lunes, 8 de septiembre de 2014

A vueltas con España. Camilo J. Cela (1916-2002)


La gran familia, 1962
Amparo Soler Leal y José Isbert


C.J.C.
En su retablo ibérico

La primera vez que vi corporalmente a Camilo  José Cela debió de se en una escapada clandestina a Madrid en 1944. Acababa de salir la 2ª Edición del Pascual Duarte, de la que aún conservo dedicado un ejemplar. Entonces era flaco, huesudo, alto y su curva frontal salía tanto que le hacía sombríos los ojos. Hablaba ya con voz grave y frase rítmica, rota por los vocablos desenfadados que sólo son secretos para los diccionarios.(...) (Pág.7) Dionisio Ridruejo
                                                                     
 
Viridiana, 1961
Paco Rabal y Silvia Pinal


 ¡Qué difícil es 
cuando todo baja
no bajar también!
                                 A. Machado


Hay un camino a la derecha, 1953
Paco Rabal y Julia Martínez


Señores guardias civiles;
aquí paso lo de siempre.
Han muerto cuatro romanos
y cinco cartagineses.
                                        F. García Lorca




Autor: Camilo José Cela Título: A vueltas con España

Prólogo: Dionisio Ridruejo Seminarios y Ediciones, S.A. Nº de Páginas: 335





España, la variopinta y cruda, la áspera y entrañable, ha sido siempre, con sus disonancias acres y sus encubiertos acordes, el centro candente de las inquietudes de Cela y el venero casi único de su materia narrativa. Por eso España -sus gentes, sus escritores, sus tierras-  es también el centro y la médula de estos ensayos, de estas tomas de posición y estas meditaciones, a veces confidenciales, que Cela ha tenido que escribir para dar razón de sí mismo, de su mundo y de su obra: un mundo que desborda ampliamente, los angostos límites del pintoresquismo esteticista o del regodeo en lo terrible; una obra que encierra, mucha denuncia, aunque no la remache con ociosas moralejas. Dicho de otro modo, este libro viene a ser , algo así como el marco o la clave indispensable para conocer la raíz y el propósito del gran retablo ibérico labrado por Cela.





  

No hay comentarios:

Publicar un comentario