miércoles, 2 de julio de 2014

Romeo y Julieta. William Shakespeare (1564 - 1616)





Romeo: ¿Seguiré oyendo más, o hablaré ahora?
Julieta: Sólo tu nombre es enemigo mío: tu eres tú mismo, aunque no seas Montesco. ¿Qué es eso de Montesco? No es mano, ni pie, ni brazo, ni cara, ni ninguna otra parte que forme parte de hombre.¡Ah, sé algún otro nombre! ¿Qué hay en un nombre? Lo que llamamos rosa, olería tan dulcemente con cualquier otro nombre: igual Romeo, aunque no se llamase Romeo, conservaría la amada perfección que tiene sin ese título. Romeo, quítate el nombre, y a cambio de tu nombre, que no es parte de ti, tomame entera.
Romeo: Te amo por tu palabra: llámame sólo amor, y me bautizaré de nuevo; desde ahora, jamás seré Romeo.
Julieta: ¿Quién eres tú que, escondido en noche, tropiezas en mi secreto?
Romeo: De nombre, no sé cómo decirte quién soy: mi nombre, amada santa, es odioso para mí mismo, porque es enemigo tuyo: si lo tuviera escrito, desgarraría la palabra. (...) (pág.56-57)



Autor:William Shakespeare

Título original: The Tragedy of Romeo and Juliet

  

 Traducción y notas: José María Valverde

Editorial Planeta S.A.

Cesión a Circulo de Lectores, S.A.

Nº Páginas: 169

 





Calamidad de los tiempos cuando los locos guían a los ciegos.
                                                                       El rey Lear. William Shakespeare
                          

Terry Pratchett. El quinto elefante.




Dicen que el mundo es plano y se apoya en los lomos de
cuatro elefantes que a su vez están de pie sobre el caparazón
de una tortuga gigante. Dicen que hubo un quinto elefante, y
lo que ocurrió con él ha pasado a formar parte de la leyenda.
Dicen que en cualquier leyenda siempre hay
una pizca de verdad...






No hay comentarios:

Publicar un comentario