martes, 29 de abril de 2014

Peter Pan y Wendy. J.M.Barrie (1860 - 1937)



La historia del niño que no quiso crecer

Capítulo  Primero

Todos los niños del mundo, menos uno, crecen. Y no sólo crecen, sino que enseguida saben que han de crecer. Nuestra Wendy lo supo del modo siguiente:
Cierto día, cuando sólo contaba dos años, estaba jugando en un jardín; arrancó una flor y corrió a llevársela a su madre (...)





   
Capítulo II

La sombra

(...) Es un castigo que les fue impuesto por alguna culpa que cometieron hace ya mucho tiempo, tanto tiempo, que ninguna estrella sabe lo que fue.. Así las más viejas han llegado a ser vidriosas y rara vez hablan (el centelleo es el lenguaje de las estrellas), pero las más jóvenes todavía desean saber. No son precisamente amigas de Peter Pan, quien de modo travieso gusta de subir a hurtadillas por detrás de ellas para tratar de apagarlas, pero le gustan tanto las bromas, que aquella noche estaban de su parte y ansiaban que las personas mayores se quitarán de en medio. Así, en cuanto la puerta del número 27 se cerró detrás del señor y la señora (...)







 
Capítulo V

La isla se convierte en realidad

Al oír que Peter Pan se había puesto en camino para volver a ella, la isla de Nunca-Jamás despertó de nuevo a la vida.
En ausencia de Peter, todo permanece más silencioso en la isla; las hadas duermen...




Sir James Matthew Barrie nació en Escocia en 1860 y murió en 1937. Es una de las primeras figuras de la literatura inglesa contemporánea.
Su fama la debe especialmente a sus obras teatrales, siendo la más popular la comedia infantil Peter Pan (1904), con cuyo argumento compuso después el célebre libro para niños Peter Pan y Wendy (1911).
Fue profesor de las universidades inglesas de San Andrés y Edimburgo, llegando a ocupar la presidencia de las mismas.
Su amor a los niños, tan patente en su cuento inmortal, motivó el que hiciera cesión de sus derechos de autor del Peter Pan a favor de un hospital de niños de Londres.



Autor: J.M.Barrie
Ilustraciones: Mabel Lucie Attwell

Traducción: María Luz Morales
Editorial: Juventud

Nº Páginas: 189








 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario