domingo, 9 de noviembre de 2014

Vladímir Odóievski (1803-1869) El día de Año Nuevo.



El día de año Nuevo
y otros cuentos maravillosos


Gustave Leonard


El Príncipe Vladímir Fiódorovich Odóievski (1803 1869) escritor, educador, burócrata y crítico musical. En el ámbito de la literatura rusa, Odóievski destaca por diversas razones. Uno de los principales exponentes del "romanticismo filosófico" que surgió a la zaga de Schelling, siguió el ejemplo de los escritores románticos alemanes en sus relatos emulando de forma directa a E.T.A. Hoffman en algunos de sus cuentos más conocidos. Así mismo, cultivó con acierto el llamado 2cuento de sociedad", combinando la crítica a la sociedad de su época con un suave tono irónico. Inventor amateur, además de Hoffman él mismo destacaba la influencia de Edgar Allan Poe en algunos cuentos fantásticos que no desmerecían la imaginación de autores del conocido como "romance científico", tales como Verne o H.G. Wells. Prueba de esto son los aciertos tecnológicos de algunas de sus obras más populares entre la que destaca "El año 4338", la primera fantasía futurista de las letras rusas, incluida en esta antología en su versión original.

 
 Shi Jing. Hezesheng


Prólogo
 
Entre 830 y 880 de nuestra era se desarrolló la peripecia vital de Hrörekr (Riúrik o Rúrik en ruso), un caudillo vikingo -o varego, que es como suele llamarse a los vikingos que optaron por el Este en sus correrías comerciales y bélicas- que controlaba en el siglo IX las orillas del gran lago Ládoga, fijando en Nóvgorod su capital. Rúrik fue el fundador de la dinastía que regiría los destinos de la Rus de Kiev y, luego, de Moscovia hasta el siglo XVI. Pues bien, el último descendiente directo de la sangre de Rurik fue el polígrafo ruso Vladímir Fiódorovich Odóievski (1803-1869), un moscovita enciclopédico cuya obra narrativa han seleccionado y traducido por Marian y James Prospects, que tanto están haciendo para dar a conocer las letras de Rusia en los países hispanohablantes.
Hay otro Odóievski de fuste en la literatura rusa, y es el poeta Alexander Ivánovich Odóievski (1802-1839), primo de Vladimir y conocido sobre todo por sus poemas históricos, dedicados a glorificar el pasado ruso, y por sus actividades revolucionarias, pues participó en la sublevación de los "decembristas" el 14 de diciembre de 1825, siendo condenado a doce años de trabajos forzados y falleciendo joven en el Cáucaso, víctima de una epidemia...(Pág.7-8)
                                                        Luis Alberto de Cuenca


Vladímir Odóievski

 
Johann Greorg Meyer


"El día de año nuevo" despliega su estructura narrativa en tres escenas: un fin de año, embellecido por el ruido y la furia de la juventud en casa de Viácheslav; otro 31 de diciembre, tiempo después...y un último Año Nuevo muy posterior...


El día de Año Nuevo
y otros cuentos maravillosos


(...) ¡Cuántas esperanzas maravillosas! ¡Cuántos planes, que después convertíamos en agudos epigramas con sal ática! Viácheslav era el alma de nuestro grupo: insistía en que era vital que el año nuevo constituyera el comienzo de algo importante, y como poeta que era tomó una cuartilla y comenzó a improvisar unos versos. Entonces sugirió que cada uno de nosotros debía elegir algún trabajo importante y significativo que llevaríamos a cabo durante el curso del año. Esta idea fue aceptada de manera entusiasta... (Pág. 21-22)
 

 
Federico Zandomeneghi



"La aldea dentro de la cajita de rapé" nos habla de una caja de rapé que es, a la vez una caja de música con un mecanismo muy sofisticado y una superficie admirablemente decorada en la que se reproduce toda una aldea en miniatura, sus edificios y sus habitantes. Forma parte de los Cuentos del abuelo Ireneí, una colección dirigida a los niños.

(...) Y he aquí algo que realmente merecía la pena! ¡Que cajita de rapé más bonita!. Confeccionada de coral de colores variados. ¡Y que ilustración tenía sobre la cubierta! Una verja unas torretas, una casita, otra casita, una tercera, una cuarta, ¡no podías contarlas! Y todo era pequeño, diminuto, chiquitín y todo era dorado; y los árboles eran dorados, y las hojas eran plateadas, y detrás de los árboles había un sol pequeñito, y sus rayos rosas cubrían todo el cielo.

-¿Qué aldea es esa?- Preguntó Misha 
-Es la ciudad de Din-Din- respondió su padre, tocando un resorte...(Pág. 31-32)



Leonard Campell Taylor


Jules Breton (1827-1906)




Autor: Vladímir Odóievski
Título: El día de Año Nuevo y otros cuentos maravillosos

Prólogo: Luis Alberto de Cuenca
Traducción: James y Marian Womack

Editorial Nevsky Prospects
Nº de Páginas: 198




Esta edición de El día de año nuevo
se terminó de imprimir
el 19 de octubre de 2010,
día en el que, en 1812
Napoleón comenzó
su retirada de Moscú.



   



No hay comentarios:

Publicar un comentario