jueves, 28 de agosto de 2014

Le Corbusier (1887 - 1965) CaixaForum Madrid




Un Atlas de Paisajes Modernos



Charles Édouard Jeanneret-Gris, (Le Corbusier) nació en la pequeña ciudad industrial de La Chaux-de-Fonds, en el macizo suizo del Jura, en la Suiza francófona en 1887. Su padre Georges Édouard Jeanneret-Gris, grabador de relojes y gran aficionado al esquí. Su madre Marie Charlotte Amélie Perret, músico y compositora.

La ciudad era el centro mundial de la producción relojera y la idea de sus padres era que se dedicara a grabar cajas de relojes. El joven aprendió a dibujar y exploró los paisajes del macizo del Jura antes de concentrarse en la arquitectura. A los veinte años construyó su primera casa, la Villa Fallet, en las colinas que dominaban el centro de la población.


Le Corbusier con sus padres y su hermano Albert

Durante los cinco años siguientes sus horizontes se ampliaron hasta los confines de Europa, animado siempre por el diálogo entre tradición y modernidad. En 1907 hizo un viaje de formación a Italia antes de dirigirse a Viena. En 1911 hizo un "viaje a Oriente", por los Balcanes y Estambul hasta Grecia. A su regreso dio clases de arquitectura y de interiorismo y levantó varias casas, inspirándose  en los paisajes y en las prácticas modernas que había observado en Viena, París y Berlín.

 

Le Corbusier, dibujó durante sus primeros viajes en Estambul y Atenas:Hagia Sophia y la Acropólis como afloramientos fantasmales en las colinas-pedestal como, el Partenón una falange de pilares imponentes que marchan hacia el mar. Esto se convirtió en su modelo: pura forma elevada y situado por encima de un paisaje claro. Cuando se encontró con un viejo mapa de Roma, esbozó algunos de los monumentos principales de esa ciudad extraídos del cuerpo a cuerpo de calles antiguas, la ciudad vuelve a como si fuera una pizarra limpia.


Le Corbusier. Perspectiva del plan para la urbanización de Estocolmo, 1933



Le Corbusier, plan urbano de Río de Janeiro, 1929


En 1917 Jeanneret se estableció definitivamente en París, donde conoció al artista Amédée Ozenfant (1886 - 1961), que lo animó a pintar y con el que, en 1918, publicó Después del cubismo, manifiesto fundacional del purismo que rechazaba las complejas abstracciones del cubismo en favor del estudio de las formas geométricas puras de los objetos cotidianos.

En 1920 los dos amigos, junto con el poeta Paul Dermée (1886-1951) fundaron la revista de arte y cultura de la vanguardia L'Esprit nouveau (El espíritu nuevo). Jeanneret adoptó el seudónimo Le Corbusier para firmar sus provocadores artículos, en los que se yuxtaponían sus dibujos de paisajes y monumentos con fotografías de máquinas modernas y estructuras de ingeniería, así como estudios de sistemas de proporciones subyacentes.






Le Corbusier. "Plan Voisin", París 1925



Le Corbusier y sus colaboradores en el Atelier de Rue de Sévres, 35. París


Siguió pintando y creando paisajes de objetos en un lienzo. En 1922 fundó un estudio de arquitectura con su primo Pierre Jeannneret (1896-1967) y a lo largo de esa década desarrolló proyectos teóricos y construyó casa de campo para la élite parisina, experimentando con nuevos efectos arquitectónicos y con las relaciones entre interior y exterior que permitía establecer el hormigón armado.


Le Corbusier. Notre Dame du Hant en Rouchamp, Francia (1950-55)



Le Corbusier. Villa Le Lac, Suiza (1922-24)


 
Le Corbusier. Villa Savoye, Poissy 1928-1931


La repercusión internacional de los libros de Le Corbusier le proporcionó invitaciones a viajes y, en consecuencia encuentros con nuevos paisajes. El arquitecto soñaba con trabajar a gran escala e intervenir en el urbanismo, por lo que en 1932 sufrió una gran decepción al ser derrotado en el concurso del Palacio de los Sóviets, en Moscú, y trasladó sus esperanzas de encargos a la Italia fascista, aunque sin éxito.


Le Corbusier


Exposición Le Corbusier, CaixaForum Madrid


En 1929 ideó proyectos para Río de Janeiro, Sáo Paulo y Montevideo, inspirándose en las impresiones obtenidas al sobrevolar esas ciudades, pero ni siquiera la entusiasta bienvenida que le ofrecieron las élites locales pudo lograr que se llevaran a cabo. Del mismo modo, defendió incansablemente, aunque en vano, la realización de sus iconoclastas planes para la transformación de Argel.

 

  Fundación Le Corbusier


Pronunciar conferencias era uno de los principales métodos que tenía Le Corbusier para convencer al público de la validez de sus planteamientos, algo palpable en su técnica de dibujar en largos rollos de papel mientras hablaba en público, tal como hizo en América del Norte y del Sur.


Exposición CaixaForum


Tras la Segunda Guerra Mundial, Le Corbusier tuvo por fin la oportunidad de concebir una ciudad entera cuando le propusieron la construcción de Chandigarh, la nueva capital del estado del Panyab, en el norte de la India. Fue una de las obras más monumentales de la nueva poética del hormigón visto y una oportunidad de trabajar en un amplio territorio, poniendo en práctica esquemas visuales que había descubierto durante sus estudios en la antigua Roma, tres décadas antes. Durante sus dos viajes anuales entre Europa y la India contempló "a vista de avión" los distintos paisajes y dejó constancia de ello en sus cuadernos de dibujo.

 
Le Corbusier, Museum of Modern Art (MoMa). Nueva York


También siguió escribiendo y publicó numerosos libros. En 1947 presentó el Modulor, su sistema de proporciones armónicas y, en nombre de la "síntesis de las artes" (que aunaba arquitectura, pintura y escultura, se esforzó por ser la figura central de una arquitectura moderna que por entonces gozaba de una aceptación prácticamente universal.


Le Corbusier, Maison Blanche, Suiza.
 
La sabiduría convencional y en algunos casos la lógica básica, que Le Cobusier, el esteta cartesiano, fabricante de "máquinas para vivir", celebrante de automóviles, biplanos y lo que él llama el "White World", fue, de hecho, un arquitecto  "profundamente enraizado en la naturaleza y el paisaje, como el panel de texto de la exposición anuncia.                                                                                               
                                                                                                     
Le Corbusier fue uno de los artistas más influyentes y polémicos del siglo XX. Arquitecto, urbanista, pintor, diseñador de mobiliario, escritor, editor y fotógrafo y cineasta aficionado, asombraba gracias a la fuerza y la libertad poco convencional de sus ideas.

Se hizo famoso por su interpretación poética y a menudo provocadora de las tecnologías y los valores de la nueva era de las máquinas, trabajó en unos 400 proyectos arquitectónicos y construyó 75 edificios en una docena de países. 
 






 CaixaForum Madrid
Paseo del Prado, 36


Le Corbusier. Exposición Museum of Modern Art (MoMa) Nueva York


Exposición organizada por el Museum of Modern Art (MoMa) de Nueva York
con la colaboración de la Fondation Le Corbusier de París y la Obra Social "La Caixa"  




No hay comentarios:

Publicar un comentario