viernes, 6 de marzo de 2015

Itinerario de Hernán Cortés.



Centro de Exposiciones Arte Canal

La historia de la conquista de Méjico ha sido narrada  de muchas maneras. Hernán Cortés la descubrió en sus cartas al emperador Carlos V, Bernal Díaz del Castillo la explicó en su apasionante relato y también Fray Bernardino de Sahagún , que al llegar a Nueva España en 1529, aprendió náhuatl y empezó a investigar el mundo el mundo de los aztecas.
 

"Y llegamos a la gran plaza, que se dice Totelulco y como no habíamos visto tal cosa, quedamos admirados de la multitud de gente y mercaderías que en ella había y del gran concierto y regimiento que en todo tenían". (Bernal Díaz del Castillo)

Hernán Cortés vio la luz en Medellín, un pueblo extremeño cuya historia, como la de España, refleja la profunda impronta dejada por las sucesivas culturas que colonizaron sus tierras.  En el momento de su nacimiento, a finales del siglo XV, tenía lugar la transición de la Edad Media a la Edad Moderna, el paso de una sociedad feudal a una sociedad monárquica abierta al progreso material, científico y cultural que tendría uno de sus grandes hitos en el descubrimiento de nuevos mundos.
 


En sus primeros años, la vida de Cortés oscila entre la estancia en Salamanca y Valladolid para ampliar estudios y su deseo de aprovechar las posibilidades de aventura que ofrecía la recién descubierta América. Antes de elegir la aventura, Cortés adquirió conocimientos de derecho y administración que le serían muy útiles en la conquista y colonización de México. Al llegar a América en 1504 pasó unos años en La Española (actual Santo Domingo) y luego otros en Cuba, donde su gobernador, Diego Velázquez, lo puso en 1518 al mando de la tercera expedición exploratoria de las costas de México.

Desobedeciendo las órdenes del gobernador, Cortés convirtió la que debía ser una misión de búsqueda y reconocimiento en una legendaria empresa de conquista. Recorrió Cozumel, la costa de Yucatán y el Golfo de México. Otra vez haciendo caso omiso de las instrucciones recibidas, fundo la ciudad de Veracruz.
 


Al tener noticia del Imperio Azteca y de su riqueza en oro, se decidió a conquistarlo. Para evitar la tentación de regresar que amenazaba a muchos de sus hombres, hundió sus naves, y para cumplir su objetivo logro la alianza de toltecas tlaxcaltecas, pueblos indígenas sometidos a los aztecas. 
Episodios como la matanza de Cholula, la entrada en Tenochtitlán, la derrota y huida de los españoles de la ciudad en la llamada Noche Triste, la reorganización de las huestes en Tlaxcala y la toma definitiva de la capital azteca en 1521 jalonan la conquista de México.


Y tras la conquista, la colonización. Tenochtitlán fue reconstruida como la capital del México colonial y el Imperio Azteca se transformó en el Virreinato de Nueva España.  Su riqueza, favorecida por el comercio entre el Atlántico y el Pacífico y su formidable proceso de hibridación y mestizaje étnico y cultural prefiguran muchos de los rasgos de nuestra actual civilización global.
 

La forja del conquistador
La Castilla de finales del siglo XV acaba de conquistar el Reino de Granada, último reducto musulmán de la Península Ibérica. Con acontecimientos tan trascendentales como los nuevos descubrimientos geográficos. Europa entra en la Edad Moderna, donde se inserta la figura de Hernán Cortés.  
 

 
El esplendor del Imperio Azteca
Tenochtitlán maravilló a los españoles por su exotismo y complejidad. Todo en esta ciudad ubicada en medio de un lago, desde la monumentalidad de los edificios hasta la vitalidad de los mercados, manifestaba el poder del imperio que la había erigido como su capital.


La ruta de Cortés
La conquista de México supuso el encuentro entre dos de las culturas más florecientes del Viejo y el Nuevo Mundo: la Corona Hispana y el Imperio Azteca. El relato de sus hechos más significativos se compone con las crónicas que nos han llegado de los conquistadores y también desde la perspectiva indígena.
 

      
Tecoaque
En julio de 1520 los aztecas apresaron una caravana de españoles y sus aliados tlaxcaltecas en la que también viajaban heridos, mujeres y niños. Los restos arqueológicos hallados en Tecoaque ilustran lo que aconteció: los miembros de la caravana y los animales que llevaban consigo-los primeros procedentes de Europa llegados al continente- fueron sacrificados.


  

México actual
El espíritu del México actual es una secuencia de imágenes que hablan de modernidad a través de la vitalidad de unas tradiciones muy arraigadas.

   Cenotes de la Rivera Maya y Cancún
 

"El honor de dar a América al mundo pertenece a España; no solamente el honor del descubrimiento, sino el de una exploración que duró varios siglos y que ninguna otra nación ha igualado en región alguna. Es una historia que fascina, y, sin embargo, nuestros historiadores no le han hecho hasta ahora sino escasa justicia. (Carlos F. Lummis)
  

Museo submarino de Cancún
Situado en la Rivera Maya, con esculturas de Jason de Caires Taylor
 

Un genovés, es cierto, fue el descubridor de América; pero vino en calidad de español; vino de España por obra de la fe y del dinero de los españoles; en buques españoles y con marineros españoles, y de las tierras descubiertas tomó posesión en nombre de España. (Carlos F. Lummis "Los exploradores españoles del siglo XVI". Colección Austral, nº 514)
 

Lentamente hace ofrenda
de flores y plumas
al "Dador de la Vida".
Pone los escudos de las águilas
en los brazos de los hombres.
                                         Macuilxóchitl
                                                   Poetisa mexicana del siglo XV



Las flores del águila 
quedan en tus manos,
señor Axayácatl.
Con flores divinas,
con flores de guerra.
                                      Macuilxóchitl
                                              



No hay comentarios:

Publicar un comentario