viernes, 19 de diciembre de 2014

El Nacimiento evocando al Greco. Casa de Correos, Madrid


Real Casa de Correos, Madrid
Puerta del Sol


Calle del Correo, Madrid


El Nacimiento evocando al Greco
Navidad 2014 


 




Este nacimiento de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, diseñado y realizado por la Asociación de Belenistas de Madrid, invita a todos a rememorar aquella Santa Noche rindiendo homenaje al Greco, en el IV centenario de su muerte.



Pintor del alma, Doménikos Theotokópoulos, ofrece misticismo y encanto en cada pincelada dada sobre la ciudad imperial. La ambientación en el Toledo de su tiempo invita al espectador a adentrarse en la tradición y la espiritualidad a través de su singular arquitectura de murallas, puertas y molinos, ventas, plazas y calles, custodiadas por el río Tajo, que este año dan morada a los sencillos personajes de barro con un mismo fin ambientar y dar fondo al nacimiento del Hijo de Dios.

 


El alma ante los ojos

La peñascosa pesadumbre estable
ni se derrumba ni se precipita,
y dando a tanta sigla eterna cita
yergue con altivez hisopo y sable.
¡Toledo!
Al amparo del nombre y su gran ruedo
-Toledo "quiero y puedo"-
convive en esa cima tanto estilo
de piedra con la luz arrebatada
Está allí Theotocópoulos cretense,
de sus visiones lúcido amanuense,
que a toda la ciudad prescrita en vilo,
toda tensión de espada
flamígera, relámpago muy largo:
alumbre, no da miedo.
¡Toledo!
A mí mismo me excedo
Sin lujo de recargo.
Filo de algún fulgor que fue una hoguera,
siempre visible fibra,
zigzag candente para que no muera
la pasión de un Toledo que revibra
todo infuso en azules, ocres, rojos:
El alma ante los ojos.
                                                         Jorge Guillén (1893-1984)  















En Toledo, en el retiro de "los cigarrales" en su soledad llena de profundas compañías, he sentido esa plenitud maravillosa escondida en lo más íntimo de nuestro ser, que no es nada positivo, sino más bien ausencia de otras cosas; pero una sola de cuyas gotas basta para colmar el resto de la vida. Se llama esa plenitud inefable, felicidad.
                                                                    Gregorio Marañón (1887-1960)















Con menos difícil paso
y remotos horizontes,
hoy tiene el Tajo en sus montes
las deidades del Parnaso.
La lira de Garcilaso
junto a su cristal luciente
halló de un laurel pendiente
Tirso y esta letra escrita:
"Fénix, en ti resucita,
canta, y corona tu frente."

Digno fue de su decoro
el ingenio celestial
que canta con plectro igual
tan grave, dulce y sonoro.
Ya con sus arenas de oro
compiten lirios y flores,
para guirnaldas mayores
a quien, con milagros tales,
los ásperos Cigarrales
convierte en selvas de amores.
                                        Lope de Vega (1562-1635)
 

  









Si Toledo se hermosea
por tener sus Cigarrales,
con los sobrenaturales.
Tirso, Madrid se recrea,
agradece a vuestra idea
que le deje en sucesión
partos de recreación,
estancias de amenidad,
preceptos de urbanidad
y ejemplos de erudición.
                                       Alonso de Castillo Solórzano
                                                            (1584-1647)  


















(...) No las echara menos Toledo, aunque otras veces se atreviera la oscuridad (sumiller de sus cortinas) a echar las ordinarias de sus nubes, pues en su emulación esta noche había coronado sus altas torres, elevados capiteles, antiguos muros, ventanas y claraboyas, con lo más lucido del cuarto del cuarto elemento que cebado en el blanco artificio de las abejas, por verse tan alto señorear la sagrada Vega, creyó estar en su natural centro. Y los esmaltados valles y enriscados montes (...) 
                                                                               Tirso de Molina (1584-1648)
                                                                                 Cigarrales de Toledo







 




El Tajo abrazando la ciudad:

...Pintado el caudaloso río se veía
que en áspera estrecheza reducido
un monte casi alrededor ceñía 
con ímpetu corriendo y con ruido
querer cercarlo todo parecía...
                                                           Garcilaso de la Vega (1496-1536)


 



 












"Oh, peñascosa pesadumbre, gloria de España y luz de sus ciudades..."
                                                             Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616)

 

El Greco (1541-1614)
La Anunciación
Museo Nacional de El Prado, Madrid 




Doménikos Theotokópoulos (1541-1614)
Adoración de los pastores, 1613-14
Museo Nacional de El Prado, Madrid
 
 







  



No hay comentarios:

Publicar un comentario