miércoles, 10 de septiembre de 2014

Antología Poética. Alfonsina Storni (1892-1938)



Alfonsina Storni, la poetisa, novelista y dramaturga Argentina nació en 1892 y murió en 1938; pasó sus primeros años en San Juan y después se instaló en Santa Fe, en un pueblo  de esa provincia Coronda, se tituló de maestra rural.

En 1916, ya en Buenos Aires, publica su primer libro de versos: La inquietud del rosal. desde entonces colaborará asiduamente en periódicos y revistas americanas, y dio a la imprenta varios volúmenes de poesías y algunas novelas breves y cuentos.

Entre los años 1926 y 1934 escribe algunas obras de teatro que fueron representadas en Buenos Aires. También con el seudónimo de "Tao-Lao", hizo algunos artículos de crítica en La Nación de Buenos Aires. Obtuvo en 1920 el Premio Municipal de Poesía y el Segundo Premio Nacional de Poesía.

 



Siesta

Ando por las selvas verdes, rumorosas,
Descalzas las plantas, los brazos desnudos.
Mis dedos pequeños son sobre felpudos
Colchones de musgo, botones de rosas.

El sol a mis pasos se alegra y aviva,
Serpientes lacustres refrescan la tierra,
Y por sus verdores me hundo como esquiva
Ninfa a quien la sombra de un sátiro aterra.
                                                                      Alfonsina Storni 




Capricho

Escrútame los ojos, sorpréndeme la boca,
Sujeta entre tus manos esta cabeza loca;
Dame a beber veneno, el malvado veneno
Que te moja los labios a pesar de ser bueno.

Pero no me preguntes, no me preguntes nada
De por qué lloré tanto en la noche pasada;
Las mujeres lloramos sin saber, porque sí:
Es esto de los llantos pasaje baladí.

Bien se ve que tenemos adentro un mar oculto,
Un mar un poco torpe, ligeramente estulto,
Que se asoma a los ojos con bastante frecuencia
Y hasta lo manejamos con una dúctil ciencia...
No preguntes, amado, lo debes sospechar;
En la noche pasada no estaba quieto el mar,
Nada más. Tempestades que las trae y las lleva
Un viento que nos marca cada vez costa nueva.
Sí, vanas mariposas sobre jardín de Enero,
Nuestro interior es todo sin equilibrio y huero.
Luz de cristalería, fruto de carnaval.
Decorado en escamas de serpientes del mal.
Así somos, ¿no es cierto? Ya lo dijo el poeta:
Movilidad absurda de inconsciente coqueta...
Deseamos y gustamos la miel de cada copa
Y el cerebro tenemos de pajillas y estopa.
Bien; no, no me preguntes. Torpeza de mujer,
Capricho, amado mío, capricho debe ser.
Oh, déjame que ría...¿No ves qué tarde hermosa?
Espínate las manos y córtame esa rosa.
                                                                      Alfonsina Storni


 


 
Aspecto

Vivo dentro de cuatro paredes matemáticas
Alineadas a metro. Me rodean apáticas
Almillas que no saben ni un ápice siquiera
De esta fiebre azulada que nutre mi quimera.

Gasto una piel postiza que la listo de gris.
(Cuervo que bajo el ala guarda una flor de lis
Me causa cierta risa mi pico fiero y torvo,
Que yo misma me creo para farsa y estorbo).
                                                                                          Alfonsina Storni




  


Autora: Alfonsina Storni
Título: Antología Poética
Colección Austral, Nº 142
Editorial: Espasa-Calpe, S.A.
Nº de Páginas: 142

 


 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario