domingo, 14 de junio de 2015

Un domingo en el Barrio de las Letras.






Parecéis caballo Griego,
que el mar a mis pies desagua,
pues venís formado de agua,
y estáis preñado de fuego.
                                                                         El Burlador de Sevilla
                                                                                  Tirso de Molina 

 
 



¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor,
que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla
y se respira mejor?
Esta aura que vaga llena...
                                                    Don Juan Tenorio
                                                                             José Zorrilla          


 


-Sepa el señor Licenciado Vidriera que un gran personaje de la Corte le quiere ver y envía por él.
A lo cual respondío:
-Vuestra merced me excuse con ese señor; que yo no soy bueno para palacio, porque tengo vergüenza y no sé lisonjear. "El licenciado Vidriera" Miguel de Cervantes.


 



A sus espaldas le sigue
un Lucero que, a deshora,
salió la noche del día
que el cielo y la tierra lloran.

Y si en el cielo hay estrellas
que lucientes carros forman,
en otros carros su cielo
vivas estrellas adornan.
                                                La gitanilla
                                                                              Miguel de Cervantes Saavedra 





Yo, por darle gusto a mi amigo, llaméle Poncio Pilato. Corrióse tanto el hombre, que dio a correr tras mí con un cuchillo desnudo para matarme, de suerte que fue forzoso meterme huyendo en casa de... "La vida del Buscón". Francisco de Quevedo.






CRESPO                Ya que yo, como justicia,                           
me valí de su respeto      
 para obligaros a oírme,   
 la vara a esta parte dejo  
      y, como un hombre no más,   
    deciros mis penas quiero.     
                                                           "El alcalde de Zalamea"
                                                                                          Pedro Calderón de la Barca             




A cabo de tres días  yo torné en mi sentido y vime echado en mis pajas, la cabeza toda emplastada y llena de aceites y ungüentos, y, espantado, dije:... "Lazarillo de Tormes" Anónimo.








Al borde del sendero un día nos sentamos.
Ya nuestra vida es tiempo, y nuestra sola cuita
son las desesperantes posturas que tomamos
para aguardar... Mas de Ella no faltará a la cita.
                                                                              Antonio Machado


 










Celestina.- El propósito muda el sabio; el necio persevera. A nuevo negocio, nuevo consejo se requiere. No pensé yo, hijo Sempronio, que así me respondiera mi buena fortuna. "La Celestina". Fernando de Rojas.





¡Cervantes -un paciente hidalgo que escribió un libro-, se halla sentado en los elíseos prados hace tres siglos, y aguarda, repartiendo en rededor melancólicas miradas, a que le nazca un nieto capaz de entenderle! "Meditaciones del Quijote", José Ortega y Gasset.
 




Te he dicho, Platero, que el alma de Moguer es el vino, ¿verdad? No; el alma de Moguer es el pan. Moguer es igual que un pan de trigo, blanco por dentro, como el migajón, y dorado en torno- ¡oh sol moreno! -como la blanda corteza. "Platero y yo". Juan Ramón Jiménez. 





Tirano Banderas salió a la ventana blandiendo el puñal, y cayó acribillado. Su cabeza, befada por sentencia, estuvo tres días puesta sobre un cadalso con hopas amarillas, en la Plaza de las Armas. "Tirano Banderas", Ramón del Valle-Inclán.



Nunca se le dio a entender que tenía un alma pronta a dar ricos frutos si se la cultivaba con esmero, ni que llevaba en sí, como los demás mortales, ese destello del eterno saber que se nombra inteligencia humana..."Marianela" de Benito Pérez Galdós.




Que amor de cosa tan bella,
Y gracia que es infinita.
Si es elección, me acredita;
Si no, acredita mi Estrella.
                                                     Pasiones de ausente enamorado
                                                                         Francisco de Quevedo


 


Desde que estoy ausente
no sé sino soñar,
igual que el mar tu cuerpo,
amargo igual que el mar.
                                              A mi Josefina
                                                                     Miguel Hernández          







Manos que apoyan los pechos
que al Hijo Eterno convidan,
manos que amasan los panes
para el Pan de Eucaristía,
                                                   Cancionero
                                                                           Miguel de Unamuno         
 




La mar, elmar,
ese lento mecerse de un vaivén secular
que todo envuelve, iguala, fundiendo, dando paz,
la piedad de la muerte te acoge maternal.
                                                                           Gabriel Celaya       

 


 
Esta Plaza del Ángel debe su nombre a un cuadro del ángel de la guarda que estuvo en el convento de san Felipe Neri, derribado a principios del siglo XIX y que ocupaba parcialmente este lugar.





Finalmente, alzados los manteles, con gran reposo alzó don Quijote la voz, y dijo:
- Entre los pecados mayores que los hombres cometen, aunque algunos dicen que es la soberbia, yo digo que es el desagradecimiento, ateniéndome a lo que suele decirse: que de los desagradecidos está lleno el infierno. "Don Quijote de la Mancha" (segunda parte). Miguel de Cervantes.






Un barrio con mucho ambientazo, lleno de colores, olores, sabores y alegría. Con una amplia oferta de sitios donde comprar, tomar algo, comer bien rico y pasarlo de lujo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario