martes, 24 de febrero de 2015

Janet Cardiff & George Bures Miller.


Monumento en honor de Manuel Tolosa Latour (1906 - 1967)
Médico español especializado en pediatría
Académico de Número, Sillón 7, Real Academia Nacional de Medicina






Monumento a S.M. el rey Alfonso XII






Janet Cardiff & George Bures Miller
El hacedor de Marionetas

Palacio de Cristal    
19 nov. 2014 - 16 mar. 2015
Entrada gratuita     
    
 




Palacio de Cristal. Parque del Retiro.



 El Palacio de Cristal del Retiro fue construido por Ricardo Velázquez Bosco, y su proyecto de construcción se inspiraba en el Crystal Palace, levantado en Londres en 1851 por Joseph Paxton.
 



En Londres se había levantado  el Crystal Palace en Hyde Park en el contexto de la Exposición de Trabajos Industriales, y en España se levantó el Palacio de Cristal para la Exposición de las Islas Filipinas.
 
 


 Su estructura es de metal, y está totalmente  recubierto por planchas de cristal, de ahí su nombre.



La decoración cerámica utilizada en pequeños frisos y remates es obra de Daniel Zuloaga; de ella destacan las figuras de grutescos con cabezas de ánades.



La gran impresión que debió de causar el palacio queda en la descripción aparecida  en El Globo, en 1887.
     

Pongamos que hablo de Madrid

Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid. 



Donde el deseo viaja  en ascensores
un agujero queda para mí
que me dejo la vida en sus rincones,
pongamos que hablo de Madrid.



Las niñas ya no quieren ser princesas
y a los niños les da por perseguir
el mar dentro de un vaso de ginebra,
pongamos que hablo de Madrid.



Los pájaros visitan al psiquiatra,
las estrellas se olvidan de salir,
la muerte pasa en ambulancias blancas,
pongamos que hablo de Madrid.



El sol es una estufa de butano,
la vida un metro a punto de partir,
hay una jeringuilla en el lavabo,
pongamos que hablo de Madrid.



Cuando la muerte venga a visitarme
no me despiertes, déjame dormir,
aquí he vivido, aquí quiero quedarme,
pongamos que hablo de Madrid.
                                          Joaquín Sabina



El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presenta la obra de los artistas canadienses Janet Cardiff (Bruselas, Ontario, Canadá, 1957) y George Bures Miller (Vegreville, Alberta, Canadá, 1960) creada específicamente para el Palacio de Cristal del Parque del retiro de Madrid.



La instalación combina diferentes elementos como el sonido, la narrativa y la escenografía, para formar un conjunto visual y sonoro que logra trasladar al espectador a una realidad imaginaria.
 


Bajo el titulo El Hacedor de Marionetas, la obra juega con los sentidos creando una atmósfera donde objetividad y ficción se funden invitando al público a participar de ella como un ejercicio de voyeurismo.



En este espacio, y siguiendo la línea de sus anteriores obras el público se encontrará ante un nuevo collage conceptual.
 


La instalación, creada en línea de obras anteriores, como The dark pool (1995) y Opera for a amall room (2005), nos invita a acercarnos y observar una escena ajena a nosotros y a ser voyeurs de un espacio, un tiempo y una vida que corresponde a otra persona.



Una roulotte solitaria situada en el centro del Palacio de Cristal, se ve coronada por unos grandes altavoces que emiten sonidos que despiertan la curiosidad del espectador y le invitan a acercarse. No se puede entrar, pero las ventanas y una puerta entreabierta dejan ver lo que sucede dentro.



Descubrimos a una mujer que parece absorta en un sueño eterno.Los artistas, inspirándose en el poema Briar Rose (Sleeping), de la escritora americana Anne Sexton, recrean a tamaño natural a esta "bella durmiente" de silicona con la apariencia de la propia Janet Cardiff. Aquí la realista figura dormida se convierte en una metáfora que nos lleva a intuir otras historias escondidas.


Janet Cardiff & George Bures Miller
 



La Bella Durmiente
(Fracmento)

Al cumplir quince años
se pinchó el dedo
con un huso chamuscado
y se detuvieron los relojes.
 


Sí, en efecto. Se durmió.
El rey y la reina durmieron,
los cortesanos, las moscas en la pared.
El fuego en el hogar quedó inmóvil
y la carne asada dejó de crujir.
 


Los árboles se convirtieron en metal
y el perro en porcelana.
Todos estaban en trance,
catatónicos,
atorados en la máquina del tiempo.



Incluso las ranas eran zombies.
Sólo creció un rosal silvestre
y formó un gran muro de tachuelas
alrededor del castillo.
Muchos príncipes
trataron de atravesar las zarzas



porque habían oído de Aurora,
pero no se habían fregado las lenguas
y fueron detenidos por las espinas
y crucificados.
 


En su debido momento
transcurrieron cien años
y un príncipe logró pasar.
Los rosales se separaron como para Moisés
el príncipe halló intacto el cuadro.
 


Besó a Aurora
y despertó con la exclamación:
¡Papá! ¡Papá!
¡Listo! ¡Salió de prisión!
Se casó con el príncipe
y todo estuvo muy bien
salvo el miedo...
 


El miedo a dormir,
Aurora padecía insomnio...
No podía dormir
Ni acostarse a dormir
sin que el farmacéutico de la corte
la mezclara una gotas de inconsciencia
y nunca ante el príncipe.
 


Sí ha de llegar, afirmó,
el sueño debe agarrarme desprevenida
mientras me río o bailo
para que no conozca ese lugar brutal
donde me acuesto con púas de ganado,
abierto el agujero en mi mejilla.
 


Además, no debo soñar,
pues entonces veo puesta la mesa
y una bruja temblorosa en mi lugar,
los ojos quemados por los cigarrillos...
                                         Anne Sexton
                                                  (1928 - 1974) 








No hay comentarios:

Publicar un comentario