poesía y el sentido de la realidad."Al sur de Granada" Gerald Brenan


Basílica de San Pedro


 No te apegues exclusivamente a ninguna religión de modo que dejes de creer en las otras; perderás no poco bien; más aún, nunca acertarás a reconocer la verdadera verdad. Porque Dios es el omnipresente y el omnipotente y no puede estar encerrado en ningún credo ni religión, porque dice "dondequiera que os volváis, allí está el rostro de Dios". Cada cual reza lo que cree; su Dios es su hechura de sí mismo y, al rezar, se ora así mismo; por eso anatematiza las creencias de los demás, lo cual no haría si fuese justo, porque el desagrado hacia la religión ajena se basa en la ignorancia. "Futuhat". Ibn Arabí


Basílica de San Pedro


 Satisfacción perfecta de todo deseo y paraíso, esto es el Grial, la piedra de la luz, ante el cual todo resplandor terrenal no es nada.

 Ahora veo claramente todo aquello que la lengua no podría expresar jamás ni el corazón pensar. Aquí veo el principio de las grandes audacias y la causa de las pobrezas, aquí veo la maravilla de las maravillas. "Parzifal" Wolfram von Eschenbach


Museo Capitolino,Roma


 El Grial es, sin lugar a dudas, el símbolo más rico, polémico y controvertido de la Tradición Ancestral Universal. Todo en él resulta nebuloso, desde su origen: ¿céltico, islámico, cristiano?, hasta su significado: ¿religioso, filosófico, político?; desde su existencia como símbolo puramente abstracto, hasta su concreción material en un determinado objeto: caldero, copa, piedra, cofre, mesa; desde los caballeros artúricos que lo demandaban, hasta los caballeros que lo custodiaban vistiendo blanca túnica con roja cruz: los templarios.
 La identificación de la Orden del Grial con la Orden del Temple...(Pág. 95)


Basílica Santa María de Aracoeli, Roma


 Sucede en los hechos históricos en los que estuvieron implicados, sucede en las construcciones, sucede en las aventuras culturales que tuvieron lugar durante su existencia. Nunca figura ni aparece el Temple como causante o promotor de aquello que sucede, pero siempre está su sombra en las inmediaciones..."La mística solar de los Templarios" Juan García Atienza


Basílica Santa María de Aracoeli


Los lignum crucis, retoños del Árbol de la Vida

 Desde los primeros tiempos del cristianismo, hacía los siglos III o IV, la cruz comenzó a utilizarse como signo distintivo de la nueva fe. Rápidamente aparecieron las diversas variantes sobre la primitiva "cruz latina", variantes que expresaban, mediante diferencias formales, concepciones simbólicas asimiladas sincréticamente por la joven religión.
 De este modo,  entran en escenas cruces como la celta, que lleva inscrito un disco solar; la visigoda, de la que cuelgan el Alfa y la Omega del principio dualista oriental; la siria, rodeada de elementos vegetales, trasunto de antiguos cultos gnósticos a los genios de la naturaleza...(Pág. 133)


Basílica de Sta. María de Aracoeli


 Dijo el Maestre a Perceval: "Hay las cabezas selladas con plata y las cabezas selladas con plomo, y los cuerpos a los cuales pertenecen estas cabezas; yo te digo que tienes que hacer que venga aquí la cabeza tanto del rey como de la reina". "Perlesvaus" Poeta templario anónimo




Tres Anillos para los Reyes Elfos bajo el cielo/
Siete para los Señores Enanos en casas de piedra/
Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir/
Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono/
oscuro en la tierra de Mordor donde se extienden las Sombras/
Un Anillo para gobernarlos a todos.
Un Anillo para encontrarlos/
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas/
en la Tierra de Mordor donde se extienden las sombras.
                                                                         El Señor de los anillos
                                                                                            J.R.R. Tolkien

 
La enigmatica doncella de Compostela, que evoca perfectamente las leyendas  templarias sobre la Cabeza de Poder, el Bafomet. El tímpano de la portada de las Platerías del siglo XII en la catedral de Santiago de Compostela.




Autor: Rafael Alarcón H.
Título: La otra España del Temple. Leyendas y tradiciones del Temple

Ediciones Martínez Roca, S.A.
Edición 1988
Nº de Páginas: 383




La huellas de los guerreros mártires en los lugares más insospechados y en las tradiciones más cautivantes.
  • ¿Fueron los hermanos catalanes Galcerán y Hugo de Pinós los fundadores de la Orden del Temple?
  •  ¿Cuál es la relación entre los fragmentos de la Vera Cruz y el Árbol de la Vida esotérico?
  • ¿En que iglesias españolas están sepultados los tesoros del Temple.   
El lector puede desentrañar los arcanos de una España invisible para los ojos del profano, y puede recorrer el itinerario donde perduran las iglesias, los monumentos, las imágenes y las tradiciones de quienes pasaron de la condición de héroes a la de herejes y blasfemos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario