martes, 18 de agosto de 2015

La Fontana de Oro.


Calle de la Victoria, Madrid

Calle de la Victoria, entre la Carrera de San Jerónimo y la calle de la Cruz. El nombre lo tomó del convento de la Victoria, situado en la esquina con la Puerta del Sol y derribado en 1836. Su verdadero nombre era convento de San Francisco de Paula de los Mínimos, pero se le conoció por la Victoria, por el religioso Juan de la Victoria, que gracias a su terquedad, se construyó el convento a pesar de la oposición del cercano de San Felipe el Real y de la propia Villa. la iglesia de San Francisco se denominó a partir de entonces el Grande para diferenciarla de la de este convento.


Anfiteatro anatómico del Hospital General de Madrid

En este lugar, donde estuvo el citado monasterio, el grabador Fray Matías de Irala, tenía su celda y taller calcográfico (Madrid, 1680 - 1753)


Aquí estuvo desde los tiempos de Carlos III hasta los de Isabel II
La Fontana de Oro famoso café de Madrid, recordado por el 
escritor Pérez Galdós en su novela "La Fontana de oro".





El café y fonda La Fontana de Oro fue lugar de reunión de la España liberal. Hoy un pub irlandés, que abrió sus puertas con el nombre del café, nos ofrece un ambiente muy irlandés con actuaciones musicales en directo, licores, cervezas...









Las estaciones del año en estos murales de azulejos








Detalle con la firma del autor



Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.




Dí. ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
en donde nunca bebí?




Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.
 


Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.



Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacia llorar.



Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.
                                                   Antonio Machado












No hay comentarios:

Publicar un comentario