viernes, 23 de mayo de 2014

Hacha Negra. Mouse Guard.





Hacha Negra   

 


En 1115, mucho antes de los acontecimientos del invierno de 1115, el guardián Celanawe se embarcó en busca del Hacha Negra. Una peligrosa aventura que lo llevó, acompañado de su única pariente y de un joven y aguerrido marinero, a atravesar el mar del Norte, conocer al Rey de los hurones y enfrentarse a bestias mucho más grandes que ratones.
Ha llegado la hora de contar el origen  de Hacha Negra.







Los territorios
 de los ratones 

En estos territorios reclamamos
nuestra independencia frente al
    mundo salvaje que nos rodea.  
  Nuestra autonomía, ideales y   
orgullo viven aquí y mediante   
nuestro coraje sobreviven.       
 


Primavera de 1153:
Quedan seis días para que la noche y el día sean iguales. 



 En secreto, Hacha Negra ejerció su dominio sobre el territorio y, así las bestias peludas que caminaban a cuatro patas y gruñían estrepitosamente vivieron con temor. Los que tenían plumas y escamas también se estremecían ante el ratón desconocido y su hoja afilada.
Su arma era poderosa y su deber legítimo.
 



A la espalda de las bestias aladas y de gigantes peludos, avanza el Hacha Negra

Ni siquiera notaron su presencia. Sus movimientos eran sigilosos y calmada su alma

El terreno era extenso y amplio y él era capaz de rodearlo entero desde que la Luna salía hasta su puesta



La hoja del Hacha era contundente, pero no tan afilada como la lengua y la mente del que la blandía, pues poseía la astucia de Reinhard, el primero de los Vulpes.

Rara fue la época en la que no hizo falta derramar la sangre a favor de la prosperidad de los ratones, pero cuando lo fue, las palabras de Hacha Negra, que entraron como veneno en las venas de su presa, fueron la causa.

 




Guión y dibujos: David Petersen

Título: Mouse Guard: Black Axe

Norma Editorial





David Petersen
4 de julio de 1977, Michigan

 
Comic para celebra el Día del Libro, 8 pag.





 
 


  
 







30 Aniversario de las Tortugas Ninja, 48 pag.














No hay comentarios:

Publicar un comentario