viernes, 20 de marzo de 2015

El caballo mágico de Han Gan. Chen Jiang Hong

 

 
 
 
Cuando era pequeño Han Gan adoraba dibujar.
Pero no podía comprar pinceles ni papel, porque su familia era muy pobre. (Pág.7)
 
 
 
Al salir vio unos hermosos caballos detrás de la casa,
y no pudo resistir la tentación de dibujarlos en la arena. (Pág.9)
 


Un día Han Gan hizo una entrega
en casa del célebre pintor Wang Wei. (Pág.8)

 
 
Estaba  tan dotado para el dibujo que, algunos años más tarde,
el Emperador, que había oído hablar de el, (Pág.14)



En la Academia, Han Gan no quería ejercitarse imitando las obras de los clásicos,
como le pedía su maestro. (Pág.16)

 

Han Gan se puso a dibujar con toda su alma. (Pág.21)

 
 
No solamente era poderoso, también era invencible. (Pág.29)
 

   


De repente se puso a llorar. (Pág.29)

 




"El caballo que me diste ha desaparecido. ¿Sabes dónde está?", dijo el guerrero.
                                                                                                                                          (Pág.36)

 
Caballos y palafrenero, Han Gan, Musée Cernuschi, Paris.
 


Museo Cernuschi
Museo de artes de Asia de la Villa de Paris.


Han Gan
Museo Cernuschi. París
 

 
Enrico Cernuschi se estableció en París tras huir de su casa de Milán por el proceso revolucionario de 1848. Hizo fortuna con los negocios, sobre todo, en el sector de la banca. Entre 1871 y 1873, viajó por varios países con una obsesión: el arte asiático.
En China y Japón, Cernuschi compró alrededor de 5.000 piezas de antigüedades. Cuando volvió a la capital mandó construir una mansión próxima al Parc Morceau con el fin de exhibir su colección.
En 1898, poco después de su fallecimiento, se inauguró el Museo Cernuschi, centrándose especialmente en el arte y la arqueología de China. 

 

Han Gan
Museo Cernuschi. París


 El caballo mágico es una leyenda , pero Han Gan ciertamente existió.
Vivía  en China, hace más de 1200 años.
Era un extraordinario pintor de caballos.
Sus cuadros despertaban la imaginación, y su nombre ha atravesado los siglos.
Quedan muy pocos cuadros suyos.
Las ilustraciones de este libro han sido pintadas sobre seda, según la misma técnica utilizada por Han Gan.


 Han Gan
The Metropolitan Museum of Art. Nueva York.
 

Autor: Chen Jiang Hong
Título de la edición original: "Le cheval magique de Han Gan"
Traducción al español: Rafael Ros
Editorial: Corimbo
de páginas: 38


Chikanovu





No hay comentarios:

Publicar un comentario