viernes, 1 de agosto de 2014

Rafael Alberti (1902 - 1999) Antología poética.




¡A volar!

Leñador,
no tales el pino,
que un hogar
hay dormido
en su copa.
-Señora abubilla,
señor gorrión,
hermana mía calandria,
sobrina del ruiseñor.
Ave sin cola,
martín-pescador,
parado y triste alcaraván:
¡a volar,
pajaritos,
al mar!   
                        R. Alberti


 



Elegía

Infancia mía en el jardín:
las cochinillas de humedad,
las mariquitas de San Antón,
también vagaba la lombriz
y patinaba el caracol.
Infancia mía en el jardín:
¡reina de la jardinería!
El garbanzo asoma su nariz
y el alpiste en la jaula se moría.
Infancia mía en el jardín:
la planta de los suspiros
el aire la deshacía.
                                                  R. Alberti



Madrid

  Por amiga, por amiga.
Sólo por amiga.
Por amante, por querida.
Sólo por querida.
Por esposa, no.
Sólo por amiga.
                                               Rafael Alberti   

 


Telegrama

Nueva York.
Un triángulo escaleno
asesina a un cobrador.
El cobrador, de hojalata.
Y el triángulo, de prisa,
otra vez a su pizarra.
Nick Carter no entiende nada.
Oh!                
Nueva York
                                        R. A.

 


Abril, 1938

¿Otra vez tú, si esta venida
más que imposible me parece,
puesto que sube y reverdece
en tan tremenda sacudida?
¿Otra vez tú, tan sin medida
tú corazón, que estalla y crece,
mientras la tierra lo enriquece
de vida muerta y nueva vida?
¿Otra vez tú poniendo flores
sobre la tumba improvisada,
sobre el terrón de la trinchera
y esa apariencia de colores
en esta patria desangrada?
¿Otra vez tú primavera?

                                                 R.A.

Entrada en Madrid

Aureolado del aire
y del salitre del mar,
 vuelvo a los litorales.
Mirad también a mi amante,
que aureolada de espuma
y del salitre del aire
vuelve a los litorales.
                                                          R.A.


Plaza Mayor, Madrid

      
Capital de la Gloria
(Madrid, 1936-1938)

Madrid - Otoño

II


¿Palacios, bibliotecas! Estos libros tirados
que la yerba arrasada recibe y no comprende,
estos descoloridos sofás desvencijados,
que ya tan sólo el frío los usa y los defiende;
estos inesperados
retratos familiares
en donde los varones de la casa, vestidos
los más innecesarios jaeces militares,
nos contemplan, partidos,
sucios, pisoteados,
con ese inexpresable gesto fijo y oscuro
del que al nacer ya lleva contra su espalda el muro
de los ejecutados, (...)
                                                                     R.A.




Autor: Rafael Alberti
Título: Antología Poética (1924 - 1952)

Editorial Losada S.A. Nº Páginas: 275





No hay comentarios:

Publicar un comentario