domingo, 26 de abril de 2015

Historia de las Telecomunicaciones.



La exposición Historia de las telecomunicaciones. Colección Histórico-Tecnológica de Telefónica tiene como objetivo mostrar la evolución de la comunicación a distancia, con un especial acento en la telefonía en España. No es un recorrido nostálgico por aparatos y sistemas de antaño sino la muestra de una búsqueda incansable de mejora y progreso para lograr comunicarse mejor y más rápido.

Desde los telégrafos del siglo XIX pasando por los cables submarinos, las centralitas, los teléfonos de disco, los equipos de conmutación automática, o los móviles de última generación, el hilo conductor que articula la exposición es el espíritu de innovación y la constante evolución derivada de los importantes avances técnicos del momento. Esto se traduce en la continuada presencia de lo más avanzado en investigación, comunicación, sistemas o diseño. 





Antecedentes de la telefonía: la telegrafía eléctrica

Desde la antigüedad el ser humano ha utilizado diferentes sistemas para comunicarse a distancia: la luz del sol, hogueras, mensajeros a pie, a caballo, torres de telegrafía óptica, etc.

Desde mediados del siglo XIX los mensajes se transmiten por primera vez de manera casi instantánea. Las investigaciones sobre electricidad, intensificadas en el siglo anterior, se aplican a la comunicación y facilitan la invención del telégrafo. Varios sistemas se presentan casi en paralelo, pero es el inventado por Morse el que se generalizará debido a su sencillez y economía.

Los impulsos eléctricos se envían a través del cable telegráfico de manera intermitente, con una duración más o menos larga, según un código basado en combinaciones de puntos y rayas que equivalen a las letras del alfabeto y permiten descifrar los mensajes.



1880 Teléfono mural. El teléfono Gower-Bell se utilizó en la primera comunicación rural por línea privada en España. Fue Rodrigo Sánchez-Arjona quien, tras contemplar un modelo como éste en la Exposición Universal de París de 1878, lo adquirió para comunicar su casa de campo en la finca "Las Mimbres" con el pueblo Fregenal de la Sierra (Badajoz). El micrófono no se ve por estar instalado debajo de la tapa de madera que cubre su mecanismo. Fue la propia familia Sánchez-Arjona quién donó esta pieza única.
 
1884 Centralita manual de batería local.


Nuevos sistemas de comunicación: el teléfono y la telegrafía sin hilos

Las enormes posibilidades que brindan la telegrafía sin hilos y la aparición del teléfono revolucionaron la comunicación a distancia.
En 1876 Graham Bell es el primero en patentar su invento y se adelantará así a otras personas que también investigaban cómo trasmitir la voz. Esta nueva realidad de comunicación inmediata, sin códigos, encuentra aplicación en las grandes ciudades: en las empresas y negocios primero, y más tarde, en los hogares. Los primeros aparatos, todavía para unos pocos privilegiados, se personalizan, imitan formas caprichosas o se decoran con esmaltes y aplicaciones de metales y maderas nobles. En este primer momento la comunicación entre sus propietarios se realiza manualmente: las operadoras conectan las llamadas, y hacen posible la comunicación entre los abonados.

Marconi logra en 1899 establecer la primera comunicación telegráfica sin hilos a través del Canal de la Mancha, y en 1901 asombra al mundo al hacer llegar la señal a través del Atlántico. El envío de mensajes telegráficos sin cables es ya una realidad.



1925 Teléfono automático con conexión a batería central y sonería interior


Este teléfono fue utilizado por el rey Alfonso XIII para inaugurar el servicio automático en Madrid, en 1926, y la comunicación telefónica trasatlántica, en 1928. Primero se realizó la conexión entre Madrid y Washington, y un mes después se abría la línea Madrid-Cuba. No existía entonces una infraestructura telefónica de cables submarinos, por lo que la comunicación se establecía a través de un sistema mixto de telefonía y radio: primero con una línea interurbana telefónica de larga distancia, que se emitía después por radio a las estaciones receptoras de América.
 



1893 Teléfono con sonería y llamada por magneto


Este modelo mantiene la misma tecnología del Skeleton, pero en este caso se encuentra oculta tras la carcasa metálica que lo protegía así del polvo y la suciedad. Este recubrimiento permitió numerosas variaciones en la decoración del aparato, que lo convirtió en un producto muy atractivo. Fue conocido como "el molinillo de café", por su parecido con un modelo de molinillo de café muy popular fabricado por Peugeot en la misma época.
  


1924 Teléfono de sobremesa automático de batería central. Este modelo se denomina de columna debido a la forma del cuerpo central. Fabricado en hierro, ya incorpora el disco de marcación, que permitía conectarse al equipo de conmutación automática de la central telefónica y marcar directamente el número de abonado sin necesidad de operadora. Se convirtió en un modelo muy popular en Estados Unidos, mientras que en Europa no tuvo demasiada aceptación.


1920 / 1925 Bicicleta de celador

Esta bicicleta perteneció a un celador de la Sierra de Albarracín (Teruel). Estos profesionales se encargaban del mantenimiento de las líneas telefónicas. Desde las centrales se daba aviso de las averías y los celadores comprobaban los cables de las líneas de teléfono., realizando las reparaciones necesarias. Los cables de telefonía han evolucionado desde los primeros hilos de cobre hasta los cables coaxiales y de fibra óptica, y han hecho posible no sólo transportar un mayor número de conversaciones simultáneas con mayor calidad, sino también incorporar nuevos servicios para los usuarios.

 1929 Cuadro de fuerza

Los cuadros de fuerza distribuían, regulaban y controlaban la energía eléctrica en las centrales telefónicas. Esta sección que se expone formó parte del cuadro instalado en este mismo edificio, desde su entrada en servicio como central telefónica en los años veinte hasta 1991, en que fue retirado.

 Años 50 mesa de pruebas urbana
 

1960 / 1965 Repetidor de cable submarino coaxial
 

1965 Teléfono automático de uso público (modelo 5536-M)


Este tipo de teléfono público se utilizó con fichas, que se compraban previamente, y posteriormente con pesetas.

En 1966 se instalaron en Madrid las primeras cabinas telefónicas en la vía pública. hasta entonces en España los teléfonos públicos se encontraban en espacios interiores, como restaurantes, hoteles o en locutorios telefónicos.
 

1970 Teléfono automático (Modelo Heraldo)


El modelo heraldo comenzó a comercializarse en España en 1963. Se convirtió en un modelo popular que se fabricaba en termoplástico, lo que permitió su disponibilidad en diferentes colores y sustituyó en los hogares españoles al famoso teléfono de baquelita negra. Además fue un modelo que también se fabricó con algunas modificaciones técnicas para su exportación a Latinoamérica.


 1968 Teléfono automático de batería central (modelo Góndola)


Este modelo, que podía ser de mesa o de pared, fue uno de los teléfonos más populares de su época. Con un diseño innovador, fabricado en plástico, incluía el dial dentro del receptor. Dado el aumento en la demanda de estos terminales, se comercializó en varios colores. Ahora ya no existía un único teléfono en cada casa, pasaban a instalarse en dormitorios, cocina, despachos...Se trataba de llevar la telefonía casi a cada rincón de los hogares. 
 

 1975 Centralita Satai 4/10/5


Satai significa Sistema de Aparato Telefónico de Abonado con Intercomunicación. Eran centralitas automáticas que permitían realizar llamadas internas y externas. En España se utilizaron principalmente para comunicarse entre trabajadores de una misma oficina, mientras que en EEUU sólo se utilizaba para transferir las llamadas externas. A través de un código numérico, como el 4/10/5 de este teléfono, se indicaba las llamadas exteriores que se podían recibir (4), el número de equipos conectados (10) y las conversaciones simultáneas que permitía (5). 


 1985 Teléfono (modelo Benjamín)


Aunque el diseño del modelo Benjamín  puede parecer inspirado en los teléfonos móviles con tapa de los años 90, la verdad es que es anterior a éstos en casi diez años. Era un teléfono electrónico realizado en una sola pieza y fabricado con un tipo de plástico muy resistente. Cuando se recibía una llamada había que abrir la tapa abatible que cubre el teclado. El nombre de Benjamín se debe a su reducido tamaño.


1988 Teléfono (modelo Teide)


Este modelo Teide fue uno de los primeros teléfonos totalmente electrónicos. Comenzó a instalarse en los hogares en los años 80 para sustituir al ya tradicional Heraldo. Podía utizarse como teléfono mural o de sobremesa, y estaba disponible en blanco y en rojo. Su marcación es por pulsos decádicos, adecuándose ya a la entrada en servicio de algunas centrales digitales, que convivirán durante años con las centrales electrónicas.
 
Se anunciaba como "aparato telefónico de teclado cuya tecnología electrónica mejora el nivel de audición e inteligiblidad". 


1969 Maqueta del sistema PC-32

Se trata de un sistema de comunicación automática denominado de barras cruzadas porque la conexión se produce por el contacto entre barras dispuestas en forma de malla. Este sistema sustituye al Rotary, que se instalaba hasta entonces. Concretamente, los Pentaconta-32 se utilizaron principalmente para la automatización de las zonas rurales de España.


1975 Sistema de Transmisión con la tecnología por Multiplexación por División en el Tiempo (MDT)


Estos sistemas conseguían que varias conversaciones se transmitieran simultáneamente, utilizando la misma vía mediante la denominada tecnología de multiplexación por división en el tiempo  (MDT). Este equipo concretamente permitía transmitir treinta canales, es decir, conversaciones simultáneas por una misma línea de cobre. En la actualidad, los sistemas de multiplexación pueden llevar decenas de miles de canales por un solo cable.



1874 Receptor telegráfico portátil de código morse

Este receptor está formado por dos cuerpos distintos: un mecanismo de relojería hace avanzar con regularidad una cinta de papel; y un electroimán que al recibir los impulsos eléctricos pone en movimiento una palanca que imprime sobre la cinta los trazos del código morse. El operario que atendía el aparato traducía ese código al lenguaje alfabético.

Debido a la sencillez de su mecanismo, el telégrafo de código morse fue el más utilizado entre todos  los modelos de telégrafo inventados. 


1887 Cable telegráfico submarino

Este fragmento de cable proviene del sistema tendido entre Porthcurno (Gran Bretaña) y Carcavelos (Portugal) en 1887.

La primera comunicación telegráfica mediante cables submarinos se produjo en 1850 a través del Canal de la Mancha. Este hito histórico fue el resultado de grandes esfuerzos científicos, logísticos y empresariales. Aunque ese primer cable sólo estuvo en funcionamiento durante unas horas, al año siguiente Francia y Gran Bretaña quedaron definitivamente comunicadas.


1910/1914 Teléfono portátil de llamada por magneto y batería local (modelo Feldtelefon M1916)


Los teléfonos de campaña eran equipos portátiles que fueron utilizados principalmente para las comunicaciones desde el campo de batalla. Todos los elementos necesarios para el funcionamiento estaban insertados en cajas de madera o metal de gran resistencia. Para comunicarse era necesario conectar los cables del teléfono a la línea de poste.
  

1916 Válvula electrónica


1950/1955 Teletipo
 


Espacio Fundación Telefónica

C/ Fuencarral, 3 Madrid

Exposición permanente. Segunda planta





No hay comentarios:

Publicar un comentario