lunes, 8 de septiembre de 2014

El grabado japonés. Rose Marie Hempel (1920 - 2009)



Decir grabado japonés es decir grabado en madera. Y decir grabado japonés en madera -xilografía-, es tanto como aludir a un género exclusivo, personalísimo, único, en el que los artistas japoneses dieron la medida de un genio extraordinario y de un valor inimitable.

La obras maestras de los grandes xilógrafos japoneses de los siglos XVII al XIX, no son sólo obras de arte, admirables por su técnica, por su forma, por su color o su comosición. Son también, y por encima de todo, escenas vivas en las que se refleja todo cuanto alienta y palpita en las costumbres populares de su tiempo: las calles y los mercados, fiestas y celebraciones, el paisaje de sus ciudades, el teatro y sus actores, las cortesanas y las geishas como ideal de la belleza femenina; todo ello, no le da un modo estático ni convencional, , sino expresado con sus rasgos y actitudes más significativos, más llenos de  vida.

El artista japonés lleva en este sentido una gran ventaja sobre la pintura occidental. Los problemas de la luz, del color y del movimiento -el gran hallazgo de los impresionistas- lo habían resuelto a su manera los xilógrafos japoneses siglos antes, y sus obras descubiertas luego por Monet, Degas, Gauguin y Toulouse-Lautrec, entre otros, dejaron una huella muy profunda en aquellos artistas que buscaban febrilmente nuevas formas de expresión.



Nippon Mokuhan, rezan los cuatro signos caligráficos que aparecen junto al título de esta obra. Están colocados de izquierda a derecha y significan "grabado japonés en madera". Pero la lengua vulgar utiliza un solo vocablo para designar el grabado en madera, Hanga, es decir "dibujo impreso", ya en la milenaria tradición artística del Japón los otros medios de impresión no desempeñaron papel alguno.

 
 Utagawa Toyokuni,(1769-1825)
La pareja de amantes Oshun y Dembei. (Pág.177)



Utagawa Toyokuni, (1769-1825)
La escena Taimen del drama Soga.(Pág. 181)



Tapa dura


Sobrecubierta: Tôshûsai Sharaku (trabajó de 1794-1795)

Autora: Rose Hempel

Título: El grabado japonés

Traducción del alemán: María Rosa Sanfeliu

Ediciones Daimon - Manuel tamayo

Nº de Páginas: 255



 
"Desafortunadamente, el equilibrio de la naturaleza estipula que la superabundancia de sueños se paga con el aumento de las pesadillas".
                                                      Peter Alexander Ustinov









No hay comentarios:

Publicar un comentario