domingo, 5 de octubre de 2014

Limpieza de sangre. Arturo Pérez-Reverte


Restaurante.Taberna. Capitán Alatriste. Calle Grafal,7.Madrid.
 

Las aventuras del capitán Alatriste

Limpieza de sangre

Arturo Pérez-Reverte



La calle Grafal, entre la Plaza de Segovia Nueva y la Cava Alta, antiguamente se llamó del Azotado por Hernán Carnicero, que fue condenado a ser azotado frente a su propia casa. Como la casa pasó a ser conocida como la del "azotado", Carnicero trató de venderla, pero nadie quiso comprarla. Desesperado la prendió fuego incendiando sin querer las colindantes. Por este motivo se le impuso un nuevo castigo, esta vez mayor. Una vez reedificadas las casas, la calle pasó a denominarse del Azotado y desde 1821 recibe el nombre de Grafal porque aquí vivió el marqués de Grafal, corregidor de la Villa en el siglo XVI y a quien se le debe el fin del terraplenado de la Cava Alta así como el ensanche de la Plaza de Puerta Cerrada.


   Hay blasones de prez en los cuarteles
del escudo;hay hidalgos,poetas, curas,
fabulosas Américas,meninas.

galeras que aprisionan los infieles,
horcas en los caminos,aventuras
y estocadas en todas las esquinas.
                                                            Tomás Borrás
                                                                         Castilla




...Lo que tampoco era inusual, por cierto, en aquel tiempo de superstición y beatería donde se socapaba tanto bellaco, y donde vivíamos los españoles poco avenidos, mal comidos y peor gobernados, entre el pesimismo colectivo y el desengaño; buscando unas veces en la religión el consuelo por sentirnos al borde del abismo, y otras el simple descarado beneficio terreno...(Pág. 45)

(...) Creo haber hablado antes a vuestras mercedes de la Inquisición . Lo cierto es que no fue aquí peor que en otros países de Europa; aunque holandeses, ingleses, franceses y luteranos, que eran entonces nuestros enemigos naturales, la incluyeran en esa infame Leyenda Negra con la que justificaron el saqueo del imperio español en la hora de su decadencia.(Pág. 108)
 







El garito hervía de gente que se jugaba las pestañas y hasta el alma. Entre el rumor de conversaciones y el ir y venir de tahúres, mirones y entretenidos en procura de barato, Juan Vicuña, antiguo sargento de caballos mutilado en Nieuport, cruzó la sala procurando que nadie le derramase el vino de Toro que llevaba en la jarra, y miró en torno, satisfecho (...) (Pág. 131)







...Sentíame el mozo más satisfecho del mundo. Incluso los versos que copiaba se me antojaban lo más hermoso jamás escrito:


Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta almamía
hora a su afán ansioso lisonjera...

Eran de don Francisco de Quevedo, y me habían parecido tan bellos cuando se los oí recitar como si tal cosa entre tiento y tiento...(Pág. 239)


 


DEL LICENCIADO SALVADOR CORTÉS
Y CAMPOAMOR
AL CAPITÁN ALATRISTE

Soneto

Cronistas y poetas, y hasta Homero
De ti, soldado, la memoria canten,
Porque tus enemigos aún se espanten
Al recordar el brillo de tu acero.

Bredá y Ostende, Mástrique y Amberes
Teatro son de tus heroicas gestas,
Donde hubiste las armas siempre prestas
Por cumplir con tu rey y tus deberes.

Luteranos, flamencos insurretos,
Turcos, leopardos de la Inglaterra
Probaron de tu brío los efetos.

Proclamen, pues, los cielos y la tierra
Los lances y los fechos circunspectos
De Alatriste, ¡el rayo de la guerra!

 




Autor: Arturo Pérez-Reverte
Título: Limpieza de sangre

Editado por Circulo de Lectores, S.A.
Nº de Páginas: 251



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario