viernes, 5 de septiembre de 2014

Un pueblecito (Riofrío de Ávila). Azorín (1873-1967)


Mercedes Gómez Pablos
Tejados, 2011


En el otoño

En el otoño se celebra en Madrid la feria de los libros. En el otoño... han pasado los días ardientes del verano. Ha quedado un cielo azul -un poco pálido- y un ambiente gratamente fresco. Los higos comienzan a amarillear. Se recogen las frutas que en las anchas cámaras campesinas, allá en los pueblos, allá en las llanuras y montañas, han de esperar el invierno colgadas en blandos techos de paja. ¿No hay en el aire una resonancia, una cristalinidad que no había en el verano?. A los viejos libros madrileños del otoño, se asocian los centenarios cipreses del jardín Botánico...(Pág.11)

 
Fiestas de Madrid: San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma.


 "Los libros no dan entendimiento"...(Pag.26)


Torres Business Área (CTBA)
Paseo de la Castellana. Madrid.


 La superstición hacia el libro ha aumentado. Confundimos la cultura con la inteligencia... (Pág. 26)

 
Puerta de San Vicente
Glorieta de San Vicente. Madrid

No, los libros, la erudición no dan inteligencia. Lo que importa es tener inteligencia."El rudo siempre es rudo"... Un labriego de estos con quienes convive en Riofrío nuestro autor, puede ser más inteligente que un doctor o un ministro o un autor de gruesos y eruditos libros; sin erudición ninguna, podrá ver las cosas de un modo más claro y preciso que otro que tenga mucha(...) (Pág.27)



La energía y la aspereza españolas pueden ser el matiz de una civilización intensa y original. Sobre un fondo común humano, poner el sello nuestro: ése es el ideal. (...) (Pág. 36)


 El Madroño
Calle Latoneros, 10. Madrid


No se comprenderá nunca que lo sencillo es lo artístico. No se comprenderá nunca que un estilo por sencillo no es desestimable. "La cualidad de simple en punto de estilo, no es término de desprecio, sino de arte"...(Pág. 44)


 


 Nuestra vida corre vertiginosamente en las grandes ciudades; nos pasan muchas cosas y por eso el tiempo es muy breve...(Pág. 53)



 Primavera

(Nuestra primavera).- Un almendro en flor, solo, en un barranco rojizo. Arriba, cielo azul. Tintineo de un rebaño lejano. Son de una fuente. Olor a romero y espliego. Sombras azules. Voz de una canción que se apaga con la tarde. Allá en lo alto de la montaña, de noche, la lucecita de una hoguera.)
 



 Lo que pone tristeza en nuestra vida es el sentir que este minuto grato, que ahora tan hondamente sentimos, al que queremos aferrarnos para que no pase, ha pasado ya, se ha deslizado, se aparta de nosotros, se distancia, se aleja, se pierde en el recuerdo, se esfuma y desvanece en lo pretérito (...) (Pág.150)



Autor: Azorín
Título: Un pueblecito Riofrío de Ávila

Colección Austral, Nº 611
Espasa - Calpe, S.A.
Nº de Páginas: 152








No hay comentarios:

Publicar un comentario