domingo, 10 de enero de 2016

American Gods. Neil Gaiman



"El que domina a los otros es fuerte pero, el que se domina a sí mismo es poderoso." Lao Tzo

San Francisco

¿Los límites de nuestro país, señor? Pues por el norte limitamos con la Aurora Boreal. por el este con el Sol Naciente, por el sur con la procesión de los equinocios y por el oeste con el Día del Juicio Final. - The American Joe Miller's Jest Book. (Capítulo Primero, pág. 13)


San Diego

Una cuestión que siempre me ha intrigado es qué les ocurre a los seres demoníacos cuando los inmigrantes abandonan su tierra natal. Los irlandeses americanos recuerdan a las hadas, los noruegos americanos a los nisser, los griegos americanos a los vrykólakas, pero sólo en relación con hechos ocurridos en su país de origen. Una vez pregunté por qué tales demonios no aparecían en Estados Unidos y uno de mis informadores sonrió confuso y respondió: "Tienen miedo de cruzar el océano, está demasiado lejos", y añadió que Jesucristo y los apóstoles nunca vinieron a Estados Unidos. Richard Dorson, " A Theory for American Folklore"


San Diego

Abiertas de par en par, sin vigilancia, esperan nuestras puertas, y una multitud diversa y salvaje las atraviesa. Hombres de las estepas tártaras y del Volga. Figuras de expresión inerte del Huang-ho. Malayos, escitas, teutones, eslavos y celtas, vuelan sobre el antiguo mundo del desdén y la pobreza; traen consigo dioses y ritos desconocidos, esas pasiones feroces para que saquen aquí sus garras, qué extrañas lenguas llenan calles y alamedas, acentos amenazantes llegan a nuestros oidos, voces que antaño conoció la Torre de Babel. Thomas Bailey Aldrich 
  
                                           
San Diego

  
 Los dioses hindúes son, en cierta manera, inmortales -porque nacen y mueren- y por ello experimentan la mayor parte de los dilemas de la Humanidad y a menudo sólo se diferencian de los humanos en aspectos triviales...y de los demonios, incluso en menos. Aun así son considerados por las clases hindúes seres por definición totalmente diferentes a los otros, su vida nunca puede regirse por arquetipos. Son actores que interpretan un papel que, en realidad, está hecho a nuestra medida, son las máscaras bajo las que vemos nuestros propios rostros. Wendy Doniger O'Flaherty

          

San Diego

Tres pueden guardar un secreto si dos de ellos están muertos.

                                                    Ben Frnaklin, Poor Richard's Almanack




América ha invertido su religión y su moral en valores rentables. Ha adoptado la inalcanzable posición de nación bendecida sólo porque merece serlo y sus súbditos aunque mantengan o descuiden cualquier otra teología, suscriben sin reservas el credo nacional. Agnes Repplier




La gente vive en la oscuridad, no sabe qué hacer. Yo tenía una linterna pequeña, pero también se fundió. Alargo a mano. Espero que tu también estés. Sólo quiero estar contigo en la oscuridad. Greg Brown




Todo en este continente es a gran escala. Los ríos son inmensos, el clima violento en el frío y el calor, las vistas magníficas, el trueno y el relámpago tremendos. Los desórdenes que inciden en el país hacen temblar a todos los elementos. Nuestros errores garrafales aquí, nuestra mala conducta, nuestras pérdidas, nuestras desgracias, nuestra ruina, todo es a gran escala. Lord Carlisle, a George Selwyn, 1778




Lanzó la moneda al aire con un impulso del pulgar. Brilló con un destello dorado en el cielo de mediados de verano como si nunca fuera a caer. Y puede que no lo hiciera nunca. Sombra no se quedó a mirar. se marchó andando y así siguió.
 




 La vida en la cárcel es dura. Pero siempre queda un rayo de esperanza si sabes que, a la salida, te espera una mujer que te ama, un amigo que te quiere, un trabajo que te gusta...Todo eso es lo que espera Smbra, que está a punto de salir de la cárcel...Pero le comunican que su mujer Laura y su mejor amigo Robbie han muerto en en accidente de coche.
 
Contratado por un extraño personaje experto en timos y estafas que responde al nombre de Wednesday, Sombra empieza un interminable viaje a lo largo y ancho de América, perseguido por el espíritu de su esposa, en el que descubre el límite entre lo humano y lo divino, y que las reglas que rigen el mundo de los hombres no son las mismas con las que los dioses conducen el mundo.
 


Título original: "American Gods"
Autor: Neil Gaiman

Traducción al español: Robert Falcó
Ilustración portada: Koveck

Norma Editorial
Colección Brainstorming nº 9

Edición: 2003
Nº de Páginas: 477




 



 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario