lunes, 22 de junio de 2015

Rosario Weiss (1814-1843).


Museo Lázaro Galdiano


Museo Lázaro Galdiano
 Calle Serrano, 122
28006 Madrid


 


Rosario Weiss


Dibujos de Rosario Weiss en la Colección Lázaro Galdiano

Rosario Weiss Zorrilla, hija de Isidoro Weiss, hijo de un comerciante de joyería de origen alemán, y Leocadia Zorrilla Galarza, hija de comerciantes y emparentada con la familia política del hijo de Goya. Entre 1820 y 1821 pasó a vivir, junto con su madre y hermano Guillermo, con Francisco de Goya en la Quinta del Sordo; en 1824, cuando este último dejó Madrid y se exilió en Burdeos, la niña continuó viviendo en Madrid con su madre unos meses más, mientras tanto comenzó a recibir sus primeras lecciones artisticas bajo la dirección del arquitecto Tiburcio Pérez Cuervo, que le enseñó a utilizar el difumino y la tinta china utilizando como modelo dibujos de Goya. En septiembre de ese mismo año llegaba a Burdeos acompañada de su madre y hermano. De este período se conocen algunos detalles, por las cartas de Leandro Fernández de Moratín, que confirman su educación en el dibujo y la música.




 En 1828, tras la muerte de Goya, la situación económica de su madre se vio muy afectada, aunque continuaron residiendo en Burdeos y allí siguió recibiendo lecciones de dibujo y pintura con un miembro de la familia Vernet, posiblemente François, con quien comenzó a utilizar el color al óleo. También asistió a la escuela gratuita de Pierre Lacour, pintor discípulo de David, donde aprendió a litografiar. En 1830 se fecha la litografía El genio de la libertad, cuyo tema era un homenaje a Francisco Espoz y Mina, en cuyo ejercito militaba su hermano Guillermo. Tras la amnistía decretada en 1832 para todos los que habían cometido delitos contra el monarca Fernando VII muchos liberales regresaron a su patria, Rosario, junto a su madre y hermano, esperó hasta el mes de junio de 1833, instalándose en Madrid. Durante estos primeros años como pintora en Madrid, sólo se la conocen copias de cuadros del Museo del Prado y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Mujer leyendo




Al tiempo, se incorporó a las actividades del Liceo Artístico y Literario el mismo año de su creación, en donde tenía el número de socia, 221; esta agrupación fue símbolo del movimiento romántico de la corte liberal y había sido fundado en 1837 por José Fernández de la Vega. En ella participó la pintora desde sus primeras reuniones hasta 1841, su labor se ve reflejada en algunas de las sesiones de "competencia"junto a pintores de su época, haciendo retratos a lápiz y litografiados de muchos de sus individuos e incluso alguna de sus obras sirvió de ilustración en la revista del Liceo, como La pasiega (1838). También participó en las exposiciones de esta institución con obra original y con copias de Goya que, más tarde, fueron compradas por la Reina Gobernadora (1839), y en 1840, con motivo de la exposición a beneficio del pintor Esquivel, donó dos dibujos.


Guillermo Weiss, 1842

Desde su regreso a España estuvo ligada a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, participando en las exposiciones de 1834 con copias de Murillo Y Goya, en 1835 con la copia de La rendición de Breda de Velázquez y un retrato de Van Dyck, volviendo a exponer en 1836 y 1837 con copias de Velázquez y Goya. En abril de 1938 solicitó ser académica de pintura y la institución la examinó de los ejercicios reglamentarios obligatorios.

Este nombramiento de académica de mérito le debió de ayudar en su al puesto de maestra de Dibujo de Isabel II y su hermana la infanta Luisa Fernanda, que le fue concedido en 1842. Esta elección se inscribe dentro del clima liberal impuesto por el gobierno, que nombró preceptor de Isabel II a Agustín de Argüelles, quien debió interceder para este nuevo puesto para Rosario Weiss. Poco tiempo tuvo para ejercerlo, ya que, con la salud muy deteriorada, murió al año siguiente.


Alegoría de la atención.

 Toda su vida estuvo teñida, hasta muy recientemente, de una polémica aureola romántica por la sospecha de haber sido hija ilegítima de Goya, aunque no haya ningún dato documental que lo confirme. Pintora mediocre, de escasa producción, fue siempre más conocida por su relación con Goya y la copia de sus obras, fundamentalmente dibujos, su personalidad fue siempre sospechosa de haber hecho copias para ser vendidas de forma fraudulenta, como parece atestiguarlo un testimonio antiguo de la duquesa de San Fernando, quien en recuerdo del viejo Goya, al que había conocido la dejó copiar cuadros de su colección, pero después de haber copiado dos bocetos de los "caballos de Velázquez" que fueron presentados en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de 1836, la prohibió esta práctica en su casa. En 1956 una serie de dibujos goyescos conservados en la Hispanic Society de New York fueron atribuidos a esta pintora por López Rey y desde entonces el número de copias y variantes sobre modelos de Goya no han hecho más que incrementarse. (Mercedes Águeda Villar)




En esta exposición del Museo Lázaro Galdiano, comisariada por Carlos Sánchez Díez, resultado de una investigación realizada durante el año 2014 centrada en los dibujos de Rosario Weiss (2.XII.1814 - 30.VII.1843). 


Jardín del Museo Lázaro Galdiano

Vista del jardín desde la tienda del museo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario