lunes, 15 de diciembre de 2014

Maiakovski (1893 - 1930) Escritos sobre cine.


Marilyn Monroe y Clark Gable
Vidas rebeldes, 1961
 

"¿Y qué hay del cine, Señor Filisteo?
Ya, ya...Son entre quince y cuarenta y cinco kopeks por
entrada, está oscuro, y siempre hay gente correteando por
ahí cuando arranca la música..."


La ventana indiscreta, 1961

 
El Cine conduce el movimiento.

El Cine es el innovador de la literatura.

El Cine es el destructor de la estética.

El Cine no teme a nada.

El Cine es un atleta profesional.

El Cine es un catalizador de ideas.

Pero el Cine está enfermo...


Filling in love, 1984
Meryl Streep y Robert de Niro


Maiakovski se sintió atraído por el cine desde el principio de su carrera, como sugiere la introducción a sus Guiones de cine. él mismo data su primer intento de escribir para el cine en 1913, cuando tenía veinte años. Más tarde, trabajó durante algún tiempo como actor, o más bien utilizó su fama como poeta para trabajar también como actor(....)
Toda la obra de Maiakovski podría verse como una ilustración de la máxima de Blake de que "el camino del exceso conduce hacia el palacio de la sabiduría"(...)
Los primeros tres artículos de este libro articulan una postura futurista. Pero sobre todo son interesantes  por cómo dejan claro el inconformismo fluido de Maiakovski, en lugar de cualquier teoría que construye para sustituir lo que quiere destruir. Es en los artículos posteriores, escritos en los últimos años de su vida, cuando la Revolución en el arte y en la sociedad parecía correr peligro de desmoronarse, o al menos de perder su identidad radicalizada, cuando Maiakovski empieza a escribir cosas interesantes sobre el cine (...)
El presente libro incluye también cuatro de los guiones de Maiakovski, entre ellos el inédito ¿Cómo va todo?, tal vez la fusión más perfecta de la vida real y fantasía. Pasternak alabó la actitud de Maiakovski de la siguiente manera: "En el contexto de todas las payasadas (utiliza la palabra paiásnichanie, de la misma raíz etimológica que "payaso") que se daban por aquel entonces, su seriedad, su calma, tan tremenda, tan conmovedora, era algo que realmente escapaba a lo común". Esta colección revela algo sobre la seriedad de Maiakovski al mostrar que también era parte de la gigantesca, casi caricaturesca, figura que ocupa tanto espacio en el imaginario de la cultura soviética.
                                 James Womack


Clint Eastwood  


La brecha que hemos creado en todas las áreas de la belleza en el nombre del arte del futuro, el arte de los futuristas, no cesa de existir, no puede dejar de existir, en la puerta del teatro.
Un odio hacia el arte del pasado, hacia la cultura raquítica de maquillaje teatral, poesía, candilejas, un arte que no siente responsabilidad alguna por explicar los más simples elementos de lo que la gente experimenta mientras camina por la vida, todo esto me lleva a la insistencia en reconocer el hecho de que en nuestras ideas no existe un pathos lírico, sino la rigurosa ciencia que investiga la relación entre el arte y la vida. (...) (Pág. 17) 

Stan Laurel y Oliver Hardy


Una mujer de París, 1923
Dirigida por Charlie Chaplin

 


Autor: Vladímir Vladímirovich Miakovski
Título: Escritos sobre cine

Edición y traducción: James Womack
Editorial: Nevsky Prospects

Diseño de portada: Zuri Negrin
Nº de Páginas: 111

Esta edición de Escritos sobre cine
se terminó de imprimir el 15 de mayo de 2013
aniversario del nacimiento, en 1891,
del autor Mijaíl Afanásievich Bulgákov. 




Vladímir Vladímirovich Maiakoski (1892 - 1930) fue un poeta y dramaturgo vinculado a la Revolución, y una de las figuras más relevantes de la poesía rusa de principios del siglo XX. Inició el movimiento Futurista en poesía. Hijo de un inspector forestar, se trasladó a Moscú a la edad de doce años, donde estudió Bellas Artes. Tras la Revolución Rusa apoyó la política cultural de la administración bolchevique. Viajó por toda Europa y por Estados Unidos para apoyar y promocionar la Revolución. Se suicidó en 1930 disparándose en el corazón.


Maiakovski, 1910


En 1935, cinco años después del suicidio de Maiakovski, Losif Stalin dijo que "Maiakovski continúa siendo el poeta con más talento de nuestra época soviética. La indiferencia a su obra es un crimen". Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que la figura de Maiakovski escapara a los efectos nocivos de esta frase, pero poco a poco ha ido emergiendo una imagen más humana del poeta. Esta colección de artículos, ensayos y mítines sobre el cine, que incluye cuatro de los once guiones que escribió durante su productiva carrera literaria, muestra un Maiakovski muy distinto al representado por la propaganda soviética. Humano, comprometido, ingenioso, con un profundo interés tanto en la psicología individual como en los últimos desarrollos tecnológicos, el presente libro es una introducción fascinante a Maiakovski el hombre, y también a la industria del cine en los primeros años soviéticos de poder, cuando tanto el gobierno como los artistas intentaban todavía averiguar cómo usar de forma más beneficiosa aquel nuevo y poderoso invento: el cine.


Vladímir Maiakovski



Rápidos huyen nuestros días como el agua de los ríos y los vientos del desierto.
Empero, dos días me dejan indiferente; el que pasó ayer y el que vendrá mañana. 
                                                                                                     Omar Khayyam



 

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario