jueves, 3 de septiembre de 2015

Donación Plácido Arango Arias.


Fotografía: Ángel de Antonio. Plácido Arango Arias

Desde su fundación hace casi doscientos años, el Museo del Prado se ha beneficiado de la generosidad de incontables donantes, y no es este el primer legado que recibe de Plácido Arango Arias (Tampico, México, 1931), quien en 1991 donó las ochenta estampas que integran la primera edición de los Caprichos de Goya (Madrid, 1799). Si es su donación más importante, por el elenco de artistas incluidos y por cubrir llamativas lagunas de las colecciones del Museo del Prado.






Francisco de Goya. Toros de Burdeos, 1825. Sala 66

Francisco de Zurbarán. San Francisco en oración, 1659. Sala 10A

Luis Tristán. Calvario, h.1613. Sala 9B

Francisco de Herrera el Mozo
El sueño de san José, h.1662. Sala 9


Pedro de Campaña
Camino del Calvario,h. 1547. Sala 52C


Dos circunstancias singularizan la donación. La primera es la coherencia de Arango Arias como coleccionista, cuyo gusto, explica su decantación por autores y temáticas ajenos tanto a modas pasajeras como a los dictados del mercado del arte. De los quince artistas representados, seis lo hacen con más de una obra, y se incluyen aproximaciones varias a un mismo asunto, como la Inmaculada Concepción o San Juan Bautista, debidas a pintores de sensibilidades tan distintas como Antonio del Castillo (1616-1668), Mateo Cerezo (1637-1666) o Juan de Valdés Leal (1622-1690). La segunda es la procedencia de las obras. Aunque la inmensa mayoría fueron pintadas en España, lo que no es óbice para que se incluyan bocetos de Corrado Giaquinto (1703-1765) realizados en Roma, casi todas fueron adquiridas en el extranjero, con lo que se enriquece extraordinariamente el patrimonio histórico-artístico del museo.
Esta primera selección de obras que ahora se presentan, ilustra la variedad del legado que se incorpora al Museo del Prado definitivamente junto al resto de la donación a la conclusión del usufructo vitalicio. 


 San Jerónimo el Real




No hay comentarios:

Publicar un comentario