lunes, 8 de septiembre de 2014

Plaza Mayor. Manuel Alcántara (1928 - 2007)


Anita Kreituse
Nació el 29 de mayo de 1954 en Riga,Letonia


"Tened fe en la palabra, que es la cosa
vivida; sed hombres de palabra, hombres
de Dios, Suprema Cosa y Palabra Suma,
y que El nos reconozca a todos como 
suyos en España."
                              Unamuno


Abominad la boca que predice desgracias eternas,
abominad los ojos que sólo ven zodiacos funestos... 
                                                             Rubén Darío
                                                                                                                                       

Anita Kreituse


"Lengua sin manos, ¿cuemo osas fablar?"
                                                                                Poema de Mio Cid 



"De esta relación inferirás, como yo, lo 
primero, que esta península no ha gozado
de una paz que pueda llamarse tal en
cerca de dos mil años, y que, por consiguiente,
es maravilla que aún tengan 
hierbas los campos y aguas las fuentes."
                                                   Cadalso

 
Anita Kreituse


"Mirad ahora hacia España. ¿Que veis?
Veo, dijo Andremio que las mismas guerras
intestinas de agóra doscientos años
pasan del mismo modo, las rebeliones,
las desdichas de un cabo a otro."
                                                   Gracián


"Aunque el campo se ve florido
con la blanca y la roja flor..."
                                                        Cancionero Anónimo


Anita Kreituse


Sobre la mesa

Sobre la mesa está: madera limpia,
lento vino, pobreza soleada...

Sobre la mesa están los campanarios, 
el domingo en la aldea, los programas
de las fiestas del pueblo,
el tiempo que madura las naranjas...

Sobre la mesa están
los campos labrantios, las campanas
y los trigales cuando el viento,
el ruido de la patria.

Aceitunas y espacio, muerte y muerte,
España,
sobre la mesa estás,
desmantelada.

Retóricos azules,
piedras desmemoriadas,
gentes buscando
los atajos del agua...

En el sitio del pan,
en la hora de comer, aquí sentada
estás, madre de tierra, más morena,
más triste que las últimas semanas,
con tu pañuelo negro en la cabeza,
pensando en hijos, cátedra de lágrimas,
valiente como siempre y bien dispuesta,
a caso un poco más cansada.

Como un río de noche, 
como una niña ciega en la ventana,
sobre la mesa estás, viva y terrible,
sangre de toro y tapias encaladas.

Aceitunas y penas,
vidrios rotos del alba
y un mar en cada puerta
te guardan.

Zurcidora del tiempo
que se ha roto, artesana
de tu propio crepúsculo y tu adobe,
sobre la mesa estás, madre y España,
hija nuestra, pensando en otros días,
ocupada en las cosas de la casa.
                         
                                                               Manuel Alcántara



Anita Kreituse



Muchachas en la plaza

Un girasol nacido junto al barro,
un agua de repente,
bastan quizá para poner más blanco
el porvenir de siempre.

Mira que taconean porque olvides
-¡vieja es Castilla!-
cosas que ya no sirven,
insignes capiteles de la brisa.

Ocurre que la piedra está más piedra
y el viento igual de viento,
¿quién sabe si el milagro o la melena
le están ganando tiempo a vuestro tiempo?

                                                               Manuel Alcántara

 
Anita Kreituse


"Cada libro es una cerradura y el lector es la llave"

 


Autor: Manuel Alcántara
Título: Plaza Mayor

Editorial: Palabra y Tiempo
Colección de Poesía Nº VII
Nº de Páginas: 93




Nació en Málaga, en 1928, Manuel Alcántara se consagró como uno de los poetas más representativos de la poesía contemporánea española. Su voz enchida de las más nobles tradiciones literarias, es tal vez la que, transmite más directamente al lector el acento y la inquietud de su generación.
Lírico, apasionado, social, angustiado a veces, siempre esperanzado y transido de una humana religiosidad que no le abandonó en sus poemas más serenamente descriptivos. Manuel Alcántara acertó a imponerse en su tiempo de fecunda creación poética y, en forma especial supo llamar al corazón de una juventud casi siempre alejada del quehacer de los poetas.
En Plaza Mayor la mirada de este poeta se tiende sobre las tierras y los hombres de España para captar, con su verso sonoro y limpio, las más recónditas bellezas o los más acendrados dolores de nuestro país. L.L.A.
                                                                                                                                            


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario