lunes, 4 de mayo de 2015

José de Madrazo y Agudo (1781 - 1859)


Museo del Prado 
Autor: José de Madrazo y Agudo
Título: La muerte de Viriato, jefe de los lusitanos, 1807
Técnica. Aguada, Albayalde; Pluma;Preparado a lápiz; Tinta parda.
Soporte: Papel   Medidas: 422 X 565 mm   Escuela: Española
Madrid. Museo Nacional del Prado 


En 2006 el Prado compró a unos descendientes del pintor José de Madrazo la biblioteca y la mayor parte de los dibujos conocidos de los miembros de esta notable dinastía que dominó el arte español del siglo XIX. La compra ha resultado una mina de la que han ido apareciendo múltiples tesoros: preciosas acuarelas de Fortuny; primeras fotos de monumentos de Roma; un sensacional dibujo de Mengs; dos bocetos al óleo de La muerte de Viriato y La Felicidad Eterna de José de Madrazo, y centenares de dibujos de José, Federico, Raimundo y demás artistas de la dinastía.

Antes de esta compra, de José de Madrazo se conocían sólo unos 50 dibujos; tras ella han aparecido otros 400 más, representativos de toda su obra, incluidos algunos de los que sólo había testimonio escrito.

Uno de los dibujos adquiridos es el modellino preparatorio de La destrucción de Numancia, de 405 X 560 mm, a lápiz, carboncillo, pluma, aguada y albayalde sobre papel tostado, trazado en 1807. La destrucción de Numancia era una mítica obra perdida de Madrazo, que empezó a pintar en Roma en 1807 antes de la ocupación napoleónica de la ciudad, y en la que continuó trabajando toda su vida sin que se supiera qué había sido de ella. Se sabía que era una obra de grandes proporciones de estilo neoclásico, género del que José de Madrazo está considerado el máximo representante en España. Formaba parte de un conjunto de cuatro obras, de las que sólo terminó La muerte de Viriato. Las otras dos eran Las exequias de Viriato, cuyo dibujo también está entre los adquiridos, y Megara obligado a capitular a los romanos.
Hace unos años salió al mercado madrileño lo que se pensaba era un boceto anónimo con el tema de la destrucción de Numancia.

Entre los libros de la biblioteca de Madrazo se encontraron La Numantina de mosquera y la Historia de España del Padre Mariana donde se narra este episodio, en el que los habitantes de Numancia, cercada por Escipión e incitados por su caudillo Megara, incendian la ciudad, se matan y se arrojan a las llamas, antes que entregarse a los romanos, suceso acaecido en el año 133 a.C. Este hecho fue muy popular en la pintura de Historia española del siglo XIX, pues se le consideraba precursor de los sitios de Zaragoza y Gerona por los franceses.  


  Autor: José de Madrazo y Agudo
Título: la muerte de Viriato, jefe de los lusitanos, 1807
Técnica: Óleo   Soporte: Lienzo   Medidas: 307 cm X 462 cm
Escuela: española   Tema: Historia
Museo Nacional del Prado. Madrid


Esta obra fue ideada como parte de una serie de lienzos con escenas evocadoras de la resistencia de los pueblos peninsulares frente a la dominación romana. Viriato (siglo II a. C.,), rey de los lusitanos, yace asesinado en su tienda mientras sus verdugos, Audax, Ditalkon y Minuro, abandonan la escena triunfantes a la derecha de la composición. Caudillo de las rebeliones peninsulares frente a la ocupación romana, Viriato luchó contra el Imperio hasta que Roma le reconoció como rey y "amigo del pueblo romano". A pesar de ello, fue asesinado por orden del cónsul romano Cepion que, violando el pacto de paz, compró la suerte Viriato a sus propios amigos. De técnica muy pulida y acabada, destaca la composición de la obra, en la que el dramatismo del momento queda subrayado por los gestos exaltados de los personajes que, sin embargo, contienen sus emociones a la manera neoclásica, como si fueran esculturas clásicas.


 Autorretrato José de Madrazo y Agudo
Santander 1781 /  Madrid 1859 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario