martes, 4 de noviembre de 2014

Julián Marías (1914 - 2005) Tratado de lo mejor.


Raiatea, a 40 minutos en vuelo directo desde Tahiti.


Tratado de lo Mejor
La moral y las formas de la vida

"Una moral que pretenda alcanzar rigor intelectual tiene que establecer el mapa real de cada vida humana que ha de ser entendida. Quizá esto sea el verdadero sentido del Juicio Final, cuya posibilidad plena está reservada a Dios". (Pág. 42)

Raiatea, Isla Sagrada

 

La fidelidad a lo real tiene que ser la primera exigencia. Esto obliga a advertir ante todo la inmensa, casi ilimitada pluralidad de las formas de la vida, que tiene que comprender la moral, para la cual tiene que ser válida una doctrina que pretenda verdad y justificación. La existencia de moralidad supone que la vida puede y debe cumplir ciertas normas y regulaciones. ¿Es esto conciliable con su variedad, con la espontaneidad que indudablemente le pertenece? Habrá que enfrentarse con esta dificultad...(Pág. 10)


Raiatea fue la primera isla poblada y el punto de partida de las grandes migraciones hacia el triángulo polinesio. (Plantación de bananas)


 De Raiatea, de su pasado de gran centro espiritual han quedado numerosas huellas: el mayor "marae" de las islas, el célebre Taputapuatea, convertido en lugar destacado de peregrinación tanto para los maories como para los hawaianos.
 

En el siglo XX se realizó un "punto de inflexión" en la filosofía, que ha sido conocido por muy pocos, que ha sido abandonado apenas entrevisto. Este libro es el intento de tomarlo en serio y ensayar una visión de los problemas morales que no lo pase por alto; dicho con otras palabras, que no sea arcaico. Puede sorprender el título de esta indagación: Tratado de lo mejor. La milenaria tradición de la ética ha insistido con casi total unanimidad en la idea del bien, en la condición de lo bueno. Pero acaso se encuentre que el ámbito de la moralidad de la vida humana, en sus múltiples formas, es precisamente lo mejor, decisivo en la ordenación de la conducta y, todavía más, en la realización de esa operación que es vivir.
 
                                   

Raiatea, llamada místicamente en sus leyendas "Hawaiki", sigue siendo la cuna de la cultura tahitiana. Sobre el monte Temehani, crece una flor única en el mundo: la gardenia Tiare Apetahi.




IV
Los peligros de la visión abstracta


En algunas épocas, y entre ellas en la nuestra, se difunde la impresión de que la moral no tiene no tiene que ver con la vida. se la ve como un "ideal" en el mal sentido que puede tener esta palabra, como una construcción utópica e inaccesible, que desconoce la realidad de la vida; como un modelo forjado desde fuera de ella tal como se realiza en sus condiciones afectivas.
Lejos de sugerir la perfección de algo real, lo que seria su potenciación e intensificación, da la impresión de empobrecimiento de la riquísima y variada realidad de  la vida. Se ve la moral como un esquematismo exangüe, incluso una inverosímil reducción de la vitalidad a "principios". Esto lleva a una peligrosa actitud de desdén hacia la moral, que sufre un descrédito manifiesto muchas veces. No se la ve como un estímulo hacia lo mejor, se entiende, imaginable y accesible, sino como una construcción mental arbitraria y simplista, que desconoce que algo que es creador, complejo, quizá inagotable...(Pág.37)

 
Raiatea es el segundo polo económico de Tahiti y sus islas y un importante puerto náutico.



Raiatea es la única isla con un río navegable, el río Faaroa y comparte laguna con su hermana y vecina la isla Tahaa (Isla de la Vainilla)

 

Liviano y antojadizo,
mató, asesinó cruel.
Mas, por Dios, que no fue él,
fue su tiempo quien lo hizo.
                                              D. Pedro el Cruel


Raiatea acoge numerosos veleros y compañías de chárter náutico.



Es esencial darse cuenta de que la vida, mientras dura, no está nunca cerrada; que las trayectorias continúan a lo largo de toda ella y, lo que es más importante, pueden iniciarse en cual quier momento. También cuando se ve el final como algo propio, que afecta al que cada uno es, al que se reconoce como tal, no a un yo futuro y lejano, solo vagamente imaginable. En la edad de la recapitulación de la vida, se siguen haciendo balances, que no pueden ser meramente retrospectivos, sino que tienen que contar con trayectorias siempre abiertas hacia el porvenir...(Pág.82)




   





Autor: Julián Marías Aguilera
Título: Tratado de lo mejor. La moral y las formas de la vida

Alianza Editorial, S.A.
Cubierta: "Adán y Eva". Rafael
Nº de Páginas: 180


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario