miércoles, 15 de abril de 2015

Las Fábulas.




Centro Cultural Anabel Segura
Avda. de Bruselas, 19. Alcobendas


Los caracoles.

Cierto día el hijo de un pescador se encontraba en los acantilados en busca de caracoles. Tras capturar algunos, decidió encender una fogata y asarlos para comer. Mientras se freían los caracoles empezaron a crepitar (pequeños ruidos como silbidos). El muchacho incomodo por esto dijo:

"Diablos, los estoy friendo vivos, y ellos se ponen a cantar"

Cuando el joven se encontraba en casa, aun sorprendido por lo que vio, contó lo ocurrido a su padre. Este le respondió:

"No te extrañes hijo. En la vida, muchos se sacrifican por el bien de los demás".

Moraleja
Nada en la vida da más paz que hacer el bien a los demás. (Victar Kopach)
 

  
 
 Autor: Viktar Kopach
Título:Snails
Técnica: Bronce, piedra.
 


Autor: María Verdugo Althöfer
Título: Niñas-pájaro
Técnica: Impresión digital sobre lienzo y lápiz conté.
 


Autor: Diego Canogar
Título: El refugio
Técnica: Hierro soldado y pintado. 



 




Autora: Paz Vicente
Título: Avaritia_El Perro y La Carne
Técnica: Instalación. 

 



Autora: Paty Sonville
Título: La rana que quiso ser tan grande como un buey
Técnica: madera y acero.



Autor: Oscar Hernández
Títrulo: Y entonces dijo la ternera...
Técnica: Pintura digital



Autor: Lee Chao
Título: Nail Spirit
Técnica: Teka birmana tallada




 

Autora: Indiana Forti
Título: Las dos perras
Técnica: Fotografía digital.


 




Centro Cultural Anabel Segura

Las Fábulas
                                                                     9 Abril - 4 Mayo                              
Entrada Libre                                  



"Cada artista, desde su ámbito de trabajo, tenía que interpretar una fábula", mediante fotografías, grabados, esculturas o pinturas. Con un párrafo de Félix María Samaniego, en el que invita a los niños a dejar de escuchar solo a los hombre y empezar a oír a dragones, cuervos, elefantes, caballos, hormigas, ranas y demás aves, cuadrúpedos, reptiles y peces que habitan el planeta...



El perro y el cocodrilo

Bebiendo un perro en el Nilo,
al mismo tiempo corría.
"¡ Bebe quieto!", le decía
un taimado cocodrilo.
Dijole el perro, prudente:
"Dañoso es beber y andar;
pero, ¿es sano el aguardar
a que me claves el diente?"
¡Oh; qué docto perro viejo!

Yo venero su sentir
en esto de no seguir
del enemigo el consejo.


  












 

1 comentario:

  1. Gracias a lo bien relatado tengo la sensación de estar presente .Un recorrido virtual de la más instructivo.

    ResponderEliminar