sábado, 13 de septiembre de 2014

Mercado de la Cebada. Madrid


Mercado de la Cebada. Madrid


Cubierta del Mercado de la Cebada y la Iglesia de San Francisco el Grande.


Mercado de la Cebada
Plaza de la cebada, 15. Madrid. (Barrio de La Latina)
 


La Plaza de la Cebada formada en los principios del siglo XVI en tierras pertenecientes a la encomienda de Moratalaz, de la Orden de Calatrava, según se ve por escritura otorgada en 1536 por  Rodrigo de Coalla, del Consejo de Hacienda y del de Castilla (por quien aparece firmado el perdón que el emperador dio a los Comuneros) y por su mujer que compraron un quiñón de tierras en dicho sitio, es un descampado irregular, mas bien que una plaza pública, y desde su principio estuvo dedicada al comercio de granos, de tocino y de legumbres.

fue también famosa por celebrarse en ella las famosas Ferias de Madrid, y el paseo y bullicio consiguiente, de que aún hemos podido ser testigos en algunos años del presente, en que se han continuado en ella; pero adquirió esta plazuela una funesta celebridad, por haberse trasladado a la misma las ejecuciones de las sentencias de muerte en horca o garrote; a cuyo efecto se levantaba la víspera en el centro de ella el funesto patíbulo, ylas campanas de las próximas iglesias San Millán y Nuestra Señora de Gracia, eran las encargadas de transmitir su lúgubre clamor a toda la población de Madrid el instante supremo de los reos desdichados. Muchos grandes criminales espiaron en aquel sitio una serie de delitos comunes, y cuando, y cuando se inventó la nueva clasificación de delitos políticos, muchas victimas del encono de los partidos o de la venganza del poder, regaron con su sangre aquél funesto recinto; 1822, 1823 y 1830 son fechas muy marcadas en esta plaza.




Los nombres de Goifieu, Riego, Iglesias y Miyar dicen bastante en acusación de la intolerancia y animosidad de los políticos de los partidos.
                            D. Ramón de Mesonero Romanos
                                                    El antiguo Madrid 

 
Una de las entradas del Mercado de La Cebada.


El nombre de Plaza de la Cebada se debe a que aquí se separaba la cebada dstinada a los caballos del rey de la de los regimientos de caballería. El grano lo traían a vender a esta plaza los labradores de las cercanías de Madrid.

La Plaza de la Cabada fue en el siglo XVIII el lugar donde se instalaban las Ferias de Madrid y en el XIX donde se celebraban las ejecuciones (trasladadas desde la Plaza Mayor). Aquí fue ahorcado el 7 de noviembre de 1824 el general Riego, de quien se dice que dio todo un espectáculo de abatimiento ante la horca. Años más tarde, el 6 de noviembre de 1837, fue ajusticiado, a garrote vil, el bandolero legendario Luis Candelas, quien sí se supo enfrentar a la muerte con serenidad y dignidad.. (Hay autores que señalan que el lugar de la ejecución del bandolero fue a la salida de la Puerta de Toledo y otros en el llamado Campo de Guardias). La calle de la Cebada recibe igual denominación por quedar detrás de la plaza.
   Los nombres de las calles de Madrid
                Mª Isabel Gea Ortigas 
 

La obra de este mercado fue adjudicada al arquitecto Mariano Calvo Pereira en 1868. Posteriormente se renovó en 1962.


 





En la ubicación del mercado había desde el siglo XVI un conjunto de puestos al aire libre, en lo que es hoy la plaza. En esa época la Puerta de Toledo era una de las Puertas de entrada a la ciudad y pos ella llegaban los productos de provincias.


 



 

 Mural del artista madrileño Carlos Rincón, 1962.












A finales del siglo XVIII el aumento de habitantes en Madrid hizo que se pensara  en crear un mercado capaz de abastecer a la ciudad de Madrid.


 





 Se adjudicó la obra a la empresa  de Mariano la Ripa, esta empresa tuvo también la adjudicación del mercado de los Mostenses.







En el año 1868 el arquitecto Mariano Calvo y Pereira diseñó los dos edificios. Ambos poseían como característica común el empleo de hierro en sus estructuras.

 









 Las obras comenzaron en el año 1870 y se inauguró el 11 de junio de 1875 por el Rey Alfonso XII.




       La Comunidad de Madrid no debe seguir dejando morir este magnifico mercado.





 

 El mercado llegó a ser a comienzos del siglo XX uno de los más importantes de Madrid. Durante la Guerra Civil Española un consejo obrero se encargó de su administración.


Manuel de la Cruz Vázquez
La feria de Madrid en la Plaza de la Cebada
Museo Nacional del Prado


 

El entorno del mercado ideal para tomar el aperitivo

 
 






 



 








Un mercado pendiente de remodelación.
 

Mercado de la cebada pendiente de remodelación.










Y acompañando el café unas flores que hemos comprado en "La Rinconada", una panadería y pastelería situada en la Glorieta de Embajadores, 6. Madrid. ¡Riquisimas! 1 eur la unidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario