viernes, 10 de octubre de 2014

La ruta de los foramontanos. Víctor de la Serna (1896 - 1958)


Rol en vivo
 

Nuevo viaje de España
La ruta de los foramontanos

 A los ingenieros de Montes, que rehacen la  
lozanía de la tierra española y le devuelven  
aquella juvenil gravidez que enamoró a Alfonso
 el Sabio. Porque lo hacen sin pedantería, en
silencio y generosamente, dedica este libro.
Víctor de la Serna


 
Rol en vivo 

Prólogo

(...) España está llena de profundidades no siempre advertidas por los viajeros, ni aún por los más perspicaces y detallistas. Existen países, maravillosos, que se conocen al pasar; y otros que sólo se comprenden descendiendo a sus simas profundas y misteriosas. Uno de esto últimos es España, que es lo que se ve, y, además, su misterio. Pero el misterio, que en si es como una negación de la realidad, se hace realidad cuando se acierta a penetrar en él, y se le ve desde dentro.
Y claro es que lo que resulta entonces no es estrictamente una realidad, sino una realidad inventada por nuestro entendimiento y, sobre todo, por nuestro corazón. Algunas gentes graves no dan beligerancia a esta visión, un tanto fantasmal, de las cosas, a través de su misterio. pero la verdad es que tiene la misma realidad que lo que únicamente ven los ojos. Esto, lo que ven los ojos, es sólo un fragmento de la realidad que no se completa sin el misterio. Si no bajamos a la sima, no sabemos lo que es España. Y así, por ejemplo, si lo pensamos bien, nos damos cuenta de que en el descubrimiento de la Mancha que hizo Don Quijote, porque La Mancha está toda inventada por él y para siempre, tienen tanta importancia como la venta y los caminos polvorientos y el horizonte infinito de la llanura al amanecer, toda aquella maravillosa fantasía que vio en el fondo de la Cueva de Montesinos. 
                                                                                 Gregorio Marañón


Rol en vivo


(...) Víctor de la Serna había propuesto la teoría  de que Mazcuerras, un modesto lugar del valle de Cabezón de la Sal en Cantabria , era la "Malacoria" que los Anales castellanos mencionaban como punto de partida de una gran emigración repobladora en el siglo IX desde los valles montañeses, y constituida por una masa de "foramontanos" que se dirigían a Castilla.(...) (Pág. 19)


Rol en vivo


(...) Puede bastarnos para aclarar quiénes eran los"foramontanos" que inspiraron los escritos de Víctor de la Serna, y en qué marco nacía el nombre que se les dio. Se trataba de la primera onda expansiva importante que salía de los montes de Cantabria. De los escondidos valles montañeses surgía un movimiento humano que iba a explayarse por la gran llanura al otro lado de la cordillera, y que iba así a vincular durante mil años a Cantabria con Castilla. Los difíciles puertos de montaña serán, durante diez siglos, los pasos de una comunicación ardua pero constante, y en la memoria histórica de los castellanos quedaría la huella de esa vinculación con el viejo refugio de quienes habían huido de la desguarnecida meseta en el siglo VIII, cuando la invasión musulmana...(Pág.25)


 Rol en vivo


III. La venta de Tajahierro

Si fueras nube, lector, o fueras gota de agua y te cernieras sobre el Pico de Tres Mares -que estoy viendo- y el aura dispuesta de ti y de tu destino según su capricho, podría ocurrirte una de tres cosas: o que fueras Nansa, o que fueras Ebro o que fueras Duero. Cuestión de suerte. Tú nada podías hacer; ni elegir tu muerte. Morirías según quisiera el viento: si caías en el cauce del río de Bejos, serías Nansa en Tina Mayor (...) (Pág.40)

  
 Rol en vivo

IV. La tercera cuna

Nacer Ebro es como nacer Homero. Es, por tanto, exponerse a que luego disputen por el lugar de nacimiento siete ciudades o tres fuentes. Porque el nacimiento del Ebro es disputado, si no con el encarecimiento con que disputan Gotarrendura y Ávila por el nacimiento de Santa Teresa, sí con su pequeña pasión...(Pág.45)


  Rol en vivo


Grandes chalanas cargadas de ladrillo cerámico, ese ladrillo de que están hachos los palacios condales de Tierra de Campos, avanzan tiradas perezosamente por un macho manchego. Los segadores de Campos también cantan: pero no canciones cargadas de tristeza, como los del Volga, sino alegres seguidillas y coplas de mocedad:

Quítate de esa ventana,
no me seas ventanera,
que el vino de buena cuba
no necesita bandera.


Rol en vivo


...Saldaña (donde esta el solar de mi amigo el marqués de la Valdavia) es una villa condal con trágicas historias a cuenta de la virtud de la hija de Alfonso el Casto (¡qué ironía!), doña Jimena, de quien -y el conde de Saldaña- nació Bernardo del Carpio, uno de los más importantes bastardos de nuestra historia, entre los muchos buenos. Allí vivió la animada reina doña Urraca de Castilla, harta de hacerle regates a su marido, a su hijo y al arzobispo Gelmírez, pero que debía ser guapa dama a juzgar por los estropicios causados y por una coplilla que es una joyita madrigalesca, probablemente de un rústico que "también" se enamoró de ella:

Adiós la mí reina,
infeliz se fue,
carita de cielo,
ojitos de miel.


     


Autor: Víctor de la Serna

Título: Nuevo viaje de España. La ruta de los foramontanos

Prólogo: Gregorio Marañón

Cubierta: Pozo del Amo. Río Saja. Cantabria

Fotografía: Gonzalo Saínz de la Maza

Maeva Ediciones, S.L.

Nº de Páginas: 249   
  



Diseñados y hechos ha mano por Rubén, para los juegos de rol en vivo.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario