jueves, 26 de febrero de 2015

La España de la rabia y de la idea. Javier Figuero


Gran Vía. Madrid


Conversación política con la generación del 98

En el camposanto de la literatura sucede, felizmente, en ocasiones, con los muertos ilustres. La literatura de sus obras cambia, renueva, transforma constantemente sus expresiones. El eco de las mismas tiene infinitas voces...

De eso no hay duda. La temporalidad aquí es una falacia, un epitafio orientativo...

De las infinitas voces de mis muertos ilustres, me fijo en la de ahora, la que les hace vivos. Los Azorín, Baroja, Machado, Maeztu, Unamuno y Valle-Inclán, que conversan conmigo en estas páginas, son seres de hoy mismo (...) (Pág. 13) 

    
"Nosotros...los ególatras del 98, estábamos entonces dispuestos a vender el alma por un acta de diputado...creíamos haber nacido para renovar la patria, para hacer de España el solar de los españoles, un pueblo de yos y no un rebaño de electores y contribuyentes". (Miguel de Unamuno)




 Tren de cercanías. Madrid


Para ti mi cadáver, Reportero,
el día que me llevan a enterrar
fumarás a mi costa un buen veguero,
te darás en La Rumba un buen yantar...
                                                       Valle-Inclán


 
 El periodismo ha creado ha creado un tipo frívolamente enciclopédico, de estilo brillante, de suficiencia abrumadora..."el tipo que no es nada, pero que lo representa casi todo..." el periódico exige que se hable de todo. Dentro de treinta años todos seremos periodistas, es decir, nadie sabrá nada de nada. Nos limitaremos a sospechar las cosas...(Azorín, pág. 31)

 -La Historia es arte de nigromántico. Toda historia puede ser de diferente manera de como es. Los pequeños hechos tienen eso: que se prestan a todo...el arte está en escogerlos, agruparlos, generalizarlos, hacerles decir lo que el historiador quiere que digan. (Azorín, pág.34)


Estación de Príncipe Pío. Madrid





 
Yo no creo que haya nada útil, nada aprovechable en el nacionalismo, no me parece, ni mucho menos, el régimen del porvenir. Si ya a los hombres nos empieza a pesar el ser nacionales; si ya comenzamos a querer ser sólo humanos, sólo terrestres, ¿cómo vamos a permitir que nos subdividan más, y el uno sea catalán, y el otro castellano, y el otro gallego, como una obligación? (Pío Baroja. Divulgaciones apasionadas, op.cít. (Pág. 98)


 
-La gente ama la Humanidad en abstracto, quizá porque la odia en concreto. Se entusiasma con las grandes frases caritativas o filantrópicas, pero le importa poco el vecino miserable; se siente fraternal con los hombres, pero le basta una pequeña ofensa o una rivalidad para mostrarse como una fiera. (Pío Baroja. Rapsodias, op.cit.) (Pág. 107)


 
_La llevada y traída y calumniada Generación del 98 ha amado a España como nadie, nos duele España -como dijo, y dijo bien, ese donquijotesco don Miguel de Unamuno- como a nadie ha podido dolerle jamás patria alguna. (Antonio Machado) (Pág.112)



 -Mañana seréis hombres, y esto quiere decir que entraréis de lleno en la vida, y como la vida es lucha, vosotros seréis luchadores. En vuestros combates  no empleéis sino las armas de la ciencia, que son las más fuertes, las armas de la cultura, que son las armas del amor. Respetad a las personas, porque la doctrina de Cristo os ordena el amor al prójimo y el respeto es una forma de amor; más colocad encima de las personas los valores espirituales y las cosas a que estas personas se deben: sobre el magistrado, la Justicia; sobre el profesor, la Enseñanza; sobre el sacerdote, la Religión; sobre el doctor, la Ciencia. No aceptéis la cultura postiza que no pueda pasar por el tamiz de vuestras inteligencias...(Antonio Machado) (Pág. 118)


Antigua Estación del Norte





Autor: Javier Figuero
Título: La España de la rabia y de la idea
Editorial: Plaza & Janés
Nº de Páginas: 295

 






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario