sábado, 28 de junio de 2014

Historias de Belkin. Alexander Pushkin (1799 - 1837)




Pushkin fue el primer escritor que convirtió en arte la belleza del alma rusa, una belleza que había permanecido oculta hasta entonces y que el se encargo de encontrar entre las gentes de nuestro país. (F.M. Dostoievski)

                                                                                                                      


Aquellos de nosotros que verdaderamente conocemos a Pushkin lo leemos con entusiasmo sincero, y nos alegramos de descubrir que los frutos de su arte hablan a nuestro corazón tanto hoy como cuando fueron escritos. (Vladimir Nabokov)
                                                                                                                          



Alexander Sergéievich Pushkin nació en 1799. Hijo de una familia perteneciente a la nobleza, por parte de madre descendía de Hanibal, un abisinio que Pedro I había comprado en un harén turco. Pushkin demostró los primeros signos de un prodigioso talento literario durante su época como estudiante del Liceo Imperial cercano a San Petersburgo. Su primer poema narrativo, Ruslan y Liudmila, apareció en 1817. Pushkin ganó gran fama como poeta, en especial por su novela en verso Yevgeni Onegin (1823-31), a pesar de una vida caracterizada por el escándalo en la que no faltaron duelos, amoríos, afición a los juegos de azar e incluso un matrimonio poco recomendable.
Hacia el final de su vida (murió en un duelo en 1837) Pushkin se dedicó cada vez con más frecuencia a la prosa, y produjo relatos, narrativas de viaje, ensayos históricos y una novela corta. Las Historias de Belkin (1830) se encuentran entre sus cuentos más divertidos e ingeniosos, y anuncian muchos de los caminos hacia los que evolucionaría la literatura del siglo XX.





Madame Prostakova: Lo cierto es, viejo
amigo, que desde su juventud ha
  sido un consumado cazador de   
    historias.                                      
                                          
Skotinin: Entonces se parece a mí.
Fonvizin, El Adolescente 
        

El epígrafe que inaugura el ciclo completo proviene de la obra de Denis Fonvizin El adolescente (1782): "on esche syzmala k istoriyam ajotnik", ("desde su juventud ha sido un consumado cazador de historias"). Pushkin juega con el doble sentido de la palabra istoria, que en ruso, como en otros idiomas europeos, indica de igual forma la disciplina académica ("historia") y el acto narrativo ("contar historias").(...) (Pág. 13) P.R.Bullock


  
Nikolai Kornilievich Bodarevsky (1850 - 1921)


Pushkin escribió los relatos durante el otoño de 1830 en una de las propiedades de su familia en Bóldino, donde había sido confinado tras un brote de cólera. Un año más tarde se publicarían como un ciclo completo con la adición de un prefacio supuestamente escrito por un editor que deseaba ocultar su identidad bajo las iniciales "A.P.". La estratagema resultaba obvia, y los lectores no tardaron en descubrir la verdadera identidad del autor; cuando los Póvesti Belkina fueron reimpresos en 1834, el nombre de Pushkin aparecía sobre la cubierta.
El ciclo pretende ser un conjunto de cinco historias individuales y no relacionadas entre sí, anotadas por el difunto Iván Petróvich Belkin, las cuales fueron narradas originalmente por cuatro individuos distintos. (...) (Pág.8)


De acuerdo con el manuscrito las historias individuales que componen el ciclo de las Historias de Belkin fueron escritas en los siguientes días de 1830:

"El dueño de la funeraria" - 9 de septiembre
"La parada de postas" - 14 de septiembre
"La dama campesina" - 20 de septiembre
(a las nueve de la noche, por cierto)
"El disparo" - 14 de octubre
"La tormenta de nieve" - 20 de octubre (Pág.13)



Autor:Alexander Sergéievich Pushkin
Título: Póvesti pokóinogo Ivana Petróvicha Bélkina
Prólogo: Philip Ross Bullock



Edición: Editorial Nevsky Prospects
Colección: Rusia Gótica
Nº Páginas:  149



Alexander Pushkin, un magnifico escritor de cuya pluma salen joyas como esta, no pude parar de leer hasta terminarlo. ¡Que sentido del humor!





No hay comentarios:

Publicar un comentario