viernes, 20 de febrero de 2015

Embajada a Tamorlan. Ruy González de Clavijo


Chen Yongkang


Cuando el veneciano Marco Polo dictaba a Rustichelo de Pisa su "Libro de las maravillas" en la cárcel de Génova, con la probable intención de hacer más llevaderas las largas horas del encierro, ambos, el mercader y el escritor (que amaba las leyendas caballerescas del ciclo bretón hasta el punto de haberlas recopilado bajo el título de "Meliadus") no podían imaginar que estaban creando un género literario. eran, por esas paradojas tan queridas por la historia, dos hombres inmóviles que cambiarían todos los viajes.


Geisha


Pero no es fácil dejarse guiar por la cronología y hablar de influencias, porque es probable que el cambio de actitud estuviese un poco en todas partes, que los viajeros no fuesen ya impacientes cruzados camino de Jerusalén casi siempre inalcanzable, o erráticos monjes en busca del martirio o de rebaños de infieles ansiosos de escuchar la palabra divina, o apresurados mercaderes tratando de poner a salvo las preciadas mercaderías que les roban el sueño y la tranquilidad durante tantas noches...


Sakura, Japón

La noche de primavera ha llegado a su fin.
Amanece   
sobre los cerezos.  
(Matsuo Bashó)   
 

Cada paso es ya una línea, cada etapa un capítulo, cada viaje un libro. Los gestos del viajero que atraviesa países lejanos y desconocidos, se reflejan en el espejo de la escritura, que a su vez es un viaje a través de un paisaje nevado y desértico.




 Ese momento llega a la literatura en lengua castellana en los inicios del siglo XV, aunque existen -como es de rigor- algunos precedentes...Dos obras son consideradas como las primeras del género: la "Embajada a Tamorlan" de Ruy González de Clavijo, que relata un viaje de ida y vuelta (1403 - 1406) hasta Samarcanda, y las "Andanzas y viajes" de Pero Tafur, que hizo un largo recorrido (1435 - 1439) por los países del Cercano Oriente.



Samarcanda


Era Tamorlan uno de esos señores asiáticos que, al igual que Gengis Kan con el que muchas veces se le ha comparado, templó sus primeras armas al frente de una partida de aventureros y salteadores, que le hizo alcanzar una amplia reputación como guerrero. Gracias a esta fama, consiguió reunir un poderoso ejército que le convirtió en el auténtico señor de Mawarannahr, aunque mantenía en el poder  al kan, descendiente de Gengis. Poco después, era ya el señor del Imperio e hizo de Samarcanda su capital.




Los embajadores inician su viaje el 21 de mayo del año 1403 embarcando en el Puerto de Santa María con destino al Oriente; visitan Rodas, Chios, Pera, Constantinopla, hasta llegar a Trebisonda el 11 de abril de 1404 en los confines del Mar Negro.



Desde allí el viaje continúa por tierra, y a partir de este momento la presencia del embajador de Tamorlan permitirá resolver múltiples dificultades del viaje. Recorren Arzinjan, Erzerum, Khoy, Tabriz, Sultaniyah, Teherán, Andkhuy, Kesh, hasta llegar a Samarcanda el 8 de septiembre de 1404. Allí permanecen hasta el 21 de noviembre, de este mismo año, que les autorizan al regreso, y el 24 de marzo de 1406 llegan a Alcalá de Henares, a rendir cuentas de su largo viaje. La embajada había durado casi tres años.


Siria


Cuando en el año 1396 La Cristiandad se ve sacudida por la noticia del desastre de Nicópolis, que parece abrir las puertas de Europa a los temidos turcos, reina en Castilla don Enrique III, mal llamado el Doliente. Su preocupación, al decir de cronistas y poetas de la época, es organizar la justicia, evitar las disensiones provocadas por los nobles y sanear la maltrecha hacienda, aún a costa de olvidar momentáneamente la lucha contra el moro. Sin embargo, resulta también un monarca preocupado por conocer reinos y países lejanos, y están documentadas sus embajadas al Sultán de Babilonia, al señor de la Turquía, a los reyes de Túnez, de Fez, de Marruecos...amén de su embajada a Tamorlan.
 


Autor: Ruy González de Clavijo
Título: Embajada a Tamerlan
Miraguano Ediciones
Libros de los Malos Tiempos
Nº de Páginas: 259
Colección dirigida por Ramón Alba
Edición: 1984



Historia del Gran Tamorlan

E itinerario y narración del viaje, y relación de la embajada que
Ruy González de Clavijo le hizo por mandato del muy poderoso
señor rey Don Enrique Tercero de Castilla:

y un breve discurso hecho por Gonzalo
Argote de Molina para mayor inteligencia
de este libro.


Nueva Zelanda
 

Esta edición de la "Embajada de Tamorlan" reproduce, corregida la ortografía, la que en 1782 se publicara en Madrid en la imprenta de don Antonio de Sancha, que a su vez reproducía la publicada por Gonzado Argote de Molina en Sevilla el año 1582.
No se incluyen aquí las noticias sacadas de Pedro Mexia (cap. 28 de su "Silva de varia lección"), y de Paulo Jovio incluidas en la edición de Argote de Molina, ni los "Comentarios" de don García de Silva, añadidos en la de Sancha.




 ...Y ese día fueron ver un Monasterio de Dueñas que es llamado Omnipotens, y en esta Iglesia les fue mostrada una talla de mármol de muchas colores, en que había nueve palmos en luengo, y en aquella piedra dijeron, que fue puesto Jesu-Cristo nuestro Dios, cuando lo descendieron de la cruz, y en ella estaban las lágrimas de las tres Marías y de San Juan, que lloraron cuando fue Jesu-Cristo nuestro Dios descrucificado: las cuales lágrimas parecían heladas propiamente, como si entonces acaeciera allí. (...) (Pág. 73)




  ...Y quince jornadas de esta ciudad de Samarcante hacia la tierra de Catay, hay una tierra donde fueron las Amazonas, y hoy día mantienen la costumbre de no tener hombres consigo, salvo cuando viene un tiempo del año, han licencia de las mayores de ellas, y toman sus hijas consigo, y van se a las tierras y lugares que son más cercanos; y cuando los hombres las ven, (...) (Pág. 224)


 Egipto
 

 Maat diosa egipcia de la justicia.








Título: Yokai monstruos y fantasmas en Japón
Autor: Andrés Pérez Riobó 

Ilustraciones: Chiyo Chida
Santori Ediciones
Nº de Páginas:199


 

¿Qué son los Yokai? ¿Cuál es su origen? ¿Dónde y cuando se encuentran los Yokai?

 


Una guía ilustrada de los Yokai más importantes: su apariencia fisica, su carácter, las recetas para librarse de ellos junto con las leyendas tradicionales de las que son protagonistas. Este libro es la puerta de entrada a un mundo fascinante.

 


 Desde el principio de los tiempos los japoneses han convivido con increíbles criaturas que pueblan un mundo misterioso y oculto; seres grotescos que, en ocasiones, cruzan la frontera invisible y se adentran en el mundo real. Estas criaturas de infinitas y extrañas formas...







No hay comentarios:

Publicar un comentario