miércoles, 15 de abril de 2015

Cartas de amor, Mark Twain (1835 - 1910)


Familia Clemens


La historia de amor de Samuel L. Clemens y Olivia "Livy" Langdon comienza como un relato in medias res, es decir, sin los antecedentes de la narración. La primera carta, con fecha del 7 de septiembre de 1868, presenta a un Mark Twain de treinta y tres años que ya ha comenzado el acercamiento a su enamorada Levy, sin que el lector pueda conocer el origen de esta comunicación.(...)
Hay un antes y un después manifiesto en el Samuel Clemens que conoce a Olivia Langdon. En estas cartas existe un ansia perpetua de perfeccionamiento, un anhelo constante de Samuel por hacerse merecedor del amor que siente por Levy.(...)


 Olivia Langdon




Mark Twain seudónimo de Samuel Clemens, nació el 30 de noviembre de 1835 en  Florida (Missouri). En 1851 publicó notas en el periódico de su hermano, el Hannibal Journal. Fue piloto de un barco de vapor por el río Mississippi.
 
En 1861, se alistó en el ejercito Confederado. Fue periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City y, en 1863, empezó a firmar sus artículos con el seudónimo Mark Twain, una expresión utilizada en el río Mississippi que significa dos brazadas de profundidad (el calado mínimo necesario para la buena navegación).
 
En 1865 escribe la historia que escuchó en las minas de oro de California: "La célebre rana saltarina del condado de las Calaveras", y logró una enorme fama en todo el país.
En 1870 contrajo matrimonio con Olivia Langdon y se estableció en Hartford (Connecticut). Escribe Tom Sawyer (1876), que describe la infancia en un pueblo a orillas del Mississippi, El principe y el mendigo (1882), Un yanqui en la corte del rey Arturo (1889). las aventuras de Huckelbrry Finn (1884), considerada la obra maestra de Twain.

En 1884 crea la editora Charles l.Webster and Company, pero la inversión en una imprenta automática le endeudó, por lo que tuvo que dar una gira de conferencias por todo el mundo para obtener fondos.

En las décadas 1890 y 1900 sus escritos exponen amargura y un creciente pesimismo causados por el fracaso de sus negocios y la muerte de su mujer y dos de sus hijas. La muerte de Olivia el 5 de junio de 1904, en Villa di Quarto, Florencia, Mark Twain comenzó la última etapa de su vida bajo el peso acentuado del pesimismo, había conocido el éxito y la fama con las grandes obras por las que sería recordado, pero también había sufrido durante años las consecuencias de una tragedia familiar. Antes que a Levy, había perdido a su hija Susy en agosto de 1896, cuando el escritor de encontraba en Inglaterra. Twain acababa de concluir una gira anual como conferenciante  por todo el mundo y permanecía en Guildford para pasar una temporada de reposo con su esposa y su hija Clara, quienes le habían acompañado en el viaje. Susy que debía unirse a la familia poco después cayó repentinamente enferma de meningitis y, a consecuencia de la intensa fiebre celebral, murió el 18 de agosto entre delirios y alucinaciones, según se relata con desesperación en las cartas y en la Autobiografía.
La perdida de su hija fue otro duro golpe, como el que había vivido con la muerte de su primer hijo, Langdon, en 1872, siendo el pequeño todavíaun bebé. El fallecimiento de su esposa no hizo sino despertar el pensamiento más desilusionado de Twain, el que arrastraba latente y el que gobernaría el resto de su vida; la ausencia de Olivia acrecentaba el abandono existencial del escritor y añadía a la figura de Livy una nueva significación, similar a la angelical Laura de Petrarca o la salvadora Beatriz de Dante.

Todavía antes de su fallecimiento, Twain vivió una nueva desgracia personal: su hija menor Jean, murió como consecuencia de un ataque epiléptico la víspera de Navidad de 1909, pocos meses antes de la muerte del propio Twain. (...) Tan solo su hija Clara le sobrevivió.

Escribe Wilson (1894), novela sobre un asesinato con trasfondo racista, y Recuerdos personales de Juana de Arco (1896), biografía sentimental. Recibió el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford en 1907. Mark Twain murió el 21 de abril de 1910; había nacido el 30 de noviembre de 1835 en Missouri, en un momento en que el cometa Halley pasaba cerca de la esfera terrestre; y setenta y cinco años después, al morir, el mismo cometa repetía su ciclo pasando de nuevo por la Tierra -se podría decir- para despedirse.

Mark Twain



Twain dejó escrito: "El producto más franco, más libre y más privado de la mente y del corazón humano es una carta de amor". Este epistolario inédito hasta ahora en español (que abarca desde el noviazgo de la pareja en 1867 hasta la muerte de Olivia "Livy" Langdon en 1904) revela no sólo la íntima parcela sentimental del genial escritor estadounidense, sino también el aspecto profesional de su carrera. En muchas de las cartas aparece el espíritu filantrópico del novelista, su sentido de la solidaridad y su hondo desasosiego por el ser humano.

Cabe leer pues esta correspondencia como una radiografía de la vida de Twain, quién escribió en el prefacio de su autobiografía: "Me ha parecido que podía ser tan franco, libre y desinhibido como una carta de amor si supiera que lo que estaba escribiendo no iba a ser expuesto a ojo humano alguno hasta que yo estuviera muerto, ignorante de todo e indiferente".


"Ya es hora de que estés en la cama, Livy ...Así que si rodeas mi cuello con tus brazos y me besas mientras miro por un momento esos ojos que amo más que la luz que mana de los cielos, puedes irte. Y toma estos dos besos y pósalos como yo haría si estuviese allí. 
Buenas noches, que Dios siempre te bendiga, mi amor.
                                                                                 Hasta la muerte,
                                                                                                   SAM  
     

Autor: Mark Twain
Título original: The Love Letters of Mark Twain

Traducción de Alma Fernández Simón
Postfacio de Rubén Pujante Corbalán

Editorial Funambulista, 2011
Maquetación de interiores y cubierta: Gian Luca Luuisi

Colección: Grances Clásicos
Nº de páginas: 379
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario