miércoles, 3 de septiembre de 2014

La balada del mar salado. Hugo Pratt (1927 - 1995)



Corto Maltés
La balada del mar salado
                                    (Hugo Pratt)

 
 
 
Después de una furiosa tormenta que ha supuesto una verdadera prueba para quienes navegan por aquellas aguas del Pacífico, el malvado capitán Rasputín y la embarcación fijiana en la que viaja, tras salir airosos del envite del mar, ha retomado su rumbo.

 


Pero las aguas van a depararles nuevas sorpresas. Mientras el capitán lee tranquilamente su libro favorito, la tripulación divisa a un naufrago a la deriva que resulta ser Corto Maltés, el mítico corsario apuesto y de sentimientos nobles abandonado a su suerte tras producirse un motín en su barco.





La navegación del catamarán proseguía tranquila. La embarcación estaba preparada para afrontar posibles incrementos del viento, y las Islas Salomón, no muy distantes, les garantizarían una gran cantidad de refugios y puertos seguros. En el mar sólo se veían, a la deriva, los mudos testigos de las horas infernales que acababan de pasar, ramas y troncos de palmeras arrancadas de quién sabe qué islas, timones y tablazones de veleros que jamás volverían a navegar. (...) (Pág.21)


 

El cielo y el mar se habían teñido de un increíble tono amarillo anaranjado y el barco avanzaba dejando atrás una columna de humo, una estela de agua agitada y dorada y el canto de los marineros maoríes.
Ante las portezuelas abiertas de las calderas hacía mucho calor y el fragor era insoportable, pero los maoríes cantaban...(Pág. 41)




El queche había empezado a alejarse con su chapoteo y Tarao desató las amarras de la piragua que lo llevaría de vuelta a Escondida. Pero se quedó con el cabo en la mano antes de lanzárselo a Corto y lo miró.
-Corto Maltés, ¿puedo pedirle algo? -le preguntó de sopetón.
-Lo que quieras, Tarao
-Me gustaría embarcarme con usted y ...

 






  
Autor: Hugo Pratt


Título: La balada del mar salado


Traducción: Celia Filipetto


Ilustración: Acuarela de Hugo Pratt


Muchnik Editores S.A. (cedida a)


Círculo de Lectores, S.A.


Nº de Pág. 271








Corto Maltés nació en La Valetta (Malta) el 10 de julio de 1887. Su madre era una gitana conocida como Niña de Gibraltar, sevillana de nacimiento, y su padre un marinero de Cornualles (Inglaterra). Debido a ello, Corto es súbdito británico, con residencia oficial en La Antigua (Barbados).

Corto pasó su infancia en Córdoba, donde fue iniciado en el estudio de la Cábala y el Talmud por un rabino llamado Ezra Toledano. Un día, una gitana amiga de su madre quiso leerle la mano y descubrió que no tenía línea de la fortuna. Corto, entonces, se grabó una a su gusto con la navaja de su padre, aunque no le gusta que nadie la vea.







No hay comentarios:

Publicar un comentario